• 08:32pm  Emergencia en el oeste de Bolivia por inundaciones con 300 familias afectadas

  • 08:32pm  83 % De bolivianos tiene poco o nada de confianza en Morales, según encuesta

  • 08:32pm  Bolívar gana 3-1 a Chapecoense en partido benéfico en La Paz

  • 08:32pm  Estados Unidos se entrenó en Panamá bajo la lluvia

  • 08:32pm  UNICEF denuncia la pobreza y el hambre de los niños de Yemen por la guerra

  • 08:32pm  La Bolsa de Seúl abre con una caída del 0,25 % hasta los 2.163,42 puntos

  • 08:32pm  Guerrero dice que Uruguay golpeará pero con talento Perú puede hacerle daño

  • 08:32pm  La Bolsa de Tokio abre con una caída del 0,92 % hasta los 19.085,49 puntos

  • 08:15pm  Domingo, 26 de marzo de 2017 (24.00 GMT)

  • 08:12pm  Vuelve a su país el alemán que vivió tres meses en el aeropuerto de Sao Paulo

  • 08:12pm  Iglesia mexicana advierte traición de empresas que colaboren en muro de Trump

  • 07:56pm  Varela confirma participación en cumbre del Mecanismo de Tuxtla

  • 07:56pm  Detienen en Colombia al narcotraficante conocido como el hombre del overol

  • 07:53pm  Un Nadal milenario gana a Kohlschreiber tras un inicio dubitativo

  • 07:33pm  Marquinhos pide a Brasil mantener pies en el piso ante euforia




Porlamar
26 de marzo de 2017





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






Hortensia
Imaginemos una colmena y un panal donde todas las abejas lucen enamoradas y con sus pulmones cromáticos encendidos! Eso nos ocurre a todos los humanos y, Hortensia, jamás fue la excepción, porque, Hortensia vivía y se mantenía alimenticiamente a un paso del amor.
Perucho Aguirre

16 Mar, 2017 | Era rústicamente estructural y, ponderaba sus búsquedas de contenidos y armonías en las embestidas de su piel descalza. Y no le pesaba que la miraran de reojos. Oía hasta las murmuraciones y criticonerías que nunca faltaron. Ese era su tatuaje vivencial ¡Y, punto! Salir encinta nunca le pesaba ¡Instante de amor infinitamente bello e incomparable! ¿Algún amor inadvertido? Sí, pero, fugaz y, eso, según la experiencia que algunas veces nos atrapa el corazón. ¡Es que enamorarse es somático y exclusivo de la sangre! En el corazón tiene su oficina y en el cerebro la respuesta…Imaginemos una colmena y un panal donde todas las abejas lucen enamoradas y con sus pulmones cromáticos encendidos! Eso nos ocurre a todos los humanos y, Hortensia, jamás fue la excepción, porque, Hortensia vivía y se mantenía alimenticiamente a un paso del amor. Profunda, espina hiriente e insacable arpón! Todos la mirábamos en su andar por las calles polvorientas del pueblo viejo de La Mar. El inolvidable. Porque no existía la holgazanería …¡Hasta sus “loquitos” inteligentísimos trabajaban!

Ahora, este pueblo que ya no es de La Mar, es un disparate de invasores. Botadero de excedentes malvenidos ¿Y, moscas? ¡Por demás! De niño la vi vestir con alguna que otra ropa nueva, adquirida o regalada y con sus cholitas. Una flor natural en una de sus orejas y los labios pintados con achote y las mejillas con aquel colorete de antes que olía a “vente tu”. Le decían vainas y a Hortensia le gustaba. Lo comenzaba tempranito y, ya andada la mañana pasaba con su talega repleta de corocoros, róbalos y vituallas.

Hortensia fue una estampa que nos quedó grabada como un retrato de Savignac en el cerebro del tiempo. Nadie la vio pedir. Ella se valió de su cuerpo, su visión de la vida y eso es privado…¡Realizadamente personal! Aplausos para ti, Hortensia! Donde quiera que estés, felicitaciones para ti…recuerdo grato de mi niñez…

¿Azul?




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Clasificados | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES