Porlamar
18 de agosto de 2018





EL TIEMPO EN MARGARITA 27°C






La patria amenazada
Eso es lo que ha hecho la tal MUD con su infame comunicado. No cabe duda. Son antipatriotas, vendepatria o como se les quiera llamar. Traidores y miserables, pues. No merecen la nacionalidad venezolana.
Mireya Mata | mireyamatanota@gmail.com

30 Ago, 2017 | Y en peligro. Nuevas sanciones financieras, ya claramente determinadas, nos impone el imperio. Buscan hacer estallar la economía de nuestro país, con la finalidad de tumbar el gobierno y acabar de una vez por todas con la Revolución Bolivariana. ¿Cómo permanecer indiferentes, neutrales o lo que es peor, declararse a favor de tales medidas? Eso es lo que ha hecho la tal MUD con su infame comunicado. No cabe duda. Son antipatriotas, vendepatria o como se les quiera llamar. Traidores y miserables, pues. No merecen la nacionalidad venezolana. Pretende el imperio, con el apoyo de sus lacayos, cambiar la dirección, la política económica de nuestro país y aplicar el régimen que a las transnacionales les convenga. Todo con el fin de apropiarse de nuestras riquezas y manejarlas a su antojo, no precisamente para favorecer al pueblo, pues los dominios financieros y las riquezas que obtienen tales empresas, solo son para beneficiarlos a ellos mismos. Ya sabemos que el pueblo estadounidense, un alto porcentaje, está en la pobreza y sufre de muchas carencias. Entretanto, van contra nosotros para castigarnos por no ceder todo lo que de valioso tenemos, incluyendo los valores de dignidad y patriotismo. Y por no rendirnos ante sus papeles verdes, sin respaldo alguno. Nos amenazan con sus armas destructivas, que han asesinado a millones en los pueblos donde han llegado a robar, matar y destruir, en nombre de la libertad y también, según ellos, para reponer la democracia. Verdaderos cínicos que no conocen la definición, ni el contenido de esa palabra. Son como campanas huecas, "olas del mar que espuman su propia vergüenza", dice la Biblia. Este pueblo nuestro, que Dios bendiga y proteja, se prepara como debe ser para la guerra, conservando y protegiendo la paz. Emociona ver la respuesta al llamado del clarín y al propósito de estar permanentemente organizados, cívica y militarmente para la defensa, porque tanto del norte, como del sur y oeste, existe el peligro. Alerta máxima. Como decía Chávez, debemos mantener un ojo abierto y el otro también. Una mano en el arado y la otra en la espada. Vigilia, perseverancia, patriotismo, unión, solidaridad. Fuerza y coraje para la batalla. Que Dios tome el control. Venceremos.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES