Porlamar
18 de octubre de 2018





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






Proceso de paz para Siria se anuncia largo
Ministro de Asuntos Exteriores de Siria, Walid Muallem, arremetió contra la Coalición Nacional Siria, a cuyos dirigentes acusó de hospedarse en hoteles de cinco estrellas.
EFE

Foto: EFE

El ministro de Asuntos Exteriores de Siria, Walid Muallem (i), conversa con Mojtar Lamani (d), el jefe de la oficina de los enviados especiales de la ONU para Siria. / Foto: EFE

23 Ene, 2014 | Montreux.- Las negociaciones de paz para Siria se iniciaron este miércoles con un masivo apoyo internacional, pero con señales que anticipan que llevará mucho tiempo aproximar los objetivos del gobierno y de la oposición, que hoy se acusaron mutuamente de ser los responsables de la catástrofe del país árabe.

El líder opositor Ahmad Yarba recriminó al Gobierno de Bachar Al Asad la responsabilidad de la muerte de 200.000 civiles, por lo que no hay otra solución que "ponerle de lado, al igual que a todos los símbolos de su régimen".

Yarba, presidente de la Coalición Nacional Siria (Cnfros) -una alianza de grupos opositores que sufrió pérdidas importantes por su decisión de participar en este proceso-, será el interlocutor del ministro de Asuntos Exteriores de Siria, Walid Muallem, en las negociaciones.

Por primera vez, en la inauguración de esta primera ronda de conversaciones -conocida como Ginebra 2-, gobierno y oposición se sentaron en la misma sala, arropados por delegaciones de otros cuarenta países que llegaron a Montreux para declarar su apoyo al retorno de la paz en Siria.

Sin embargo, el ministro Muallem arremetió en su discurso de apertura contra la Cnfros, a cuyos dirigentes acusó de hospedarse en hoteles de cinco estrellas y ejercer la posición desde el extranjero, "mientras el pueblo sirio está siendo masacrado".

"Los que dicen hablar en nombre del pueblo sirio deberían hacerlo desde dentro de nuestras fronteras, viviendo en sus casas destruidas y enviando a sus hijos a la escuela sin saber si volverán a salvo", agregó.

Frente a esta profunda división, el mediador del proceso, el experimentado diplomático argelino, Lajdar Brahimi, reconoció ante la prensa que no hay que hacerse ilusiones: "Será muy difícil y tendremos que trabajar duro".




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES