• 08:47pm  Ascienden a 34 las personas fallecidas por temporada de lluvias en Ecuador

  • 08:47pm  Medellín resta importancia a altura de Arequipa y va por triunfo ante Melgar

  • 08:47pm  Asesinan a tiros a un dirigente de los Sin Tierra en Brasil

  • 08:44pm  Desnutrición y obesidad cuestan millones de dólares a países, dice la CEPAL

  • 08:43pm  Ultras de Altanta agreden a jugadores durante entrenamiento

  • 08:43pm  Venezolana vendedora en calles de Bogotá supera 124.000 dólares en donaciones

  • 08:38pm  La Bolsa de Seúl abre con un avance del 0,08 por ciento

  • 08:38pm  Venezolana vendedora en calles de Bogotá supera 124.000 dólares en donaciones

  • 08:38pm  Rajoy preside presentación de proyecto de cable submarino España- Brasil

  • 08:38pm  Investigan en Colombia relación entre muerte de tres jóvenes y juego en línea

  • 08:38pm  Tokio abre con una caída del 0,05 % hasta los 18.867,19 puntos

  • 08:38pm  Investigan en Colombia relación entre muerte de tres jóvenes y juego en línea

  • 08:38pm  Bachelet llama a la tranquilidad tras fuerte sismo: Todo está bajo control

  • 08:38pm  Congreso salvadoreño iniciará mañana discusión sobre reformas de pensiones

  • 08:38pm  Lunes, 24 de abril de 2017 (24.00 GMT)




Porlamar
24 de abril de 2017





EL TIEMPO EN MARGARITA 26°C






Mi vientre… solitario
Cuando el nudo en la garganta me gana, aterriza en mi mano y no logro escribir, entonces releo lo de ayer y sobre lo escrito reescriben mis lágrimas.
Dalal El Laden / http://dalalelladen.blogspot.com / Facebook: Vereda Anónima

7 Ene, 2017 | Son las nueve horas. La humedad imprime tu recuerdo en mi frente. Preparo mi café. Doy tres pasos con mi taza. Dejo caer mi bata. Vuelvo a mi hamaca. La brisa enchina mi vientre... solitario. Dejo mi bata sobre la cerámica... húmeda. Recuerdo tu voz; no llega. Abro las páginas de un nuevo libro; me parecen las páginas de mi nuevo libro. Sigo en mi hamaca. La brisa enchina mis brazos, largos, que no te alcanzan. La humedad de mi frente baja y la humedad de mi bata -transportada a la cerámica- sube... ambas imprimen tu recuerdo en mi boca. Me pregunto dónde quedó mi taza.

----------

El piano toca
mi desayuno caliente en la mesa;
mi mantel floreado y limpio;
tu libro azul en mis piernas;
tu banco repintado y vacío;
tu desayuno caliente
que hoy en mi mente
te preparo
el próximo inicio de año;
tu desayuno caliente
bajo mi libreta hoy impaciente
por plasmarle
este deseo.

----------

Cuando el nudo en la garganta me gana, aterriza en mi mano y no logro escribir, entonces releo lo de ayer y sobre lo escrito reescriben mis lágrimas.

----------

Nada es bueno ni malo: lo que es malo para ti puede ser bueno para mí, y viceversa... Por ejemplo, si yo fuera insomnio, sería feliz en tus ojos.

----------

He dicho que voy a dormir, pero ¿dormiré? Con preguntas sin respuestas se nos va yendo la vida. Sí, con preguntas sin respuestas que curiosamente están y están solo para demostrarnos lo vivos que aún estamos.

----------

Los libros también son esas ventanas que nos permiten ver el desierto para valorar más el mar.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Juan Griego | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES