• 03:59am  El G7 retoma sus reuniones sin May y con el reto de pactar un comunicado

  • 03:59am  5-0. Víctor Vázquez consigue doblete en goleada del Toronto FC

  • 03:58am  La sorprendente recuperación de los bosques vietnamitas

  • 03:57am  Bollywood ayuda a tender puentes entre la India y su vieja rival, China

  • 03:55am  La UE pide llevar ante la Justicia a los responsables del atentado en Egipto

  • 03:48am  Mario Mola: En un futuro próximo no me planteo hacer el Ironman

  • 03:45am  Trump se irá de Taormina sin ofrecer rueda de prensa cuando termine el G7

  • 03:38am  Los moscovitas reanudan protestas contra demolición de viviendas soviéticas

  • 03:37am  Míchel Salgado: La final de Cardiff está al 50 por ciento

  • 03:36am  Los presos palestinos suspenden la huelga de hambre tras 40 días de ayuno

  • 03:35am  Al menos 18 muertos y 6 heridos en atentado en sureste de Afganistán

  • 03:32am  El papa viaja a Génova y mantiene encuentro con trabajadores de siderúrgica

  • 03:30am  Sábado, 27 de mayo de 2017 (08.00 GMT)

  • 03:25am  Una enigmática roca redonda en Bosnia se convierte en un imán para turistas

  • 03:22am  Antiguas estrellas presentan la World Legend Cup, el mundial de veteranos




Porlamar
27 de mayo de 2017





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






Año electoral
Las consecuencias de este movimiento hacia la derecha las viven los pueblos: menos programas sociales, menos dinero para atender a los pobres, reducción del aporte a la educación, la salud y la cultura, incremento de las tarifas en los servicios públicos, menos viviendas para los de recursos menguados.
Pedro Salima/ psalima36@gmail.com

6 Ene, 2017 | El mundo se ha movido a la derecha en los últimos tiempos. La llegada de un payaso, pero ricachón y fascistoide, a la Presidencia de los Estados Unidos, luego de competir con otra fascista de marca mayor, es una muestra de este movimiento. No es que Obama fuese mejor, sólo que guardaba las apariencias; ordenaba bombardear cualquier país con una sonrisa en los labios. Trump debe hacerlo con una expresión de odio en la suya.

Las consecuencias de este movimiento hacia la derecha las viven los pueblos: menos programas sociales, menos dinero para atender a los pobres, reducción del aporte a la educación, la salud y la cultura, incremento de las tarifas en los servicios públicos, menos viviendas para los de recursos menguados. Eso sí, más dinero para los ricos y poderosos, es lo que llaman incremento de la inversión: más capitalismo, más pobres.

Esto se acompaña con una mayor represión. A la final los pueblos se lamentan y reaccionan. Hay que mantener el orden burgués. A veces es demasiado tarde la protesta, pues el imperialismo no es una invención de unos comunistas, sino una realidad, y hace lo posible para que los gobiernos progresistas no regresen. Para los gringos los gobiernos están para favorecer a las grandes transnacionales.

En medio de este panorama a Venezuela le toca transitar por un año electoral. Sí, pese a que la llamada dictadura chavista lleva 18 años en la Presidencia, hay un año electoral. El anuncio no es para que el chavismo ande muy alegre, pues tras pasar por las crisis del 2016, hay demasiadas bajas. A lo que se suman numerosos errores de varios gobernadores y alcaldes rojosrojitos. En Nueva Esparta, por ejemplo, una Alcaldesa le colocó su nombre a una urbanización. Por su parte, la oposición debería festejar, pues el cuadro que tienen por delante les favorece. Sólo que no salen de su asombro porque el 2017 los agarró en la oposición, cuando tuvieron todo su favor para estar en el gobierno.

En el 2016 una crisis económica que provocada o no, nos convirtió en un país de colas, de escasez, de canibalismo, de rabia. Con un gobierno errante y titubeante. Ofrecieron sacar a Maduro en 6 meses. No pudieron. Hicieron tomas de Venezuela. Anunciaron que se iban a Caracas hasta que Maduro se fuese. Recogieron firmas, hicieron trampas, guarimbearon. Tuvieron apoyo internacional. El precio del petróleo se vino abajo.

Hubo momentos que esperábamos el anuncio de Maduro entregando la Presidencia. Llegamos a noviembre con una MUD desesperada que se inventó lo de destituir a Maduro por abandono del cargo. El pobre Ramos Allup se quedó solo en la Asamblea Nacional porque todo el mundo se fue de rumba decembrina. Pidieron al Papa que interviniese y éste les mandó un representante a sentarse en la Mesa de Diálogo.

Se levantaron de la mismas, pues no hubo manera de demostrar que había una dictadura.

2017. Más elecciones. La dictadura sigue. Los chistes del camarada Maduro no mejoran.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Juan Griego | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES