• 05:22pm  Varios heridos en segunda jornada de protestas por nuevo presupuesto en Haití

  • 05:21pm  El real pierde 0,87 % y el dólar se vende a 3,130 reales en Brasil

  • 05:13pm  Los Ángeles acoge a la mayor celebración del arte latinoamericano y latino

  • 05:05pm  Colombia ha erradicado 62 % de 50.000 hectáreas de coca previstas para 2017

  • 05:04pm  Tardes redondas en Albacete, Murcia y Baza, donde cae lesionado El Cordobés

  • 05:03pm  Wall Street cierra con nuevos récords del Dow Jones, el S&P 500 y el Nasdaq

  • 05:01pm  Precios al consumidor en Argentina subieron en agosto pasado un 1,4 %

  • 05:01pm  Venezuela anula 150 puntos de pago con tarjeta por escasez de efectivo

  • 04:42pm  No jugaremos contra Juan de los palotes, dice el técnico del Plaza Amador

  • 04:41pm  Helicóptero con ayuda para víctimas del sismo se desploma en el sur de México

  • 04:34pm  Juez del Supremo brasileño autoriza una nueva investigación contra Temer

  • 04:34pm  Incautan millonarias propiedades y cuentas bancarias a testaferro de las FARC

  • 04:24pm  Huracanes Irma y Harvey podrían superar los costes de Katrina, según estudio

  • 04:23pm  Chavismo perderá elecciones regionales y presidenciales, según analista

  • 04:08pm  Inauguran en el norte de Chile la primera central geotérmica de Suramérica




Porlamar
19 de noviembre de 2017





EL TIEMPO EN MARGARITA 27°C






"Choro Choro" Marín orgullo margariteño
Desde hace 50 años reside en Ciudad Guayana, y en 2016 fue declarado Portador Patrimonial de Venezuela. Es cantante y baila la burra.
Yanet Escalona

FOTO: JOSÉ GREGORIO CARDONA

También baila la burra, con la simpática particularidad de que ésta "pare" dos burriquitas. / Foto: JOSÉ GREGORIO CARDONA

12 Sep, 2017 | Con una sonrisa que le ilumina el rostro y gran espontaneidad, el folclorista margariteño "Choro Choro" Marín hace una pausa en el disfrute de sus vacaciones en la Isla, para hablar de una vida artística labrada con éxito en Ciudad Guayana, donde reside desde hace 50 años, sin que haya perdido contacto umbilical con su tierra natal.

Se enorgullece, en especial, de haber sido declarado en 2016 Portador Patrimonial de Venezuela, en reconocimiento a esa trayectoria como bailador de la manifestación Burras y Burriquitas y a la valoración comunitaria por sus aportes a la cultura tradicional.

Este homenaje, por parte del Ministerio del poder popular para la Cultura, lo recibió a través del Instituto de Patrimonio Cultural y todavía hoy la emoción no le cabe en su alma poética.

Muy satisfecho, "Choro Choro" muestra el diploma que avala tal trayectoria artística durante cinco décadas en la difusión del folclor nororiental, a lo cual suma el haber sido declarado también en el año 2000 Portador Patrimonial Viviente en el municipio Caroní, estado Bolívar.

"Es doble satisfacción para mí, porque además puedo decir a mis coterráneos que un ser nacido en las entrañas de Margarita, ha realizado labor docente y enriquecedora fuera de la región insular, e incluso ha representado a Venezuela fuera del país", afirma quien también se siente "profeta en su tierra".

Municipio Marcano

Renato José "Choro Choro" Marín nace el 20 de septiembre de 1942 en la parroquia Adrián del municipio Marcano, antes distrito. Como muchos margariteños que salieron del terruño en búsqueda de fuentes de trabajo en tierra firme, "Choro Choro" Marín emigró a Ciudad Guayana para trabajar en Sidor, recomendado por Neptalí Mata, padre del actual gobernador del estado Nueva Esparta, Carlos Mata Figueroa.

A la par siguió carrera musical y docente en Bolívar, donde es bien reconocido e integra el Sistema Nacional de Cultores Populares en la Misión Cultura. Es, además, vocero en el sur del país de la diversidad cultural para transmitir el conocimiento de los géneros tradicionales nororientales y, en especial, el galerón, estructura y canto de la décima espinela.

Baile y folclor

En el escenario Marín se luce, además, con el baile de la burra, con la particularidad de que ésta "pare" en el escenario. Todo comenzó hace 16 años, cuando una niña se le acercó y le pidió un traje de burriquita. Muy receptivo se lo hizo y llevó a su casa. Luego, en una presentación, esa misma niña, Josmary Cedeño, hoy ya una adolescente, le solicitó bailar con él, y entonces vino la ocurrencia. Al escuchar "se cayó la burra", la burriquita sale debajo del faldón. Actualmente son dos, las morochas.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Juan Griego | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES