• 05:22pm  Varios heridos en segunda jornada de protestas por nuevo presupuesto en Haití

  • 05:21pm  El real pierde 0,87 % y el dólar se vende a 3,130 reales en Brasil

  • 05:13pm  Los Ángeles acoge a la mayor celebración del arte latinoamericano y latino

  • 05:05pm  Colombia ha erradicado 62 % de 50.000 hectáreas de coca previstas para 2017

  • 05:04pm  Tardes redondas en Albacete, Murcia y Baza, donde cae lesionado El Cordobés

  • 05:03pm  Wall Street cierra con nuevos récords del Dow Jones, el S&P 500 y el Nasdaq

  • 05:01pm  Precios al consumidor en Argentina subieron en agosto pasado un 1,4 %

  • 05:01pm  Venezuela anula 150 puntos de pago con tarjeta por escasez de efectivo

  • 04:42pm  No jugaremos contra Juan de los palotes, dice el técnico del Plaza Amador

  • 04:41pm  Helicóptero con ayuda para víctimas del sismo se desploma en el sur de México

  • 04:34pm  Juez del Supremo brasileño autoriza una nueva investigación contra Temer

  • 04:34pm  Incautan millonarias propiedades y cuentas bancarias a testaferro de las FARC

  • 04:24pm  Huracanes Irma y Harvey podrían superar los costes de Katrina, según estudio

  • 04:23pm  Chavismo perderá elecciones regionales y presidenciales, según analista

  • 04:08pm  Inauguran en el norte de Chile la primera central geotérmica de Suramérica




Porlamar
17 de octubre de 2017





EL TIEMPO EN MARGARITA 28°C






El fraude reconstituyente y la trampa electoral
El más alto tribunal nacional, sin promover prueba alguna, sin verificar la autenticidad de la grabación y sin dar oportunidad de defenderse, pasando por encima del principio que dice que un cristiano es inocente hasta probar lo contrario, suspendió a los parlamentarios electos y, con el correr de los meses, llevó a la situación del famoso desacato del parlamento.
Marcos Tineo M. tineo.marcos@gmail.com

6 Ago, 2017 | “Para tratar de entender cuál es la calidad humana de quienes detentan hoy el poder en el país, así como el destino (más horrible aún que el presente) que nos aguarda como pueblo, creo saludable, sobrino, recordar algunas cositas ya perpetradas durante los últimos tiempos”.

El tío Caballo Rojo señala entonces que hace dos años, al final de diciembre de 2015, un particular, utilizando una grabación que atribuyó a un alto dirigente opositor en Amazonas, denunció un supuesto fraude en la elección de los diputados de ese estado y pidió que se anulara esa elección.

El más alto tribunal nacional, sin promover prueba alguna, sin verificar la autenticidad de la grabación y sin dar oportunidad de defenderse, pasando por encima del principio que dice que un cristiano es inocente hasta probar lo contrario, suspendió a los parlamentarios electos y, con el correr de los meses, llevó a la situación del famoso desacato del parlamento.

Otro tanto pasó con el revocatorio, cuando un sujeto pidió a un tribunal de estado, incompetente para conocer del caso, que suspendiera esa consulta, porque suponía que había firmas chimbas, rúbricas que ya habían sido verificadas y validadas con el CNE. Sin pruebas de ninguna naturaleza, el proceso fue suspendido. Al día de hoy, ambos casos no se han resuelto y el proceso, que se sepa, no ha pasado de la mera denuncia.

“Hoy día, cuando todo un pueblo ha gritado fraude descarado en la elección reconstituyente, pues todos vimos los centros de votación vacíos, cuando el Ministerio Público ha descalificado ese proceso y ha pedido su anulación y el proveedor técnico de las máquinas de votación y responsable de su funcionamiento ha dicho que los números fueron manipulados, nuestro sistema de justicia descarta esas denuncias y avala a la reconstituyente y al gobierno. ¡Qué descaro!”.

Pero la trampa sigue, dice Caballo. “Ahora, minutos después, el Embustero y su combo llaman a elegir a los gobernadores y legisladores regionales, cosa que debieron hacer el año pasado, y ponen a la Muda a decidir si participan o no en el circo montado por la misma gente que ha cometido el fraude del cual todos hemos sido testigos. Ante ello surgen preguntas. ¿Participar ahora convalida el fraude? ¿Dejar los espacios como en las parlamentarias de 2005 con todo el desastre que eso ha significado? ¿Inscribir candidatos, pero seguir en la calle y desconocer realmente la reconstituyente? ¿Arriesgarse a que el bodrio reconstituyente cambie las reglas cuando se vean en desventaja? ¿Resignarnos a una vida peor que la que llevamos actualmente? Eso nunca. Personalmente pienso que hay que participar, pero manteniendo la presión popular hasta desmontar el fraude, lo cual conlleva una condición fundamental: Que a la dirigencia de la Muda no se le enfríe el guarapo”.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Juan Griego | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES