• 11:22am  Llega a Quito delegación venezolana encabezada por ministra de Presidencia

  • 11:20am  Gobierno colombiano cerca de acuerdo con manifestantes región en paro cívico

  • 11:18am  La policía británica tiene muy claro que investiga una red terrorista

  • 11:15am  Presidente de Argelia nombra un nuevo primer ministro

  • 11:02am  Estudiantes, eliminado, recibe al ya clasificado Botafogo

  • 11:02am  El Eintracht separa del equipo al uruguayo Varela por un tatuaje

  • 11:02am  Ford llama a revisión 2.418 vehículos en Norteamérica por defecto en asiento

  • 10:58am  La experiencia de Gignac y Tigres los hace favoritos al título, dice Borgetti

  • 10:58am  Uruguay y Zambia sellan el pase a octavos

  • 10:57am  Los refugiados palestinos sufren problemas mentales, diabetes e hipertensión

  • 10:55am  El primer ministro nepalí cumple pacto de Gobierno y dimite tras nueve meses

  • 10:55am  Dos nuevas muertes por protestas en el estado natal de Chávez, según Fiscalía

  • 10:55am  Los soldados icono de la guerra del 67 recuerdan ese momento 50 años después

  • 10:55am  Vicealmirante Ernesto Durán será el nuevo comandante de la Armada colombiana

  • 10:52am  Ayala: Si se va Griezmann, me gustaría que viniese Cavani




Porlamar
24 de mayo de 2017





EL TIEMPO EN MARGARITA 27°C






Comida del futuro se podrá imprimir en tres dimensiones
La máquina se comercializará por entre 4.000 y 10.000 dólares, dependiendo de la cantidad de colores en que pueda imprimir.
EFE

Foto: CORTESÍA

Comida del Futuro / Foto: CORTESÍA

13 Mar, 2014 | Austin.- El imprimir comida puede sonar a ciencia ficción pero no para Kyle Von Hasseln, quien esta semana presentó en Austin (EUA) una impresora 3D que produce caramelos, collares de chocolate y adornos comestibles para tartas de novia.

Chef Jet y su versión más sofisticada Chef Jet Pro estarán disponibles en el mercado a finales de este año, según explicó en entrevista con la agencia de noticias Efe, Von Hasseln, quien presentó el prototipo en el festival multidisciplinar de tecnología, música y cine South by Southwest (SXSW) que se celebra en Austin.

"Este es nuestro prototipo", explicó Von Hasseln, director creativo de la empresa 3D Systems, junto a la impresora 3D instalada en el interior de una furgoneta negra en las inmediaciones del Centro de Convenciones de Austin.

El proceso para imprimir los dulces comienza con la elaboración por ordenador de un modelo tridimensional del objeto que se quiere imprimir.

Un programa informático divide ese modelo en capas, que sirven de patrones para la impresora, empezando con la capa inferior. La máquina distribuye una capa fina de azúcar que se rocía con agua.

Ese proceso se repite varias miles de veces hasta que se han completado todas las capas y se obtiene una réplica real de azúcar glaseado, del modelo diseñado por ordenador.

"Para que la gente pueda entenderlo, les pongo el ejemplo de lo que ocurre cuando uno añade agua al azúcar y lo deja en un recipiente toda la noche", señaló Von Hasseln.

"Lo que uno se encuentra por la mañana es una especie de roca dura, azúcar cristalizado que es muy difícil de limpiar y ese es básicamente el proceso que utilizamos para imprimir caramelos", añadió el empresario, quien indicó que el chorro de agua del cabezal de impresión permite también añadir color y sabor.

El emprendedor cree que, en general, la ventaja de la impresión 3D es que permite hacer objetos muy personalizados con una geometría que resultaría casi imposible de hacer a mano.

"Nosotros podemos, por ejemplo, imprimir en tres dimensiones un collar de chocolate y lograr que cada una de las conexiones en el collar sea flexible", explicó.

Von Hasseln piensa que un producto como el que fabrica su empresa puede resultar especialmente interesante para los pasteleros.

La empresa de Von Hasseln firmó recientemente un acuerdo con el fabricante de chocolates Hershey para explorar "oportunidades innovadoras para el uso de la tecnología 3D".

Entre los que están interesados en la tecnología está también la agencia espacial estadounidense, NASA, que firmó un contrato por 125.000 dólares con la firma Systems & Materials Research para desarrollar una impresora de pizzas que se pueda transportar en los vehículos espaciales.

Por su parte la firma Natural Machines espera lanzar este año la impresora 3D Foodini, capaz de imprimir raviolis listos para cocinar.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Juan Griego | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES