• 05:22pm  Varios heridos en segunda jornada de protestas por nuevo presupuesto en Haití

  • 05:21pm  El real pierde 0,87 % y el dólar se vende a 3,130 reales en Brasil

  • 05:13pm  Los Ángeles acoge a la mayor celebración del arte latinoamericano y latino

  • 05:05pm  Colombia ha erradicado 62 % de 50.000 hectáreas de coca previstas para 2017

  • 05:04pm  Tardes redondas en Albacete, Murcia y Baza, donde cae lesionado El Cordobés

  • 05:03pm  Wall Street cierra con nuevos récords del Dow Jones, el S&P 500 y el Nasdaq

  • 05:01pm  Precios al consumidor en Argentina subieron en agosto pasado un 1,4 %

  • 05:01pm  Venezuela anula 150 puntos de pago con tarjeta por escasez de efectivo

  • 04:42pm  No jugaremos contra Juan de los palotes, dice el técnico del Plaza Amador

  • 04:41pm  Helicóptero con ayuda para víctimas del sismo se desploma en el sur de México

  • 04:34pm  Juez del Supremo brasileño autoriza una nueva investigación contra Temer

  • 04:34pm  Incautan millonarias propiedades y cuentas bancarias a testaferro de las FARC

  • 04:24pm  Huracanes Irma y Harvey podrían superar los costes de Katrina, según estudio

  • 04:23pm  Chavismo perderá elecciones regionales y presidenciales, según analista

  • 04:08pm  Inauguran en el norte de Chile la primera central geotérmica de Suramérica




Porlamar
21 de septiembre de 2017





EL TIEMPO EN MARGARITA 27°C






Año electoral
Las consecuencias de este movimiento hacia la derecha las viven los pueblos: menos programas sociales, menos dinero para atender a los pobres, reducción del aporte a la educación, la salud y la cultura, incremento de las tarifas en los servicios públicos, menos viviendas para los de recursos menguados.
Pedro Salima/ psalima36@gmail.com

6 Ene, 2017 | El mundo se ha movido a la derecha en los últimos tiempos. La llegada de un payaso, pero ricachón y fascistoide, a la Presidencia de los Estados Unidos, luego de competir con otra fascista de marca mayor, es una muestra de este movimiento. No es que Obama fuese mejor, sólo que guardaba las apariencias; ordenaba bombardear cualquier país con una sonrisa en los labios. Trump debe hacerlo con una expresión de odio en la suya.

Las consecuencias de este movimiento hacia la derecha las viven los pueblos: menos programas sociales, menos dinero para atender a los pobres, reducción del aporte a la educación, la salud y la cultura, incremento de las tarifas en los servicios públicos, menos viviendas para los de recursos menguados. Eso sí, más dinero para los ricos y poderosos, es lo que llaman incremento de la inversión: más capitalismo, más pobres.

Esto se acompaña con una mayor represión. A la final los pueblos se lamentan y reaccionan. Hay que mantener el orden burgués. A veces es demasiado tarde la protesta, pues el imperialismo no es una invención de unos comunistas, sino una realidad, y hace lo posible para que los gobiernos progresistas no regresen. Para los gringos los gobiernos están para favorecer a las grandes transnacionales.

En medio de este panorama a Venezuela le toca transitar por un año electoral. Sí, pese a que la llamada dictadura chavista lleva 18 años en la Presidencia, hay un año electoral. El anuncio no es para que el chavismo ande muy alegre, pues tras pasar por las crisis del 2016, hay demasiadas bajas. A lo que se suman numerosos errores de varios gobernadores y alcaldes rojosrojitos. En Nueva Esparta, por ejemplo, una Alcaldesa le colocó su nombre a una urbanización. Por su parte, la oposición debería festejar, pues el cuadro que tienen por delante les favorece. Sólo que no salen de su asombro porque el 2017 los agarró en la oposición, cuando tuvieron todo su favor para estar en el gobierno.

En el 2016 una crisis económica que provocada o no, nos convirtió en un país de colas, de escasez, de canibalismo, de rabia. Con un gobierno errante y titubeante. Ofrecieron sacar a Maduro en 6 meses. No pudieron. Hicieron tomas de Venezuela. Anunciaron que se iban a Caracas hasta que Maduro se fuese. Recogieron firmas, hicieron trampas, guarimbearon. Tuvieron apoyo internacional. El precio del petróleo se vino abajo.

Hubo momentos que esperábamos el anuncio de Maduro entregando la Presidencia. Llegamos a noviembre con una MUD desesperada que se inventó lo de destituir a Maduro por abandono del cargo. El pobre Ramos Allup se quedó solo en la Asamblea Nacional porque todo el mundo se fue de rumba decembrina. Pidieron al Papa que interviniese y éste les mandó un representante a sentarse en la Mesa de Diálogo.

Se levantaron de la mismas, pues no hubo manera de demostrar que había una dictadura.

2017. Más elecciones. La dictadura sigue. Los chistes del camarada Maduro no mejoran.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Juan Griego | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES