Porlamar
25 de septiembre de 2018





EL TIEMPO EN MARGARITA 27°C






Una nueva política de salud para Nueva Esparta
En la actual Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, en sus artículos 83 y 84 cita: "La salud es un derecho social fundamental y, es obligación del Estado garantizarlo como parte del derecho a la vida, para ello, el Estado ejercerá la rectoría y gestionará un sistema público de salud, regido por los principios de gratuidad, integración social y solidaridad".
Manuel Acevedo Ramírez | manuelacevedoramirez@gmail.com

8 Oct, 2017 | Todas nuestras constituciones han consagrado el derecho a la salud como primordial y han sido innumerables los intentos que se han hecho en nuestro país por resolver el déficit crónico de la atención médica y así elevar su calidad de manera consistente. Sin embargo, hasta ahora no se ha podido lograr revertir tal situación.

En la actual Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, en sus artículos 83 y 84 cita: "La salud es un derecho social fundamental y, es obligación del Estado garantizarlo como parte del derecho a la vida, para ello, el Estado ejercerá la rectoría y gestionará un sistema público de salud, regido por los principios de gratuidad, integración social y solidaridad".

Lamentablemente en Nueva Esparta el sistema de salud pública está atravesando uno de sus peores momentos, esto a consecuencia de la aplicación de unas políticas carentes entre ellas: la discontinuidad en los criterios y esfuerzos para integrar el sistema de salud público, la improvisación de las soluciones, el regirse por un diseño institucional excesivamente centralista, la ausencia de mecanismos que aseguren la transparencia, evaluación, control y seguimiento del desempeño de todos los entes de salud, una gerencia deficiente, y un gasto apreciable, probablemente insostenible, que es canalizado a través de una multiplicidad de instituciones que a la final terminan en un gran despilfarro.

Es por ello que mientras haya improvisación, y la política de salud se subordine a los intereses políticos del momento, no obtendremos los resultados que deseamos para garantizar la asistencia médica requerida por la población neoespartana, ya que los planes de salud deben incluir diversas medidas a ser aplicadas en el corto, mediano y largo plazo. Esto implica necesariamente ir más allá de los horizontes electorales, y si solo así, podremos recuperar en buena parte aquel sitial que Nueva Esparta tenía en materia de salud, llegándose a considerar como uno de los mejores de Venezuela.

En conclusión, es obligación del Estado garantizar el derecho a la vida y para ello a través su rectoría gestionar un mejor sistema de salud, uno que ofrezca la mejor asistencia individual a la población, y que esta política de salud esté orientada a modernizar nuestro sistema de salud a fin de garantizar a todos los neoespartanos el acceso a un servicio de salud de calidad, independientemente de su condición política, económica, social o laboral.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES