• 09:52pm  Muriel se descarta para jugar contra Ecuador por lesión muscular

  • 09:51pm  Fiscales panameños viajarán a Brasil para buscar más datos de caso Lava Jato

  • 09:51pm  Ministerio Público dominicano interroga a exdiputado por el caso Odebrecht

  • 09:47pm  Muriel reconoce que será difícil que juegue ante Ecuador por lesión muscular

  • 09:46pm  Sube de tono cruce de acusaciones entre obispo mexicano y gobierno de Morelos

  • 09:46pm  Grandes países de América exigen comicios a Maduro y liberar presos políticos

  • 09:41pm  Un mexicano deportado seis veces es declarado culpable de asesinato en EEUU

  • 09:36pm  Alcaldes de Lima no usan fondos para emergencia por temor a la Contraloría

  • 09:36pm  1-0. Un gol de Messi pone a Argentina en la zona de clasificación directa

  • 09:35pm  Guatemala espera concluir política de protección a defensores de DDHH en 2017

  • 09:34pm  Techint anuncia millonaria inversión en gasífera argentina de Vaca Muerta

  • 09:31pm  Trump da un ultimátum a los republicanos tras revés con el plan de salud

  • 09:30pm  Brasil saca 7 puntos a Uruguay y pisa territorio ruso

  • 09:27pm  Renuncia el gerente de la empresa eléctrica de Panamá tras apagones

  • 09:25pm  Resultados de la decimotercera jornada de las eliminatorias sudamericanas




Porlamar
23 de marzo de 2017





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






Mi vientre… solitario
Cuando el nudo en la garganta me gana, aterriza en mi mano y no logro escribir, entonces releo lo de ayer y sobre lo escrito reescriben mis lágrimas.
Dalal El Laden / http://dalalelladen.blogspot.com / Facebook: Vereda Anónima

7 Ene, 2017 | Son las nueve horas. La humedad imprime tu recuerdo en mi frente. Preparo mi café. Doy tres pasos con mi taza. Dejo caer mi bata. Vuelvo a mi hamaca. La brisa enchina mi vientre... solitario. Dejo mi bata sobre la cerámica... húmeda. Recuerdo tu voz; no llega. Abro las páginas de un nuevo libro; me parecen las páginas de mi nuevo libro. Sigo en mi hamaca. La brisa enchina mis brazos, largos, que no te alcanzan. La humedad de mi frente baja y la humedad de mi bata -transportada a la cerámica- sube... ambas imprimen tu recuerdo en mi boca. Me pregunto dónde quedó mi taza.

----------

El piano toca
mi desayuno caliente en la mesa;
mi mantel floreado y limpio;
tu libro azul en mis piernas;
tu banco repintado y vacío;
tu desayuno caliente
que hoy en mi mente
te preparo
el próximo inicio de año;
tu desayuno caliente
bajo mi libreta hoy impaciente
por plasmarle
este deseo.

----------

Cuando el nudo en la garganta me gana, aterriza en mi mano y no logro escribir, entonces releo lo de ayer y sobre lo escrito reescriben mis lágrimas.

----------

Nada es bueno ni malo: lo que es malo para ti puede ser bueno para mí, y viceversa... Por ejemplo, si yo fuera insomnio, sería feliz en tus ojos.

----------

He dicho que voy a dormir, pero ¿dormiré? Con preguntas sin respuestas se nos va yendo la vida. Sí, con preguntas sin respuestas que curiosamente están y están solo para demostrarnos lo vivos que aún estamos.

----------

Los libros también son esas ventanas que nos permiten ver el desierto para valorar más el mar.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Clasificados | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES