• 05:22pm  Varios heridos en segunda jornada de protestas por nuevo presupuesto en Haití

  • 05:21pm  El real pierde 0,87 % y el dólar se vende a 3,130 reales en Brasil

  • 05:13pm  Los Ángeles acoge a la mayor celebración del arte latinoamericano y latino

  • 05:05pm  Colombia ha erradicado 62 % de 50.000 hectáreas de coca previstas para 2017

  • 05:04pm  Tardes redondas en Albacete, Murcia y Baza, donde cae lesionado El Cordobés

  • 05:03pm  Wall Street cierra con nuevos récords del Dow Jones, el S&P 500 y el Nasdaq

  • 05:01pm  Precios al consumidor en Argentina subieron en agosto pasado un 1,4 %

  • 05:01pm  Venezuela anula 150 puntos de pago con tarjeta por escasez de efectivo

  • 04:42pm  No jugaremos contra Juan de los palotes, dice el técnico del Plaza Amador

  • 04:41pm  Helicóptero con ayuda para víctimas del sismo se desploma en el sur de México

  • 04:34pm  Juez del Supremo brasileño autoriza una nueva investigación contra Temer

  • 04:34pm  Incautan millonarias propiedades y cuentas bancarias a testaferro de las FARC

  • 04:24pm  Huracanes Irma y Harvey podrían superar los costes de Katrina, según estudio

  • 04:23pm  Chavismo perderá elecciones regionales y presidenciales, según analista

  • 04:08pm  Inauguran en el norte de Chile la primera central geotérmica de Suramérica




Porlamar
17 de octubre de 2017





EL TIEMPO EN MARGARITA 28°C






El margariteño Pedro Ángel González graba su nombre en la historia
Este artista, nativo de Santa Ana del Norte, obtuvo el Premio Nacional de Pintura en 1952. Es reconocido como uno de los grandes del pincel y la escultura, además de notable profesor y fundador del Taller de Grabado de Caracas. Es el epónimo de la Escuela Técnica de Artes Visuales de La Asunción, capital neoespartana.
Yanet Escalona

Foto: YULIANNYS GONZÁLEZ | @Yuliaseret

Acucioso, polifacético y detallista, el margariteño Pedro Ángel González grabó su nombre para la historia de las artes plásticas. / Foto: YULIANNYS GONZÁLEZ | @Yuliaseret

7 May, 2017 | Acucioso, polifacético y detallista, el margariteño Pedro Ángel González grabó su nombre para la historia de las artes plásticas, en un contexto donde es reconocido como pintor, escultor y autor de grabados que genialmente inmortaliza, tras su acertado manejo de variadas técnicas. Aguafuerte… aguatinta… mezzotinta… Él no vio límites a la hora de crear con visión rigurosa y libre a la vez.

Pedro Ángel González nació en Santa Ana, población de la isla de Margarita que anteriormente era llamada Villa del Norte y que se reviste de historia, además, porque fue en su iglesia donde se celebró en 1816 la Asamblea de Notables, la cual proclamó la Tercera República de Venezuela.

Aún a principios del siglo pasado se mantenía el ambiente apacible de esta Villa con solariegas casas y cuidados jardines. Justo cuando el almanaque marcaba el 9 de septiembre de 1901, la comadrona del pueblo atendió el parto de Juana Anuel. El llanto del rozagante niño llenó de alegría el hogar, y así fue como vio luz en su refulgente ínsula el preclaro Pedro Ángel González. Sin dudas, nacía con buena estrella y ya predestinado a ser artista de talla universal.

Foto: ARCHIVO

Acucioso, polifacético y detallista, el margariteño Pedro Ángel González graba su nombre para la historia de las artes plásticas. / Foto: ARCHIVO

En el Diccionario Biográfico de las Artes Visuales en Venezuela, apuntan que en marzo de 1912 Pedro Ángel González se radicó en Juan Griego y trabajó como ayudante en el taller paterno. Aprendió a pintar retratos con Numa Pompilio Briceño, quien hacía retratos del natural y de fotografías. Su padre lo apoyó para conseguir lápices de creyón y cera, con los que hizo sus primeros retratos sobre tela de personajes del pueblo.

Aprendió a pintar letras góticas y realizó carteles para las fiestas de Juan Griego; también modeló figuras con papel maché y polvo de caolín que pintaba con safrolín.

Estudios en Caracas

En 1916, la Gobernación del estado Nueva Esparta le otorgó una beca y el 18 de abril de ese año llegó a Caracas e ingresó en la Academia de Bellas Artes, donde estudió con Cirilo Almeida Crespo, Pedro Zerpa y Cruz Álvarez García hasta 1923. En el Diccionario de las Artes Visuales precisan que de esa época son dos apuntes de desnudos (Colección Galería de Arte Nacional, GAN, 1918), los cuales demuestran su destreza en el trazo.

Como estudiante observó el trabajo de Samys Mützner, Emilio Boggio y Nicolás Ferdinandov. González trabajó como decorador de casas en San Agustín, pintando las paredes de colores o paisajes y temas florales. En la Academia conoció a Manuel Cabré y a Antonio Edmundo Monsanto, quien le muestra reproducciones de "Caprichos de Goya".

Hacia 1921 conoció a Federico Brandt y en varias ocasiones Monsanto, González y Brandt salen a pintar paisajes. De esta época son "Cedros en Los Caobos" (1923) y "Paisaje –alrededores del puente Canoa-" (1924), ambos de la colección GAN. En 1924 pasó a ser profesor de dibujo del Liceo Fermín Toro, donde trabajó siete años, y en 1925 empezó a hacer dibujos para etiquetas y propagandas para la Tipografía Americana.

Época donde conoce a Raúl Santana, quien había aprendido grabado en España, y éste lo contrató a fin de realizar dibujos para etiquetas, a lo que González se dedicó durante ocho años; aprendió impresión litográfica, tipográfica y offset.

Foto: YULIANNYS GONZÁLEZ | @Yuliaseret

Pintura titulada “Efecto de la luz en la tarde”. / Foto: YULIANNYS GONZÁLEZ | @Yuliaseret

Gremio de lítografos

Posteriormente ingresó al gremio de litógrafos. La posición crítica ante su trabajo, y una crisis generada por su incomprensión del arte moderno, lo alejó de la pintura entre 1928 y 1937; a pesar de esto, participó en la “Exposición de la Sociedad de Antiguos Alumnos de la Escuela Nacional de Bellas Artes” (1928). En 1936 empezó a trabajar como dibujante y litógrafo en la fábrica de envases de hojalata Domínguez y Cía., en la que permaneció durante20 años, y realizó diseños de etiquetas de productos comerciales como café El Negrito, aceite Diana, galletas La Favorita y Branca. En 1932 viajó durante dos meses a Europa y visitó museos en París y Madrid.

En 1937 retornó a la pintura y, al respecto, Eduardo Planchart Licea comenta: “para él, tras disipar las dudas de su personalidad plástica, careció de interés mostrarse actual, aunque estaba al tanto de todo lo que ocurría en la plástica y era un asiduo visitante de los museos de la capital” (1991).

Aguafuerte y otras técnicas

El citado Diccionario de Artes Visuales indica que “en 1936, tras la reestructuración de la Academia de Bellas Artes, se integró al grupo de profesores de la Escuela de Artes Plásticas y Aplicadas, en la que permaneció más de 20 años, y fundó el taller de técnicas gráficas; González empezó a estudiar aguafuerte con manuales, para impartir sus clases. El artista chileno Marco Bontá dio clases de aguafuerte en la escuela durante tres meses y González trabajó como su ayudante”.

En 1937 grabó "Calle de La Guaira" (Colección GAN), tal vez el primer aguafuerte realizado en Venezuela, y en 1939, "Estudio para Pentesilea", a partir de un boceto de Arturo Michelena, grabado en aguafuerte y aguatinta (Colección GAN). Tras su fundación en 1938, sus aguafuertes ilustraron la Revista Nacional de Cultura. Planchart señaló la importancia que tuvo el dominio del aguafuerte en el realismo y brillo de su pintura posterior a 1937.

En 1941 realizó en mezzotinta "Retrato" (Colección GAN), con esmero en el detalle y el dibujo. Otras imágenes de la colección GAN, como "Misa de gallos" y "Hallacas de Navidad", ambas aguafuerte y aguatinta de 1939, están hechos a manera de postales o tarjetas, lo cual el artista realizaba con frecuencia.

A modo de referencia, es bueno resaltar que la mezzotinta, a diferencia de otras técnicas que parten de una plancha en blanco, inicia de una superficie negra. Ésta se consigue a través de una textura producida en la plancha por un graneador. Aguafuerte es la técnica por excelencia del grabado. Consiste en cubrir la superficie de la plancha con barniz a base de ceras resistente a la acción del ácido que permitirá, una vez seco, dibujar encima con un punzón que raye el barniz y deje la plancha al descubierto.

Carrera ascendente

Los éxitos artísticos de Pedro Ángel González consolidan su trayectoria. En 1942 obtuvo en el III Salón Oficial el Premio Oficial de Pintura con Paisaje de Naiguatá, y desde 1945 hasta 1968 participó ininterrumpidamente en el Salón Oficial como jurado.

En 1951 firmó una de sus obras más célebres, “Haciendo el terraplén” (Colección GAN), donde se observa su maestría. Entre noviembre de 1959 y abril de 1960 fue director de la Escuela de Arte “Cristóbal Rojas” y formó parte de la Junta de Conservación y Fomento del Museo de Bellas Artes. En 1975 abandonó la pintura al aire libre y empezó a pintar en el taller. Ese año la Escuela de Artes Plásticas de La Asunción recibió el nombre del artista. Al siguiente, el recién fundado TAGA lo nombró presidente honorario. En 1977 expuso "Naturalezas muertas" en el Centro de Arte Euroamericano.

Roberto Guevara comentó: “El suyo fue un arte sin cuestionamientos, pero con investigación obstinada (…) Pintó con paciencia amorosa calles sin importancia, paisajes que muchas vece4s no revestían aspectos solemnes o efectistas, pocas flores y objetos, algunos retratos o interiores. Pero su temática principal fue el mundo exterior, el paisaje urbano y el reino natural, que manejó con simplicidad, procediendo a distribuir las masas casi de manera orgánica, y el color, por lo general sobrio y firme, como una irradiación serena de las cosas y realidades mismas, no como algo superpuesto” (1981).

En sus paisajes creó atmósferas en las que la textura y el volumen juegan un papel fundamental, con un dibujo cuidadoso y perfeccionista y un despliegue colorista que destaca las posibilidades de la luz. La GAN posee pinturas, grabados y dibujos datados entre 1918 y 1978.

Exposiciones individuales

1971 - Galería Acquavella, Caracas.

1976 - Centro de Arte Alejandro Freites, Caracas.

1977 - “Nueva temática en la pintura del maestro”, Centro de Arte Euroamericano, Caracas.

1979 - “Centro Humanístico Arístides Bastidas”, Caracas. / “Dibujos y Grabados”, Museo Emilio Boggio.

1981 - Centro de Arte Euroamericano, Caracas.

1983 - “La obra gráfica de Pedro Ángel González”, TAGA.

1991 - “Pedro Ángel González 1918-1980”, Gobernación del Distrito Federal, Caracas.

Premios

1942 - Premio Oficial de Pintura, III Salón Oficial.

1948 - Premio Antonio Edmundo Monsanto, VI Salón Arturo Muchelena / Premio Arístides Rojas, IX Salón Oficial.

1950 - Premio popular, III Salón Planchart.

1954 - Premio Antonio Herrera Toro, XV Salón Oficial.

1955 - Premio popular, VII Salón Planchart.

1956 - Segundo premio, VIII Salón Planchart. / Premio Armando Reverón, XVII Salón Oficial.

1959 - Premio Rotary Club, XX Salón Oficial.

Colecciones

Banco Mercantil, Caracas / Biblioteca del Congreso, Washington / Fundación Polar, Caracas / GAN / Mamja / Museo Arturo Michelena, Caracas / Museo Caracas, Palacio Municipal, Caracas / Museo de Anzoátegui, Barcelona, Anzoátegui / Museo de Ciudad Bolívar / Residencia Presidencial La Casona, Caracas.

Duelo por su partida

Pedro Ángel González, tras una vida pródiga de talento y cultivo de las artes, falleció el 11 de marzo de 1981 en Caracas. El entonces gobernador del estado Nueva Esparta, Pedro Luis Briceño, emitió un decreto donde se declaró tres días de duelo oficial en todo el territorio insular, “durante los cuales permanecerá izada, a media asta, la Bandera Nacional en los edificios públicos de la entidad”.

Asimismo, se comisionó al Museo de Arte Contemporáneo “Francisco Narváez” “para organizar un digno homenaje a la figura y obra del Maestro Pedro Ángel González, “Gloria de las Artes Plásticas Venezolanas”.

Foto: ARCHIVO

Decreto publicado por el diario Sol de Margarita el 13 de marzo de 1981. / Foto: ARCHIVO




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Juan Griego | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES