• 12:05pm  Betancur y Quintana en clásica belga que tiene favoritos a Sagan Van Avermaet

  • 12:03pm  La policía identifica al atacante de Londres como Khalid Masood, de 52 años

  • 12:02pm  Honduras ha destruido 12 pistas de aterrizaje usadas por narcotraficantes

  • 12:01pm  Las cocinas de Occidente y Oriente se encontrarán en un congreso en Shanghái

  • 12:00pm  El euro baja a 1,0786 dólares

  • 11:59am  Estadounidense muerto en ataque de Londres volvía hoy a EEUU, dice su familia

  • 11:59am  Carlos Felipe y Sofía de Suecia esperan su segundo hijo para septiembre

  • 11:57am  Jueves, 23 de marzo de 2017 (16.00 GMT)

  • 11:56am  Actualización cobertura EFE TV Internacional 23 marzo de 2017 (15.00)GMT

  • 11:55am  Primera ministra polaca relaciona migración y terrorismo tras ataque Londres

  • 11:53am  El funeral de McGuinness celebra su papel de pacificador en Irlanda del Norte

  • 11:52am  Cuba impulsa la cría en el mar de tilapia, un pescado de agua dulce

  • 11:51am  Coca-Cola anuncia cambios en su cúpula y la salida de ejecutivo español

  • 11:50am  Sagan y Van Avermaet favoritos en ausencia de Kwiatkowski

  • 11:48am  Fillon es el candidato a las elecciones más rico, Macron el más pobre




Porlamar
23 de marzo de 2017





EL TIEMPO EN MARGARITA 27°C






"Rebusque" urbano con sabor a mango
La cantidad de transeúntes que se desplazan a diario por la ciudad marinera, hacen de Porlamar zona comercial de interés no sólo para el puerto libre, sino para vender una gama de productos en la economía informal.
Yanet Escalona

Foto: STEPHANY OLDAN

Teresa Luces - Vendedor de mango. / Foto: STEPHANY OLDAN

22 May, 2014 | A excepción de la madrugada, y las altas horas de la noche, el resto del día Porlamar transpira movimiento, ruidos, encuentros y desencuentros. El constante paso de transeúntes y conductores hace a esta clientela atractiva no sólo para quienes le ofrecen mercancía importada del puerto libre, sino también de aquellos que se "rebuscan" con una gama de productos.

Teresa Luces ha mantenido a sus cuatro hijos a fuerza de la economía informal. Principalmente vende mango verde, picado y empaquetado en unas bolsas transparentes. Para dar mayor confianza se coloca un guante a la hora de picarlos y ofrecerlos al público con su sello "El original", refrendado en un cartel color verde fosforecente. Y es que la competencia crece alrededor.

Está residenciada desde hace 30 años en la urbanización Valle Verde, municipio García. Llegó a la Isla procedente de Caracas, porque a su mamá le habían asignado una vivienda en esos bloques. Estudió la primaria en la escuela de Villa Rosa, y alcanzó a duras penas el primer año de bachillerato. La necesidad la llevó a trabajar desde muchacha, relata "La Flaca", como le dicen.

Aun cuando vende collares "rasta" (rastafaris) junto a su esposo, pulseras de las solicitadas por los santeros, porta celulares tejidos por ella misma, entre otras artesanías, la principal fuente de ingresos proviene de los mangos verdes. "Los compro en las casas de gente a las que se los encargo. Ellos me avisan cuando están cargadas las matas y me venden por sacos", indica.

La mercancía, la guarda en casa de un señor que le cobra Bs 30 diarios, aparte de los 100 bolívares que paga en el taxi. En un carrito tipo supermercado, rueda con sus mangos y se coloca cerca de la plaza. El aderezo lo elige el cliente según su gusto sea adobo, sal o vinagre. Otros lo llevan al natural y lo comen a su paso. En otros países, el chile o picante forma parte de la oferta para darle mayor sazón.

Luces llega a Porlamar a las 11:00 a.m. y regresa a las 6:00 p.m. Considera que ofrece su

Foto: STEPHANY OLDAN

Mango Espagueti. / Foto: STEPHANY OLDAN

mango a precio justo, y rechaza a quienes revenden artículos de la dieta básica. Por ello coloca un cartel encima del carrito en contra de los acaparadores y usureros.

"No crea que trabajar en la calle es fácil, pero aquí estamos", afirma. "La Alcaldía nos ha querido sacar, pero tenemos un Amparo judicial, a favor de los trabajadores informales".

Esta vendedora no niega su condición de "revolucionaria" y afirma que extraña mucho a Hugo Chávez. "Era como un padre, un sabio... por aquí lo vi pasar (calle Igualdad) y casi me desmayo", recuerda. En medio de los avatares no se queja. Más bien sigue a la espera de una vivienda, para dejar de vivir arrimada.

Modalidad "Espagueti"

En otra cuadra hay nuevas opciones. Con una máquina pequeña, en vez de pelar naranjas, la adaptan para que el mango salga en tiras que luego colocan en vasos pequeños.

Ni a la boloñesa, ni a la napolitana. En este caso simula una "espaguetada" hecha con este producto tropical. Cada vaso contentivo del mango verde en tiras, es vendido a Bs 20.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Clasificados | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES