• 09:57pm  Comienza el mayor juicio por asesinatos vinculados a la brujería en Papúa

  • 09:52pm  Muriel se descarta para jugar contra Ecuador por lesión muscular

  • 09:51pm  Fiscales panameños viajarán a Brasil para buscar más datos de caso Lava Jato

  • 09:51pm  Ministerio Público dominicano interroga a exdiputado por el caso Odebrecht

  • 09:47pm  Muriel reconoce que será difícil que juegue ante Ecuador por lesión muscular

  • 09:46pm  Sube de tono cruce de acusaciones entre obispo mexicano y gobierno de Morelos

  • 09:46pm  Grandes países de América exigen comicios a Maduro y liberar presos políticos

  • 09:41pm  Un mexicano deportado seis veces es declarado culpable de asesinato en EEUU

  • 09:36pm  Alcaldes de Lima no usan fondos para emergencia por temor a la Contraloría

  • 09:36pm  1-0. Un gol de Messi pone a Argentina en la zona de clasificación directa

  • 09:35pm  Guatemala espera concluir política de protección a defensores de DDHH en 2017

  • 09:34pm  Techint anuncia millonaria inversión en gasífera argentina de Vaca Muerta

  • 09:31pm  Trump da un ultimátum a los republicanos tras revés con el plan de salud

  • 09:30pm  Brasil saca 7 puntos a Uruguay y pisa territorio ruso

  • 09:27pm  Renuncia el gerente de la empresa eléctrica de Panamá tras apagones




Porlamar
23 de marzo de 2017





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






Eso de ser parrandero…!
Y la noche con su botín de luces bellísimas me levantaba, como a propósito, para que yo la mirara, evocara y me quedara viéndola ido, completamente; ni sé para dónde. Preguntándome por qué uno el ser humano no podía ni siquiera robarse una estrella de esas y, sobre todas, la famosa estrella de Belén
Perucho Aguirre

5 Ene, 2017 | Siempre me sentí pueblo viejo, porque desde muy niño mi difunto padre ¡Que en EL BAR LA GLORIA descanse! me llevaba a la Iglesia de La Asunción y yo le preguntaba que quienes eran esas personas y por qué no caminaban ni hablaban como nosotros y, él, Mateo Beltrán, me decía ¡Cállese, después usted sabrá! Pero se me murió cuando tenía 8 años y todas aquellas interrogaciones, aún, las llevo en la sangre. ¡Si, ese ha sido mi después; hacerme a mí mismo con lo que Dios me puso al frente y, aprovechable. Después que él, Mateo, me dejó con el después y el cállese la boca!...Eso me enseñó a vestir siempre con colores nuevos y a valorar el canto de los pájaros y de los músicos de La Asunción ¡De aquella famosa e inolvidable retreta y, sobre todo, los Paseos de Música, a los que me iba escondido, aunque, después me jodieron en la casa!

Eso mismo me ocurrió desde muy niño con los parranderos. Parranda que Peruchito oyera, parranda de la que Peruchito se pegaba, sin medir tiempos ni consecuencias…Cuando las flores cerraban sus pétalos y escondían sus sensibilidades, pudor ¡siempre aparecían las interrogaciones. La lluvia me entusiasmaba, demás! La lluvia era para mí esa hija de Dios que se aparecía de cuando en vez a llenar las perolas que se nos pusieron viejas –también- de tanto aguardarlas…¡Vainas!

Y la noche con su botín de luces bellísimas me levantaba, como a propósito, para que yo la mirara, evocara y me quedara viéndola ido, completamente; ni sé para dónde. Preguntándome por qué uno el ser humano no podía ni siquiera robarse una estrella de esas y, sobre todas, la famosa estrella de Belén que anunció el arribo de Jesús, El Mesías. Por eso la condición de niño –para mí- es nuestra máxima e infinita Libertad…¡Sí, Libertad! Tanto así, como la de ser parrandero! ¿Y, mi mamá, Ana Matilde?...¡Ahí, callaíta la boca!

¿Azul?




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Clasificados | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES