• 05:22pm  Varios heridos en segunda jornada de protestas por nuevo presupuesto en Haití

  • 05:21pm  El real pierde 0,87 % y el dólar se vende a 3,130 reales en Brasil

  • 05:13pm  Los Ángeles acoge a la mayor celebración del arte latinoamericano y latino

  • 05:05pm  Colombia ha erradicado 62 % de 50.000 hectáreas de coca previstas para 2017

  • 05:04pm  Tardes redondas en Albacete, Murcia y Baza, donde cae lesionado El Cordobés

  • 05:03pm  Wall Street cierra con nuevos récords del Dow Jones, el S&P 500 y el Nasdaq

  • 05:01pm  Precios al consumidor en Argentina subieron en agosto pasado un 1,4 %

  • 05:01pm  Venezuela anula 150 puntos de pago con tarjeta por escasez de efectivo

  • 04:42pm  No jugaremos contra Juan de los palotes, dice el técnico del Plaza Amador

  • 04:41pm  Helicóptero con ayuda para víctimas del sismo se desploma en el sur de México

  • 04:34pm  Juez del Supremo brasileño autoriza una nueva investigación contra Temer

  • 04:34pm  Incautan millonarias propiedades y cuentas bancarias a testaferro de las FARC

  • 04:24pm  Huracanes Irma y Harvey podrían superar los costes de Katrina, según estudio

  • 04:23pm  Chavismo perderá elecciones regionales y presidenciales, según analista

  • 04:08pm  Inauguran en el norte de Chile la primera central geotérmica de Suramérica




Porlamar
13 de diciembre de 2017





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






Respeto mutuo
Cuando las acciones de violencia aparecen, se abren muchas interrogantes sobre las intenciones reales del pensamiento. La construcción en positivo se contrapone al dolor e incertidumbre, cuando manifestamos no estar de acuerdo con algo o con alguien el principio de diferenciación debe ser referencial.
Joselino Serrano | joselino.serrano@gmail.com | @jmserrano73

5 Ago, 2017 | ¡Mi razón prevalece sobre la tuya!, no sé si definirla como terquedad a esta frase, lo que sí estoy seguro que es la actitud que se ha puesto de moda en Venezuela, pareciera que discrepar de algún tipo de idea u opinión es un elemento que esta fuera del contexto de la cotidianidad.

Cabe preguntarse cuál es la postura verdadera, cuántas veces no hemos escuchado la frase en el plano terrenal que dice: nadie es dueño de la verdad. La única verdad que cada día se revela con contundencia ante nuestras vidas, es aquella que viene a través de la divinidad de Dios.

Por esta razón es preciso asumir un nivel de tolerancia y aceptación entre nuestra población, sin que esto te lleve a renunciar a tus ideas o forma de pensar. La vía para defender tus criterios no puede ser vista bajo la práctica de acciones violentas, el liderazgo supone acciones racionales que invitan a la admiración para construir militancia.

Cuando las acciones de violencia aparecen, se abren muchas interrogantes sobre las intenciones reales del pensamiento. La construcción en positivo se contrapone al dolor e incertidumbre, cuando manifestamos no estar de acuerdo con algo o con alguien el principio de diferenciación debe ser referencial.

Por ejemplo, decimos que alguien atropella con sus discursos, pero maldecimos no solo a esa persona sino a quienes le siguen. Otro ejemplo, hablamos que no tenemos acceso a la alimentación, bienes y servicios; pero dentro de nuestra forma de hacer sentir nuestro descontento decidimos quemar y acabar las infraestructuras. Otro ejemplo, hablamos de violencia respondiendo con violencia.

Es una vía errónea la utilización de métodos violentos como manifestación de un descontento, la idea es transformar el método, la única vía para la solución del conflicto viene dada por la búsqueda sistemática de diálogo, reconociendo en este, actores que entorpecen el proceso por intereses personales o de algún grupo. La bandera de lucha debe situarse en la razón y normas de convivencia, esta práctica sirve como patrón para sumar bondades que tributen a un desarrollo armónico.

El respeto mutuo alberga la táctica para la convergencia nacional de las ideas transformadoras, debemos entendernos como venezolanos, son muchos los intereses comunes que tenemos como nación. Nuestra historia recoge un ideario progresista y libertador; en nombre de esto, dejemos de lado tanta soberbia.

La cobardía no es el camino, afrontemos nuestra diferencia con gallardía, evitemos las insinuaciones para la injerencia internacional. Fueron muchos los costos asumidos por Simón Bolívar en hacer de Venezuela, y otras naciones americanas, países libres, en honor a él no podemos desvincularnos de dicha acción histórica. Insistir en el diálogo debe ser nuestro Norte.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Juan Griego | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES