Porlamar
23 de abril de 2018





EL TIEMPO EN MARGARITA 24°C






¡Que se queden a vivir aquí!
Recuerda Caballo que en el 97, cuando la estrella de ese encuentro fue Fidel Castro, y después, bajo el mandato del Heredero, cuando el sol se oscureció ante la figura de Gadafi, se hizo de todo en Nueva Esparta.
Marcos Tineo M. tineo.marcos@gmail.com

11 Sep, 2016 | “Desde 1997, cuando comenzaron a montar acá en la Isla esas reuniones grandotas donde vienen presidentes, reyes y embajadores, los margariteños hemos visto a más de un gobernante nacional y local andar, como decía mi santa madre, con el culo en dos manos, o sea, apuraditos para llegar al excusado”.

La expresión socarrona del tío Caballo Rojo me pone sobre aviso, por lo que hago de tripas corazón y me dispongo a escucharlo. “Mire, sobrino, el asunto es que si los gobernantes, los de la cuarta que tuvieron que recibir a los jefes de Estado cuando la séptima Cumbre Iberoamericana y los de la quinta en ocasión de la segunda Cumbre África – América del Sur y ahora con los Desaliñados, hubieran hecho la tarea para la cual fueron elegidos por el soberano, o sea, sembrar el bienestar y el progreso por todo el país, incluida Margarita, no tendrían que andar dando carreras a última hora”.

Recuerda Caballo que en el 97, cuando la estrella de ese encuentro fue Fidel Castro, y después, bajo el mandato del Heredero, cuando el sol se oscureció ante la figura de Gadafi, se hizo de todo en Nueva Esparta. Paisajismo en avenidas, plantas eléctricas de emergencia, limpieza general, terminaron o empalmaron avenidas, metieron cables de fibra óptica, mejoraron conexiones telefónicas y pare usted de contar.

“Pero una vez que se fueron los mandatarios extranjeros, volvimos a la misma rutina de los malos gobiernos y la desidia, la indiferencia, la corrupción y la sinvergüenzura reclamaron sus espacios, para que este terruño retomará su rosario de penas y sufrimientos”.

Refiere que por estos días, como el empeño del gobierno es mostrarle a las delegaciones extranjeras que somos un pueblo feliz gracias al proceso, cambiaron los bombillos quemados en el alumbrado público, limpiaron las calles, pintaron casas y edificios, extendieron avenidas y taparon algunos huecos de las calles y se trajeron como 50 camiones para repartir agua en los pueblos y evitar las protestas.

Dicen que esta semana todos los Claps entregarán bolsa de comida tratando que no haya colas ante los supermercados y abastos, y forraron de soldados la región. Una maravilla, pues. La interrogante es si todo esto permanecerá en Margarita después que se vayan los Desaliñados.

“Me contó un manzanillero que la avenida 31 de julio, que termina en el malecón, parece un nacimiento de lo alumbradita que está y que los vecinos se están ahogando de tanta agua que les han llevado en estos últimos días. ¿No querían agua? Pues aquí tienen agua, desgraciaos, pa' que dejen la protestadera, decía. Y remató proponiendo que a esos presidentes no había que dejarlos salir. !Que se queden aquí pa' que sepan lo que es bueno!”.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Juan Griego | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES