• 05:29am  Arrestado el líder de las protestas del norte de Marruecos que había huido

  • 05:28am  Oposición rusa convoca protestas masivas en más de 200 ciudades del país

  • 05:22am  La golfista nipona Ai Miyazato, número 1 mundial en 2010, anuncia su retirada

  • 05:20am  Inteligencia alemana ve fundamental cooperar con EEUU en lucha contra el EI

  • 05:19am  Más de 30 detenidos tras incidentes violentos en derbi Levsky-CSKA en Sofía

  • 05:14am  Bartomeu anunciará esta tarde el nombre del sustituto de Luis Enrique

  • 05:11am  Jon Rahm se une a Sergio García en el top 10

  • 04:46am  BA opera sus vuelos en Gatwick pero persisten las cancelaciones en Heathrow

  • 04:46am  Comienza evacuación de la última tanda de rebeldes de un distrito de Damasco

  • 04:44am  Nike presenta la equipación del Barcelona para la próxima temporada

  • 04:40am  La imparable carrera de los chinos hacia una vida sin dinero en efectivo

  • 04:25am  Ejército filipino inicia rescate de civiles en áreas tomadas por yihadistas

  • 04:06am  Andy Murray continúa al mando de la clasificación ATP

  • 04:04am  El difícil avance de la educación sexual en Vietnam

  • 04:03am  La Policía británica interroga a 14 sospechosos por el atentado de Manchester




Porlamar
29 de mayo de 2017





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






Hortensia
Imaginemos una colmena y un panal donde todas las abejas lucen enamoradas y con sus pulmones cromáticos encendidos! Eso nos ocurre a todos los humanos y, Hortensia, jamás fue la excepción, porque, Hortensia vivía y se mantenía alimenticiamente a un paso del amor.
Perucho Aguirre

16 Mar, 2017 | Era rústicamente estructural y, ponderaba sus búsquedas de contenidos y armonías en las embestidas de su piel descalza. Y no le pesaba que la miraran de reojos. Oía hasta las murmuraciones y criticonerías que nunca faltaron. Ese era su tatuaje vivencial ¡Y, punto! Salir encinta nunca le pesaba ¡Instante de amor infinitamente bello e incomparable! ¿Algún amor inadvertido? Sí, pero, fugaz y, eso, según la experiencia que algunas veces nos atrapa el corazón. ¡Es que enamorarse es somático y exclusivo de la sangre! En el corazón tiene su oficina y en el cerebro la respuesta…Imaginemos una colmena y un panal donde todas las abejas lucen enamoradas y con sus pulmones cromáticos encendidos! Eso nos ocurre a todos los humanos y, Hortensia, jamás fue la excepción, porque, Hortensia vivía y se mantenía alimenticiamente a un paso del amor. Profunda, espina hiriente e insacable arpón! Todos la mirábamos en su andar por las calles polvorientas del pueblo viejo de La Mar. El inolvidable. Porque no existía la holgazanería …¡Hasta sus “loquitos” inteligentísimos trabajaban!

Ahora, este pueblo que ya no es de La Mar, es un disparate de invasores. Botadero de excedentes malvenidos ¿Y, moscas? ¡Por demás! De niño la vi vestir con alguna que otra ropa nueva, adquirida o regalada y con sus cholitas. Una flor natural en una de sus orejas y los labios pintados con achote y las mejillas con aquel colorete de antes que olía a “vente tu”. Le decían vainas y a Hortensia le gustaba. Lo comenzaba tempranito y, ya andada la mañana pasaba con su talega repleta de corocoros, róbalos y vituallas.

Hortensia fue una estampa que nos quedó grabada como un retrato de Savignac en el cerebro del tiempo. Nadie la vio pedir. Ella se valió de su cuerpo, su visión de la vida y eso es privado…¡Realizadamente personal! Aplausos para ti, Hortensia! Donde quiera que estés, felicitaciones para ti…recuerdo grato de mi niñez…

¿Azul?




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Juan Griego | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES