• 04:12pm  Nuevo director de Instituto cubano en Miami dice impulsará la imparcialidad

  • 03:56pm  El español González dice que es muy bueno que México voltee hacia Europa

  • 03:56pm  El petróleo Brent baja un 2,58 % y cierra en 48,06 dólares

  • 03:37pm  El peso argentino se deprecia 1,66 % frente al euro

  • 03:36pm  Venezuela prorroga por octava vez la vigencia del billete de 100 bolívares

  • 03:36pm  El peso argentino se deprecia 1,14 % frente al dólar

  • 03:36pm  El CAF defiende la productividad para mantener el crecimiento en Iberoamérica

  • 03:36pm  Guatemala presentará en Argentina informe sobre avance contra lavado dinero

  • 03:30pm  Verhaeren (Australia) ve a su equipo preparado para dar lo máximo

  • 03:30pm  Es un sueño, dice el venezolano Hernández sobre su llegada al Belenenses

  • 03:30pm  Tres terroristas abatidos en una zona chií en el este de Arabia Saudí

  • 03:26pm  Macri se reúne con Vázquez y Morales en antesala de cumbre del Mercosur

  • 03:25pm  Morata se despide del Real Madrid: Es una decisión pensada y meditada

  • 03:19pm  Costa Rica y EE.UU. se topan de nuevo con Aguilar, el árbitro de la nieve

  • 03:17pm  El Alinghi suizo domina en Barcelona; los españoles notan la presión




Porlamar
23 de julio de 2017





EL TIEMPO EN MARGARITA 26°C






Bermúdez, el héroe olvidado (II)
Los desacuerdos y desencuentros muestran conflictos de intereses territoriales y políticos. Esos conflictos crearon descoordinación entre Bolívar y Mariño y tal vez una de las causas de la perdida de la batalla de La Puerta el 15 de junio de 1814, que a la vez ocasionó anarquía en los comandos militares y mermó la moral del ejército.
Heraclio José Narváez - cronistamacanao@gmail.com

2 Ene, 2017 | En el tercer capítulo l, referido al “Bautizo Republicano” del General José Francisco Bermúdez, Eduardo Morales Gil, demuestra que la adhesión de Cumaná al movimiento emancipador se da el 27 de abril de 1810 y no el 30 de abril como algunos historiadores han señalado. Explica que los ciudadanos daban a Bermúdez el nombre de “José Francisco Pueblo”, porque en cualquier movimiento popular era el caudillo, arrogándose la voz del pueblo, por su amor y sus deseos de libertad e independencia de la Patria. Recuerda que el 5 de marzo de 1811, cuando los reaccionarios toman por sorpresa el Castillo de San Antonio y se descubre la conspiración: para evitar la consumación se organiza la contraofensiva, en la cual se incorpora el joven José Francisco demostrando impetuosidad, intrepidez y bravura que aumentó su popularidad y desde ese momento se alistó al movimiento emancipador. En palabras de Morales Gil, constituye este, el bautizo republicano de José francisco Bermúdez.

El capítulo cuarto se refiere a la Expedición Libertadora de Oriente, en La que documenta la participación de los republicanos venezolanos y extranjeros, entre quienes destacan José Francisco Bermúdez, Manuel Piar, Manuel Valdés, Agustín Armario, Bernardo Bermúez, Joaquín Vallenilla, José Francisco Ascúe, Juan Bautista Bideau, José María Hermoso, Juan Bautista y Nicolás Cova, José Leonardo Brito Sánchez y José de la Paz Valdés , encabezados por Santiago Mariño y quienes organizan la expedición con el fin de incursionar sobre el puerto de Guiria, en la costa sur de la península de Paria y liberar al Oriente de Venezuela. Destaca la participación de Concepción Mariño y preserva en el tiempo el apoyo y la organización de Juan Bautista Bideau en esta campaña.

En el capítulo cinco denominado “Al encuentro de Bolívar en el Centro” recuerda que aun cuando Mariño, Bermúdez, Piar, Valdés y otros patriotas orientales habían realizado la Expedición y Campaña Libertadora de Oriente y Bolívar una acción similar un poco más tarde en el occidente con su “Campaña Admirable”, desde fines de 1813 los realistas se reagruparon en Barinas y Caracas y con el terrible asturiano José Tomás Rodríguez Boves, como caudillo popular en el Llano. Para conjurar este cuadro Bolívar recurrió a la ayuda de Santiago Mariño y así consolidar el dominio de la región centro occidental y los Llanos. Se reúnen el 3 de abril de 1814 en La Victoria. El encuentro no arroja resultados positivos sobre la fusión de ambos ejércitos, pero hubo acuerdos de cooperación para obtener el triunfo final. Los desacuerdos y desencuentros muestran conflictos de intereses territoriales y políticos. Esos conflictos crearon descoordinación entre Bolívar y Mariño y tal vez una de las causas de la perdida de la batalla de La Puerta el 15 de junio de 1814, que a la vez ocasionó anarquía en los comandos militares y mermó la moral del ejército. Recalca Morales Gil que la verdadera causa de la perdida de la Segunda República fue la desconfianza de los grupos sociales desposeídos frente a los sectores privilegiados de la sociedad como blancos criollos y terratenientes que eran los portaestandartes de las banderas republicanas, realidad socioeconómica objetiva generadora de inconformidad y descontento que Boves supo canalizar con gran habilidad para sumar a los desheredados de la fortuna a la causa realista.

El capítulo seis intitulado ”El penoso regreso a Oriente” describe la dolorosa emigración a Oriente emprendida el 7 de julio de 1814 desde Caracas, por órdenes de Simón Bolívar, en momentos en el que el ejército estaba disminuido e incapacitado para enfrentar a Boves. Evacuación en la que partieron alrededor de veinte mil personas, entre hombres, mujeres, ancianos, niños y tropa, de los cuales murieron tres cuartas partes a consecuencia de hambre, sed, cansancio, fiebre y diversas enfermedades sobrevenidas. En este capítulo refiere el autor a los desencuentros entre Bolívar y Bermúdez.

NOTA: Feliz Noche Vieja y Feliz Año 2017




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Juan Griego | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES