Porlamar
26 de mayo de 2019





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






Margarita: doscientos años de su liberación (I)
El efecto dispersor genera, en primera instancia, dos polos de retirada: uno al oriente, otro al occidente, siempre en el ámbito geográfico del arco andino-costero.
Marco Delgado Rodríguez | mardel440@hotmail.com

31 Ago, 2015 | Luego de la derrota sufrida por los Independentistas en la segunda batalla de La Puerta, dada el 15 de junio de 1814, se va a producir una derivación o cambio territorial de la guerra hacia la región de los Llanos y Guayana. Tres hechos, posteriores a dicha batalla, delimitan, a manera de antesala, el traslado de las bases de apoyo independentistas hacia los Llanos y Guayana. Ellos son: la caída y capitulación de Valencia, el 8 de julio; la batalla de Aragua de Barcelona, el 18 de agosto, y la de Urica, el 5 de diciembre. Como consecuencia se produce un repliegue y dispersión general de los restos del ejército republicano en tres sentidos o rumbos geográficos. Cada cual generará efectos particulares e independientes uno de otro.

El efecto dispersor genera, en primera instancia, dos polos de retirada: uno al oriente, otro al occidente, siempre en el ámbito geográfico del arco andino-costero. En Occidente, la Capitulación de Valencia corta la comunicación con los centros de comando. En Oriente, la batalla de Aragua de Barcelona desmiembra los restos reagrupados en Barcelona. De aquí saldrá, luego de ciertos escarceos y disensiones, un sector al exterior encabezado por El Libertador, seguido de otros principales jefes. La de Urica, remata la dispersión, cuyos restos se refugian en los llanos orientales y ciertos lugares de Guayana. Situación que, definitivamente, rompe las comunicaciones y vínculos entre las tropas independentistas.

Aunque cada una de las secciones o trozos en los cuales se dividió la nación, militar y territorialmente, eclosionaron de manera inconexa en favor de la Independencia; las mismas, después de la segunda mitad de 1816 convergen en el traslado del frente de guerra hacia la región Llanero-Guayanesa, estableciendo y conformando, en esta, el principal frente operacional, base de apoyo y comando logístico de las fuerzas independentistas.

El levantamiento de la isla de Margarita es un suceso, desvinculado, sin coordinación respecto de los tres sectores o focos de actividad insurgente entre 1815 y 1816. Sin embargo, coincide con el recrudecimiento de las guerrillas en Oriente, Guayana y Occidente. Ante tales frentes, el gobierno español activa movimientos estratégicos tendientes a controlar y frenar su avance.

La “Memoria Militar” de Moxó, describe ampliamente el “triángulo de guerra” que se origina con el levantamiento de Margarita el 16 de noviembre de 1815, y la forma como movilizó sus fuerzas a objeto de enfrentarlo. En efecto, el Capitán General organizó, distribuyó y movilizó el ejército realista en Venezuela contra Oriente, Occidente y Margarita. De esta manera, dividió sus fuerzas favoreciendo el fortalecimiento y organización de las bases de apoyo en los Llanos y Guayana.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES