• 04:12pm  Nuevo director de Instituto cubano en Miami dice impulsará la imparcialidad

  • 03:56pm  El español González dice que es muy bueno que México voltee hacia Europa

  • 03:56pm  El petróleo Brent baja un 2,58 % y cierra en 48,06 dólares

  • 03:37pm  El peso argentino se deprecia 1,66 % frente al euro

  • 03:36pm  Venezuela prorroga por octava vez la vigencia del billete de 100 bolívares

  • 03:36pm  El peso argentino se deprecia 1,14 % frente al dólar

  • 03:36pm  El CAF defiende la productividad para mantener el crecimiento en Iberoamérica

  • 03:36pm  Guatemala presentará en Argentina informe sobre avance contra lavado dinero

  • 03:30pm  Verhaeren (Australia) ve a su equipo preparado para dar lo máximo

  • 03:30pm  Es un sueño, dice el venezolano Hernández sobre su llegada al Belenenses

  • 03:30pm  Tres terroristas abatidos en una zona chií en el este de Arabia Saudí

  • 03:26pm  Macri se reúne con Vázquez y Morales en antesala de cumbre del Mercosur

  • 03:25pm  Morata se despide del Real Madrid: Es una decisión pensada y meditada

  • 03:19pm  Costa Rica y EE.UU. se topan de nuevo con Aguilar, el árbitro de la nieve

  • 03:17pm  El Alinghi suizo domina en Barcelona; los españoles notan la presión




Porlamar
24 de julio de 2017





EL TIEMPO EN MARGARITA 26°C






Irrespeto a la Constitución
Un gobierno con estas credenciales pretende ofrecer a los venezolanos un proceso “constituyente” que es una farsa, un trapo rojo para distraer la atención ante la grave crisis que vivimos, un descarado fraude a la normativa constitucional.
Luis Longart Guerra | longartguerra51@gmail.com

16 May, 2017 | Este gobierno viola constantemente la Constitución Nacional en lo atinente a la soberanía popular.

El caso de las gobernaciones y alcaldías ganadas por la oposición es francamente grotesco. A los gobernadores de Miranda, Lara y Amazonas no sólo les designaron funcionarios paralelos, sino que inhabilitaron ilegalmente a Capriles y a Guarulla. En relación con las alcaldías la situación es patética. En Caracas mantienen preso a Ledezma, en San Cristóbal también apresaron a Ceballos, en San Diego, Carabobo, a Vicenzo Scarano, en Aragua, apresaron al alcalde Delson Guarate del municipio Briceño Iragorri, en Maturín a Warner Jiménez, en Guasdualito, Apure, destituyeron ilegalmente a su Alcaldesa, Lumay Barreto, y ahora en Barquisimeto, pretenden destituir a su alcalde Alfredo Ramos. Es decir, lo que el gobierno no gana por elecciones democráticas, lo arrebata como Jalisco con la complicidad de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, uno de las instituciones más oprobiosas de este régimen irrespetando de manera flagrante la voluntad popular.

Un gobierno con estas credenciales pretende ofrecer a los venezolanos un proceso “constituyente” que es una farsa, un trapo rojo para distraer la atención ante la grave crisis que vivimos, un descarado fraude a la normativa constitucional.

Este gobierno aparece acorralado y representa una minoría violenta y desesperada. Una minoría que pretende imponer a troche y moche, por la fuerza bruta, sus absurdas posiciones políticas. Tal pretensión profundizará la crisis por cuanto el gobierno es prisionero de su tendencia militarista y corrupta.

Las movilizaciones de calle, la represión cruel, injusta y desproporcionada de las fuerzas policiales y la Guardia Nacional, la participación de grupos paramilitares afectos al gobierno y la presión internacional representan una verdadera olla de presión ante la calamitosa situación nacional. Cerca de 40 fallecidos, en su inmensa mayoría jóvenes, centenares de heridos y detenidos son el lamentable saldo de estas heroicas jornadas de lucha por la recuperación democrática.

Ya ningún gobierno puede escudarse en la soberanía nacional ni en la autodeterminación de los pueblos para tratar de burlar la observación y el debate de sus ejecutorias en los organismos internacionales.

La aguda crisis que vivimos tiene una solución democrática. El pueblo debe decidir el destino del país. El pueblo debe decidir si quiere o no una Asamblea Constituyente. La Constitución de la República no requiere de diálogos para la concreción de su normativa. Ya está vencido el período de los gobernadores y diputados a los consejos legislativos y como tal debe convocarse las elecciones regionales y está por vencerse el periodo de los alcaldes y concejales y debe llamarse a las elecciones de alcaldes.

Es lo establecido en la Constitución y en la ley, es lo correcto, justo y constitucional. Lo demás, son maniobras y trampas caza bobos y ya nuestro pueblo no se traga esos cuentos.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Juan Griego | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES