Porlamar
26 de mayo de 2018





EL TIEMPO EN MARGARITA 26°C






"Miembros del mundo"
Según el investigador responsable del estudio, el biólogo español Carlos Lalueza Fox, el análisis de los genomas correspondiente a los restos mandibulares pertenecientes a dos de los cazadores.
Francisco E. Castañeda M. | cronistademacanao@gmail.coma

03 Feb, 2014 | En el artículo intitulado: La historia como herramienta para salvaguardar la identidad, publicado en esta columna Cronic-academia, el 27-01-2014, su autor, nuestro estimado amigo y colega, profesor Heraclio J. Narváez, señalaba que, tanto los neoespartanos como la totalidad de los venezolanos, además de reconocernos como integrantes de una entidad en particular, debemos también identificarnos, sentirnos “miembros del país y del mundo”.

Al respecto, sirva esta última frase de inspiración para abordar el asunto que a continuación trataremos, el cual, aun cuando pareciese no guardar ninguna relación con nuestra historia regional, sin embargo, desde nuestro punto de vista, su vinculación resulta innegable. Veamos: El día 26-01-2014, fue ampliamente difundida en las páginas web de una buena parte de los diarios de circulación nacional y regional, la noticia relacionada con un hallazgo arqueológico en el yacimiento La Braña- Arintero en la localidad de Valdelugueros, León, España.

Según el investigador responsable del estudio, el biólogo español Carlos Lalueza Fox, el análisis de los genomas correspondiente a los restos mandibulares pertenecientes a dos de los cazadores allí encontrados determinó que esos individuos, cuya antigüedad se calcula en 7.000 años, aproximadamente, antes del presente, tenían un tono de piel oscuro y los ojos azules. Es decir, “presentaban las variantes africanas y por tanto, su pigmentación era más oscura que la de los europeos actuales y que los ojos azules precedieron a la pigmentación clara de los europeos”.

Estos resultados coinciden con otro estudio denominado “Genographic Project”, llevado a cabo años antes, específicamente en 2005, por el antropólogo y genetista Spencer Wells, quien, conjuntamente con su equipo de colaboradores, después de analizar el ADN de más de 350.000 personas alrededor del mundo, demostraron que “todos los seres humanos tienen el mismo origen genético: un grupo de ancestros del África Oriental que vivió hace 60.000 años y desde allí se difundieron por todo el globo terráqueo. Ellos representan los “Adán” y “Eva” de la ciencia” (Small, A. “The Genographic Project”, 2010).

Ahora bien, sin entrar en mayores detalles y pormenores propios de especialistas de tan significativa materia, consideramos necesario, desde una perspectiva fundamentalmente pedagógica, el que nuestros estudiantes (de todos los niveles) conozcan y estén debidamente informados acerca de la trascendencia histórica que ha tenido el continente africano en el proceso evolutivo del hombre y su complejidad genética (de allí la relevancia que a nuestro juicio tiene el planteamiento del profesor Narváez de reconocernos como “miembros del mundo”), ya que el desconocimiento, la falta de información acerca de ello, ha contribuido y contribuye a crear y alimentar toda clase de prejuicios y estereotipos ficticios respecto de la población de color y lo que se pretende es, precisamente, que, mediante la difusión de estos avances científicos, de acuerdo con las herramientas didácticas pertinentes para cada nivel de estudio, puedan eliminarse las falsas creencias y posiciones discriminatorias que tanto daño han hecho a lo largo de los años y, en consecuencia, propiciar y fomentar entre la población estudiantil, como germen difusor hacia el resto de la sociedad, la tolerancia y el reconocimiento de la diversidad tanto biológica como étnica.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Juan Griego | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES