• 05:22pm  Varios heridos en segunda jornada de protestas por nuevo presupuesto en Haití

  • 05:21pm  El real pierde 0,87 % y el dólar se vende a 3,130 reales en Brasil

  • 05:13pm  Los Ángeles acoge a la mayor celebración del arte latinoamericano y latino

  • 05:05pm  Colombia ha erradicado 62 % de 50.000 hectáreas de coca previstas para 2017

  • 05:04pm  Tardes redondas en Albacete, Murcia y Baza, donde cae lesionado El Cordobés

  • 05:03pm  Wall Street cierra con nuevos récords del Dow Jones, el S&P 500 y el Nasdaq

  • 05:01pm  Precios al consumidor en Argentina subieron en agosto pasado un 1,4 %

  • 05:01pm  Venezuela anula 150 puntos de pago con tarjeta por escasez de efectivo

  • 04:42pm  No jugaremos contra Juan de los palotes, dice el técnico del Plaza Amador

  • 04:41pm  Helicóptero con ayuda para víctimas del sismo se desploma en el sur de México

  • 04:34pm  Juez del Supremo brasileño autoriza una nueva investigación contra Temer

  • 04:34pm  Incautan millonarias propiedades y cuentas bancarias a testaferro de las FARC

  • 04:24pm  Huracanes Irma y Harvey podrían superar los costes de Katrina, según estudio

  • 04:23pm  Chavismo perderá elecciones regionales y presidenciales, según analista

  • 04:08pm  Inauguran en el norte de Chile la primera central geotérmica de Suramérica




Porlamar
15 de diciembre de 2017





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






Zavalita
Hace pocos años leí Conversaciones en La Catedral, la novela de Vargas Llosa.
Manuel Narváez | narvaezchacon@gmail.com

16 Mar, 2017 | Hace pocos años leí Conversaciones en La Catedral, la novela de Vargas Llosa. Desde entonces Zavalita, el personaje central, se apodera con cierta regularidad de mi estado de ánimo y no puedo evitar el tristísimo lamento: ¿En qué momento se jodió Venezuela? Entonces comienzo a desgranar una enunciación laberíntica de hipótesis.

¿Fue acaso cuando los dinosaurios y su entorno vegetal quedaron sepultados y se convirtieron en bitumen?

¿Cuando Bolívar consideró poca cosa dedicarse a construir un país y se fue a la conquista de la corona de los Incas? ¿Cuando los Monagas intentaron perpetuarse?

¿Cuando Guzmán nos convirtió en su caja chica para irse a vivir en París?

¿Cuando el sectarismo carcomió la gobernabilidad en Trienio Adeco?

¿Cuando los partidos del Pacto de Punto Fijo perdieron el sentido de Grandeza Nacional y se convirtieron en simples máquinas electorales?

¿Cuando los náufragos se rebelaron? ¿Cuándo sucumbimos ante las mañas seductoras del militar felón de boína roja?

¿Cuando la oposición democrática perdió cordura y compostura entre 2002 y 2005?

En la Filcar recibí de Luis Enrique Pérez Oramas una valiosa cuenta para mi rosario de explicaciones: Venezuela se jodió porque nuestras élites son profundamente ignorantes y por ello no han sabido generar autoridad en igualdad; en consecuencia padecemos los males que se derivan de la mezcla tóxica de autoritarismo e igualitarismo.

Estamos jodidos, no hay dudas; pero mientras ese estado no sea definitivo y pasemos a reunirnos con los etruscos, siempre será posible identificar lo que nos jode y ponerle remedio. Para las élites, en todos los ámbitos y en todos los niveles, la tarea no solo consiste en buscar ilustración, sino además prepararse espiritualmente para el ejercicio del coraje cívico y la corresponsabilidad ciudadana.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Juan Griego | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES