Porlamar
9 de diciembre de 2019





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






Embarazada tiene derecho al acompañamiento durante la labor de parto
Obstetras de la entidad solicitan construcción de Casa de Nacimiento. Aseguran que la cesárea es un método innecesario y que solo debe usarse en casos de emergencia. La doula debe estar presente en las salas de maternidad, pues la madre necesita apoyo emocional.
Jennifer Hrastoviak

Foto: CORTESÍA

Embarazadas tienen derecho al acompañamiento durante el parto. / Foto: CORTESÍA

01 Jun, 2014 | Cuando la cesárea se convirtió en el método más utilizado por los obstetras, la madre perdió protagonismo e incluso el instinto natural de cómo dar a luz a su hijo.

Esta situación alertó a especialistas en Francia, quienes desde hace aproximadamente 15 años impulsaron un movimiento para rescatar la humanización de los nacimientos.

Arnaldo Cogorno, ginecoobstetra de la entidad e integrante de la Fundación Escuela "Gestando Nuevas Vidas", aseguró que el nacimiento es un proceso intenso, emocional, íntimo y humano, donde la embarazada es la que tiene el control y quien decide cómo quiere que nazca su bebé.

A su juicio el médico se convierte en un espectador y solo interviene si es estrictamente necesario, pues los protagonistas son la madre, la pareja o persona de confianza y la doula.

La descalificación hacia las parteras o doulas abunda en la sociedad actual, haciendo creer que lo convencional es estar sola en una habitación fría, acostada en cama en posición supina o esperando que el médico saque a su hijo de su vientre con una incisión.

La participación de esta figura es importante, especialmente para la madre, quien necesita apoyo durante todo el proceso de gestación y una vez que tiene a su hijo en los brazos. "Todos los hospitales y clínicas del país deberían tener una doula", expresó Cogorno.

Este planteamiento es compartido por otros dos integrantes de la Fundación Escuela "Gestando Nuevas Vidas", el también ginecoobstetra Arturo Puchi y la doula Elizabeth Garet. La doula indicó que el acompañamiento de una mujer que sepa comprender a la embarazada durante su proceso de parto ayuda a la pareja a sobrellevar ese momento cargado de emotividad.

"La presencia de una doula es importante porque representa la contención y el apoyo hacia la pareja que se encuentra vulnerable. Es el mejor pitocín que se pueda tener", expresó Garet.

Para el mes de octubre de este año se tiene previsto el inicio de un taller para la formación de doulas en Nueva Esparta, informó la trabajadora social.

Casa de nacimiento

El trío de promotores del parto respetado, de la lactancia materna exclusiva y el apego precoz, tienen desde hace más de 10 años solicitando a las instituciones gubernamentales la construcción de una "Casa de nacimiento" donde se atiendan a embarazadas de bajo riesgo y además ayude a descongestionar los centros de salud.

Es necesario construir un espacio para los nacimientos respetados, como se ha hecho en otros estados del país.

Puchi indicó que han tenido avances significativos en la región sobre la importancia del nacimiento respetado, ganando espacios en lugares claves como el Hospital Luis Ortega de Porlamar y clínicas como El Valle, La Fe, Maternidad El Ángel y el Centro Clínico del Caribe, y aplaude la motivación de generar más espacios para este proceso.

"Tengo que hacer un reconocimiento a la directora general de la Clínica La Fe, Petra Tovar, y al director médico Pedro Rodríguez, quienes facilitaron las condiciones para que una embarazada pudiera dar a luz en las condiciones idóneas para un nacimiento respetado. Felicito también al personal de enfermería y médicos de guardia que hicieron una labor extraordinaria", apuntó el obstetra.

En el Centro Clínico del Caribe, el personal de enfermería recibió una charla sobre el nacimiento respetado y la dirección general se motivó a diseñar un espacio para este tipo de partos en su centro de salud.

Marco legal

El artículo 51 de la Ley Orgánica de la Mujer, sobre violencia obstétrica, especifica: "Se considerarán actos constitutivos de violencia obstétrica los ejecutados por el personal de salud, consistentes en:

No atender oportuna y eficazmente las emergencias obstétricas.

Obligar a la mujer a parir en posición supina y con las piernas levantadas, existiendo los medios necesarios para la realización del parto vertical.

Obstaculizar el apego precoz del niño o niña con su madre, sin causa médica justificada, negándole la posibilidad de cargarlo o cargarla y amamantarlo o amamantarla inmediatamente al nacer.

Alterar el proceso natural del parto de bajo riesgo, mediante el uso de técnicas de aceleración, sin obtener el consentimiento voluntario, expreso e informado de la mujer.

Practicar el parto por vía de cesárea, existiendo condiciones para el parto natural, sin obtener el consentimiento voluntario, expreso e informado de la mujer.

En tales supuestos, el tribunal impondrá al responsable o la responsable, una multa de doscientas cincuenta (250 UT) a quinientas unidades tributarias (500 UT), debiendo remitir copia certificada de la sentencia condenatoria definitivamente firme al respectivo colegio profesional o institución gremial, a los fines del procedimiento disciplinario que corresponda".




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES