• 05:22pm  Varios heridos en segunda jornada de protestas por nuevo presupuesto en Haití

  • 05:21pm  El real pierde 0,87 % y el dólar se vende a 3,130 reales en Brasil

  • 05:13pm  Los Ángeles acoge a la mayor celebración del arte latinoamericano y latino

  • 05:05pm  Colombia ha erradicado 62 % de 50.000 hectáreas de coca previstas para 2017

  • 05:04pm  Tardes redondas en Albacete, Murcia y Baza, donde cae lesionado El Cordobés

  • 05:03pm  Wall Street cierra con nuevos récords del Dow Jones, el S&P 500 y el Nasdaq

  • 05:01pm  Precios al consumidor en Argentina subieron en agosto pasado un 1,4 %

  • 05:01pm  Venezuela anula 150 puntos de pago con tarjeta por escasez de efectivo

  • 04:42pm  No jugaremos contra Juan de los palotes, dice el técnico del Plaza Amador

  • 04:41pm  Helicóptero con ayuda para víctimas del sismo se desploma en el sur de México

  • 04:34pm  Juez del Supremo brasileño autoriza una nueva investigación contra Temer

  • 04:34pm  Incautan millonarias propiedades y cuentas bancarias a testaferro de las FARC

  • 04:24pm  Huracanes Irma y Harvey podrían superar los costes de Katrina, según estudio

  • 04:23pm  Chavismo perderá elecciones regionales y presidenciales, según analista

  • 04:08pm  Inauguran en el norte de Chile la primera central geotérmica de Suramérica




Porlamar
20 de noviembre de 2017





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






El viraje de la oposición
Es en este escenario en el que se libra la lucha por el poder entre Gobierno y oposición. Unos aspiran a acceder al Ejecutivo y los otros a mantenerse en él. Una disputa que bien puede transcurrir por los caminos institucionales y tener como momento decisivo las presidenciales de 2018, como también pudiera desviarse fuera de la senda electoral y resolverse por medio de un enfrentamiento violento.
Leopoldo Puchi | lepuchi@gmail.com

25 Abr, 2017 | Una parte de los problemas por los que atraviesa el país tiene que ver con errores cometidos por el propio Gobierno. En lo económico pesan decisiones macroeconómicas que dificultan el desenvolvimiento de las actividades productivas y comerciales, en particular una política cambiaria que disloca el sistema de precios y enriquece a unos pocos, del sector público y del empresariado privado, que se aprovechan de la adquisición de divisas preferenciales, venden los productos importados a precios del mercado paralelo y fugan las ganancias al exterior. En lo político, no se ha atinado a crear mecanismos de encuentro para estructurar un marco de convivencia en medio de las diferencias. Todo esto ocurre en un cuadro caracterizado por la caída de los precios del petróleo y de las medidas de cerco financiero internacional, lo que agrava todos los problemas.

Es en este escenario en el que se libra la lucha por el poder entre Gobierno y oposición. Unos aspiran a acceder al Ejecutivo y los otros a mantenerse en él. Una disputa que bien puede transcurrir por los caminos institucionales y tener como momento decisivo las presidenciales de 2018, como también pudiera desviarse fuera de la senda electoral y resolverse por medio de un enfrentamiento violento.

Del lado gubernamental, Elías Jaua ha declarado que "la salida política a las diferencias, en la democracia que nosotros hemos construido, se da en las elecciones". Esta declaración sugiere que el PSUV ha descartado el viejo modelo del llamado "socialismo real" y que en 2018, en caso de no ganar las elecciones, se produciría una alternancia en la Presidencia.

La situación del país, y sobre todo el malestar generado por la escasez y la inflación, le brinda grandes posibilidades a la oposición de ganar la presidencia en las elecciones de 2018. Desde 2006, con la candidatura de Manuel Rosales, esta fue la ruta trazada por las fuerzas partidistas del campo opositor. Sin embargo, no ha existido siempre un criterio uniforme, y en oportunidades han cobrado fuerza otras visiones.

En la actualidad, la mayoría de las organizaciones de oposición ha decidido adoptar una ruta diferente y se ha escogido el camino del derrocamiento en 2017 del Gobierno, por medio de la estrategia conocida como "revoluciones de colores" o "primaveras", en las que un movimiento de masas pacífico, que dura semanas o meses, es combinado con acciones de violencia de calle de baja y mediana intensidad, con el fin de provocar un resquebrajamiento del estamento militar que dé lugar a un golpe que saque de Miraflores al Presidente.

De modo que se ha impuesto el criterio de los factores radicales internos y la presión que se ha ejercido desde la OEA, a pesar de que importantes sectores de la oposición son contrarios a esta estrategia y buscan los mecanismos de diálogo para un entendimiento que facilite la alternancia en 2018.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Juan Griego | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES