Porlamar
18 de diciembre de 2018





EL TIEMPO EN MARGARITA 24°C






De la Iglesia y el Plebiscito
Esta crisis ha sido buena para descubrir la calidad de gente que apoya a esa oposición. Monseñor Diego Padrón debería aprender con los familiares de las 43 víctimas de las guarimbas, o La Salida, del 2014, que siguen abriendo puertas a la paz.
Roberto Malaver robertomalaver@gmail.com

10 Jul, 2017 | “Monseñor Diego Padrón declaró ante los medios que la Iglesia podría prestar algunas parroquias o sedes para participar en el plebiscito, que –apuntó, señaló y dijo- no es llamado por partidos políticos, sino por la sociedad civil. Se nota que maneja muy bien los eufemismos que utiliza la oposición para diferenciarse del pueblo chavista, por poco no dijo que ese plebiscito no fue llamado por las hordas o chusma chavista, sino por la sociedad civil. No, monseñor, allí están sus partidos políticos, esos que usted conoce muy bien, como también los conoció muy bien monseñor Velasco, cuando apoyó el golpe de Carmona Estanga. Ya han apoyado a Hitler y a Pinochet y ahora, así como la iglesia apoyó la quema de Juana de Arco, hoy también monseñor Diego Padrón, apoya a los que queman venezolanos en la Plaza Altamira y en Lara y en Maracaibo. Con el plebiscito, la iglesia se quitó la sotana”.

Toma un descanso, Arquímedes Salazar, el analista nacional e internacional, y prueba un piñonate que le trajeron de San Juan, y después apaga el video donde está monseñor Diego Padrón declarando lo que acaba de decir, y coloca el video de Requesens en un instituto universitario en Estados Unidos llamando a la invasión y diciendo que van a seguir presionando, y que de darse el plebiscito vendrá una guerra soberana.

Y dice: “La Constituyente los tiene locos porque tiene apoyo en el pueblo, porque es paz, y porque es legal, está allí en la constitución que ellos no aprobaron, porque llamaron a votar No. El plebiscito no está avalado ni por el CNE ni por la Constitución, pero ellos son los demócratas. Esta crisis ha sido buena para descubrir la calidad de gente que apoya a esa oposición. Monseñor Diego Padrón debería aprender con los familiares de las 43 víctimas de las guarimbas, o La Salida, del 2014, que siguen abriendo puertas a la paz”.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES