Porlamar
18 de agosto de 2018





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






Conductores y comerciantes: ¡Hay poco aceite en la Isla!
Adquirir lubricante para motor es una difícil tarea, el producto nacional está desaparecido y el importado tiene el precio por las nubes. Los pescadores también padecen el problema.
Simón Peraza Lazarde

Foto: SOPHIA HERNÁNDEZ@sophiahernandezg

Recurrir a los puestos informales para adquirir aceite es una tarea cada día más arraigada entre conductores. / Foto: SOPHIA HERNÁNDEZ@sophiahernandezg

28 Ago, 2017 | Con la suerte echada, conductores recorren los diversos comercios expendedores de lubricantes en Nueva Esparta, con la mirada puesta en el aceite para el motor de carros, camiones y buses, entre otros.

"¡No tenemos!" es la frase más utilizada por los vendedores de este producto, fundamental en el mantenimiento, que da vida útil a los automóviles.

Cada día son más frecuentes los vehículos detenidos en los itinerantes negocios informales de aceite, ubicados en hombrillos de calles y avenidas de Margarita.

Estos comerciantes eventuales se han convertido en solución ante la desesperada situación que viven los propietarios de vehículos que temen un daño al motor por la falta de la sustancia grasa.

Gabriel Torres, propietario de un local comercial, vende diversos tipos de lubricantes, pero recuerda que tiene más de dos meses sin recibir pedido.

"El aceite de granel nunca me faltaba, era un punto fuerte de mi negocio", destacó.

Relata Torres, en relación a los motivos por los cuales no reciben despacho, dice que "no está claro, algunos dicen que es culpa del insuficiente transporte marítimo, otros culpan a la escasa importación de aditivos".

Los filtros de aceite también forman parte de la búsqueda de los ciudadanos, que deben hurgar hasta conseguir el mejor precio.

"Los filtros se consiguen pero importados, los precios son elevados", destaca Torres, mientras muestra una factura de un proveedor con lo costoso de su último pedido recibido.

Acerca de los precios y su constante variación, Torres reconoce que la inflación mantiene un desequilibrio en el mercado de lubricantes, fenómeno del cual tiene una definición: "esto es la súper, mega inflación".

Ventas ambulantes

Es común ver pequeños puestos de venta con mesitas cargadas con pimpinas de aceite en calles insulares.

Algunos compradores no se preocupan por el producto ofrecido en los comercios informales, en cambio otros se preguntan: "¿Qué tipo de aceite será? ¿Será confiable?".
Eumary Villarroel, residente de Punta de Piedras, ha trabajado vendiendo aceites por más de un año. En la actualidad labora en un concurrido puesto, en una transitada vía entre los municipios Mariño y Arismendi.

"Tenía 20 días sin trabajar, no conseguía aceite, cuando lo tengo, vendo al menos 60 litros diarios", destaca Villarroel, aunque reconoce que antes recibía más.

Villarroel explica que recurren a revendedores para encontrar los lubricantes aunque no siempre tienen suerte. "Ahora solo se consigue aceite mineral 20-50, que nosotros embotellamos", recalcó.

El litro de aceite lo vende en Bs 8.000, aunque está en conocimiento de precios más elevados en otros lugares. "En el centro de Porlamar lo venden hasta en Bs 15.000 por litro, y el sellado desde Bs 25.000", agregó Villarroel.

Afectados

Afectados por la escasez y los exorbitantes precios, pescadores de la Isla se quejan por las vicisitudes para obtener aceite para el motor de sus embarcaciones. Omar Marcano, pescador de profesión, asegura que "la cuota de aceite vendido por el Gobierno no alcanza, nos toca comprar a caveros por Bs 15.000 o más por litro".




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES