• 04:12pm  Nuevo director de Instituto cubano en Miami dice impulsará la imparcialidad

  • 03:56pm  El español González dice que es muy bueno que México voltee hacia Europa

  • 03:56pm  El petróleo Brent baja un 2,58 % y cierra en 48,06 dólares

  • 03:37pm  El peso argentino se deprecia 1,66 % frente al euro

  • 03:36pm  Venezuela prorroga por octava vez la vigencia del billete de 100 bolívares

  • 03:36pm  El peso argentino se deprecia 1,14 % frente al dólar

  • 03:36pm  El CAF defiende la productividad para mantener el crecimiento en Iberoamérica

  • 03:36pm  Guatemala presentará en Argentina informe sobre avance contra lavado dinero

  • 03:30pm  Verhaeren (Australia) ve a su equipo preparado para dar lo máximo

  • 03:30pm  Es un sueño, dice el venezolano Hernández sobre su llegada al Belenenses

  • 03:30pm  Tres terroristas abatidos en una zona chií en el este de Arabia Saudí

  • 03:26pm  Macri se reúne con Vázquez y Morales en antesala de cumbre del Mercosur

  • 03:25pm  Morata se despide del Real Madrid: Es una decisión pensada y meditada

  • 03:19pm  Costa Rica y EE.UU. se topan de nuevo con Aguilar, el árbitro de la nieve

  • 03:17pm  El Alinghi suizo domina en Barcelona; los españoles notan la presión




Porlamar
23 de julio de 2017





EL TIEMPO EN MARGARITA 26°C






Política: no violencia
Los frutos de la violencia son muy amargos: venganza, migraciones, ruina, muerte, desolación, amargura sin límites. El mismo Jesús sufrió un juicio inicuo y a la vez no permitió que juzgaran severamente a una pecadora como la adúltera y le ruega a Pedro que envaine la espada en la tremenda noche del prendimiento en Getsemaní.
Fernando Castro Aguayo fcastroa@gmail.com

9 Ene, 2017 | Francisco con motivo de la Jornada Mundial de la Paz 2017 propuso un lema: “La no violencia: un estilo de hacer política para la paz”: apelación a la razón, a la capacidad humana de poder conversar según el derecho, la justicia, la equidad y nunca por la fuerza de la guerra y el combate. Es apostar al hombre, a su capacidad de ponerse de acuerdo para un noble objetivo común. Una paz que se funda en la verdad, en la justicia, en la libertad humana y en el amor.

Los frutos de la violencia son muy amargos: venganza, migraciones, ruina, muerte, desolación, amargura sin límites. El mismo Jesús sufrió un juicio inicuo y a la vez no permitió que juzgaran severamente a una pecadora como la adúltera y le ruega a Pedro que envaine la espada en la tremenda noche del prendimiento en Getsemaní.

San Josemaría que sufrió el odio y la persecución en la severa guerra civil española, predicó con fuerza la “paz de los hijos de Dios” o sea que somos capaces de amarnos. Igualmente en el siglo XX, la madre Teresa de Calcuta defendió con muchísima fuerza los atentados contra la vida en el seno de la madre. Es la máxima violencia contra un ser indefenso.

La no violencia practicada como una decisión personal nos ayudará a todos a nunca desestimar ni rechazar a nadie. Es un verdadero don de Dios. “La compasión y la no violencia son esenciales e indican el camino de la vida”.

Francisco escribe que “La familia es el espacio indispensable en el que los cónyuges, padres, hijos, hermanos y hermanas aprenden a comunicarse y a cuidarse unos a otros de modo desinteresado, y donde los desacuerdos e incluso los conflictos deben ser superados, no con la fuerza, sino con el diálogo, el respeto, la búsqueda del bien del otro, la misericordia y el perdón”. La familia, entonces, se convierte en propagadora de la paz y primera escuela de la no-violencia.

El Príncipe de la paz, Jesucristo, nos ayuda a caminar por este sendero y a trabajar con esfuerzo por instaurar la justicia, el amor y la paz. Buenos deseos para este año 2017.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Juan Griego | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES