Porlamar
15 de julio de 2018





EL TIEMPO EN MARGARITA 26°C






Deficiencias nutricionales limitan rendimiento físico e intelectual
Acceder a alimentos básicos como carne y pollo, u otros de alto valor proteico se dificulta cada vez más.
Yanet Escalona | @YanetEscalona

Foto: ARCHIVO

Ante los altos costos de los alimentos, la capacidad de adquirirlos y nutrir una dieta balanceada disminuye considerablemente. / Foto: ARCHIVO

26 Jun, 2017 | No sólo son los niños, también los adultos han dejado de consumir alimentos de gran valor proteico, y centran su dieta básica en carbohidratos que compensan a medias sus necesidades, y tales carencias nutricionales tienen sus repercusiones. "Se llena el estómago, pero no se están alimentando bien", asegura el nutricionista José Luis Dellán.

El médico cardiólogo José "Cheo" Herrera asegura que el hecho de no alimentarse con la calidad y cantidad apropiadas, genera deficiencias que inciden en la salud del ser humano.
-Al individuo no ingerir la dieta correcta, con las calorías necesarias, el mismo organismo "echa mano" a los músculos y se produce el catabolismo, disminuyendo considerablemente la masa muscular. En pocas palabras, el catabolismo es la destrucción de la masa muscular, y es entonces cuando la persona va perdiendo fuerza y no tiene capacidad suficiente para desarrollar actividades físicas. Tan sólo hay que imaginarse un obrero, por ejemplo, mal alimentado. Es así que cuando va a realizar su faena no tiene la suficiente energía. El propio organismo, ante la deficiencia nutricional, fabrica la glucosa tomándola del tendón, del colágeno y del músculo. De esa manera genera alimentos nutricionales a expensas del mismo cuerpo. Produce glucosa a través de esa vía, porque no hay ingesta suficiente.

Herrera indica que se observa a los padres "sacrificando" su ingesta proteica, para dejar que sus hijos puedan comer un poco mejor que ellos. Es cuando se observa que igual el adulto va perdiendo peso y masa muscular.

-Como la proteína está costosa, la mayor parte de lo que consumen es pasta, arroz y arepas, cuando consiguen harina.

Agrega que eso es preocupante en los niños, porque les afecta su crecimiento y la intelectualidad, a la hora del aprendizaje escolar. "Un niño con hambre, no aprende, porque bajan los niveles de glucosa a nivel cerebral. Esas son consecuencias de las enfermedades nutricionales", dice.

Indica que en Margarita la proteína más económica es el pescado (las especies populares), y en el caso de las sardinas son fuente proteica y de Omega 3.

Por otra parte Herrera advierte sobre la nueva práctica "naturista" de recomendar el consumo de aceite de coco, el cual al igual que un tipo de palma, es una grasa saturada, y por ello eleva los niveles de colesterol, obstruye arterias y constituye un riesgo de enfermedades coronarias. "Parece ser una moda, pero no es recomendable para la salud", apunta el cardiólogo margariteño.

Limitadas opciones

José Luis Dellán, nutricionista y quien labora en una dependencia pública, aseguró que además de bajar peso algunos pacientes presentan pérdida de masa muscular, y eso tiene relación con deficiencias nutricionales, sobre todo en el consumo de proteínas, carnes rojas y pollo, entre otros.

Recomienda como opción acceder a alimentos de más contenido proteico, como el pescado fresco y la sardina. Sin embargo, escucha a muchos decir que están cansados de comer sardina, porque es lo más accesible, pero igual resulta buena alternativa.
Una opción es aprovechar la buena temporada de esta especie, preparándola de diferentes maneras. "Lo importante es valorar un producto que se consigue en la isla de Margarita, y que ayuda en estos tiempos de carestía de las carnes porque han subido mucho de precio", dijo.

Coincidió en que la pérdida de masa muscular, aunado a la baja de peso del individuo, resta energía sobre todo a quienes realizan oficios que requieren de fuerza o mayor exigencia física, como es el caso de los trabajadores precisó Dellán, ante la preocupante realidad.

Otra recomendación que hace, sobre todo a quienes realizan ejercicios, y quieren recuperar masa muscular, es consumir dos claras de huevos (como quieran prepararlas), en el desayuno e igual cantidad junto con la cena, "porque es una proteína de alto valor biológico", indica.

Recuerda que a mayor pérdida de masa muscular, sobre todo en el caso de los hombres, se pierde fuerza en piernas y brazos; hay un desgaste. La proteína es como el motor e impulso del organismo, y la que imprime fuerza para movilizarse.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Juan Griego | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES