• 03:14pm  Ángela Carrasco y el Cigala, sentimiento y pasión, en República Dominicana

  • 03:09pm  Argentina expresa su más enérgica condena al ataque terrorista en Barcelona

  • 03:05pm  Boudebouz y Júnior siguen de baja, y Tello apunta a su estreno en el Camp Nou

  • 03:05pm  El secretario general de la OTAN condena el atentado de Barcelona

  • 03:03pm  Gentiloni manifiesta cercanía con autoridades españolas tras atentado

  • 03:02pm  Opositores venezolanos se solidarizan con España tras atentado terrorista

  • 03:01pm  Honduras condena el atentado en Barcelona y envía condolencias a familiares

  • 03:00pm  Perú tiene desplegados cerca de 10.000 militares en su mayor cuenca cocalera

  • 03:00pm  Bachelet rechaza atentado en Barcelona y se solidariza con víctimas

  • 03:00pm  Messi: No nos vamos a rendir

  • 02:58pm  El canciller dominicano lamenta el atentado terrorista en Barcelona

  • 02:58pm  Justin Trudeau condena el atentado de Barcelona y ofrece sus condolencias

  • 02:58pm  El papa Francisco reza por las víctimas del atentado en Barcelona

  • 02:58pm  Leo Messi aboga por vivir en un mundo de paz

  • 02:58pm  El petróleo Brent sube un 1,31 % y cierra en 50,93 dólares




Porlamar
18 de agosto de 2017





EL TIEMPO EN MARGARITA 26°C






Pacifistas, pacíficos y pacificadores
Los pacíficos de hoy nos dicen “no más balas”, mientras arman trampas con guayas que decapitan a otros venezolanos.
Pedro Salima psalima36@gmail.com

28 Feb, 2014 | Todavía recordamos las multitudinarias protestas en el mundo contra la guerra de Vietnam, en especial las que se hicieron en Estados Unidos, como multitudinarias fueron las manifestaciones contra la carrera armamentista. A la cabeza de muchas de estas expresiones a favor de la paz estuvieron el cantante John Lennon y la artista Yoko Ono, así como otras personalidades del medio artístico. Años después retornaron estas manifestaciones a la primera plana de la prensa globalizada, fue a raíz de la invasión gringa a Irak en 2003. El lema "No a la guerra" ha estado en la calle en protesta por las agresiones de las grandes potencias contra países pequeños.

Así también recordamos en el propio Estados Unidos, las potentes marchas de los movimientos pacifistas por los derechos civiles de los negros, encabezados por Martin Luther King, quien a la postre murió asesinado por el poder político y económico norteamericano.

Nada que ver aquellas movilizaciones, que en Venezuela tuvieron auge, con las de hoy, en las cuales no hay pacifistas que aboguen por la paz del mundo, denuncien la presencia imperialista en países oprimidos o muestre al Tío Sam como el símbolo de la violencia imperial; sino que hay –según ellos- manifestantes pacíficos que se centran en un objetivo: la renuncia de Nicolás Maduro a la Presidencia de la República.

Pacíficos que al contrario de aquellos pacifistas, solicitan la presencia de los marines gringos en nuestras tierras, o sea en tierras ajenas a los norteamericanos. Mientras los pacifistas quemaban la bandera estadounidense, los pacíficos de hoy la enarbolan con orgullo, deseosos de instalarla en los edificios públicos en sustitución de nuestro tricolor.

Los pacíficos de hoy nos dicen "no más balas", mientras arman trampas con guayas que decapitan a otros venezolanos. Exigen paz, y apedrean a los metrobuses donde van los ciudadanos de a pie. Lanzan un SOS al mundo para llamar a la paz en Venezuela, pero con mayor énfasis llaman a los marines gringos para que vengan a imponer su paz a punta de misiles y bombas.

Los pacíficos de hoy son tan simpáticos que piden la salida de Maduro porque "nos está matando de hambre", mientras llevan en ropa, prenda y artilugios encima más de 50 mil bolívares.

Los pacificadores uniformados por el Estado, siempre han existido. Unos más gorilas que otros, unos de peores modales que otros, unos menos tolerantes que otros. En Venezuela estos pacifistas de uniforme nos mataron a mucha gente en las calles en aquellos gobiernos que aspiraban a salir en hombros de Miraflores. Por supuesto, entre los pacificadores de uniforme de hoy quedan residuos de ellos. De todas maneras, el diálogo es vía para que pacifistas, pacíficos y pacificadores se pongan de acuerdo.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Juan Griego | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES