• 05:22pm  Varios heridos en segunda jornada de protestas por nuevo presupuesto en Haití

  • 05:21pm  El real pierde 0,87 % y el dólar se vende a 3,130 reales en Brasil

  • 05:13pm  Los Ángeles acoge a la mayor celebración del arte latinoamericano y latino

  • 05:05pm  Colombia ha erradicado 62 % de 50.000 hectáreas de coca previstas para 2017

  • 05:04pm  Tardes redondas en Albacete, Murcia y Baza, donde cae lesionado El Cordobés

  • 05:03pm  Wall Street cierra con nuevos récords del Dow Jones, el S&P 500 y el Nasdaq

  • 05:01pm  Precios al consumidor en Argentina subieron en agosto pasado un 1,4 %

  • 05:01pm  Venezuela anula 150 puntos de pago con tarjeta por escasez de efectivo

  • 04:42pm  No jugaremos contra Juan de los palotes, dice el técnico del Plaza Amador

  • 04:41pm  Helicóptero con ayuda para víctimas del sismo se desploma en el sur de México

  • 04:34pm  Juez del Supremo brasileño autoriza una nueva investigación contra Temer

  • 04:34pm  Incautan millonarias propiedades y cuentas bancarias a testaferro de las FARC

  • 04:24pm  Huracanes Irma y Harvey podrían superar los costes de Katrina, según estudio

  • 04:23pm  Chavismo perderá elecciones regionales y presidenciales, según analista

  • 04:08pm  Inauguran en el norte de Chile la primera central geotérmica de Suramérica




Porlamar
11 de diciembre de 2017





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






Fin de fiesta
A Mata Figueroa le pasó lo mismo que a Alexis Navarro que no pudo gobernar a Margarita porque su equipo de trabajo fue demasiado malo. Ahí se le fue el tiempo a Mata que tuvo buenas intenciones, pero no tuvo la creatividad para ganarse a los margariteños, pues terminó trancado en el juego nacional y arropado por la ola emocional que se fue contra el gobierno para hacerlo perder la popularidad conquistada por Chávez desde el 98.
Manuel Avila

11 Oct, 2017 | Se acabó la fiesta en Margarita. Se puso orden en la pea de un proyecto de gobernabilidad que no supo aprovechar que los vientos soplaban a su favor para sacar adelante el progreso de Nueva Esparta. La valla del Canódromo lo sintetizó “Desarrollo y seguridad”, pero el grito se ahogó en la garganta de los que pretendieron gobernar a Nueva Esparta y les pasó lo mismo que a Irene Sáez que los cálculos no le dieron y solo estuvo en el poder apenas un año.

A Mata Figueroa le pasó lo mismo que a Alexis Navarro que no pudo gobernar a Margarita porque su equipo de trabajo fue demasiado malo. Ahí se le fue el tiempo a Mata que tuvo buenas intenciones, pero no tuvo la creatividad para ganarse a los margariteños, pues terminó trancado en el juego nacional y arropado por la ola emocional que se fue contra el gobierno para hacerlo perder la popularidad conquistada por Chávez desde el 98.

Los 18 años de mando no bastaron para mantenerse en el poder y la gente terminó reprochando la pérdida de la calidad de vida, la inseguridad, los pésimos servicios que sumados a la inflación, a la falta de medicinas y a la quiebra de los hospitales formaron el coctel perfecto para la derrota inminente.

Se quedaron sin votos los revolucionarios porque teniendo la oportunidad de consolidar su proyecto bolivariano se les fue el tiempo en un populismo que terminó deshilachándose en medio de la quiebra nacional.

Se le pasó el cuarto de hora a Mata Figueroa con sus sequitos detrás no pudo cristalizar la propuesta de transformación de Nueva Esparta. Se vino abajo el Puerto Libre para que Margarita se arruinara de nuevo y los servicios de agua y luz volvieron a la etapa de prehistoria con apagones a granel y un servicio de agua que reparte el vital líquido cada 15 o 20 días. Ni hablar de la inseguridad porque a los cuerpos policiales supuestamente mejor equipados se los tragó la tierra.

Más nunca vimos un policía resguardando a los ciudadanos y Margarita se convirtió en tierra fértil para la delincuencia. Esa es la razón por la cual la gente pide cambios de conducción del Estado y no quedan dudas que el cambio llegó después de 4 años y 10 meses para iniciar la transformación que requiere Nueva Esparta.

Le corresponde la tarea a Alfredo Díaz que tiene un reto grande de gobernar a Nueva Esparta en tiempos de crisis y ha aceptado la tarea con entusiasmo porque con números importantes en los estudios de opinión marca el rumbo de la nueva etapa de la gobernabilidad.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Juan Griego | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES