Porlamar
26 de junio de 2019





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






Macri abre era de "consensos" para cambiar Argentina y acabar con la pobreza
El presidente dividió en tres los ejes para construir, "ahora o nunca", esos consensos en pro, principalmente, de la bajada de la alta tasa de pobreza, que en el primer semestre del año afectó al 28,6 % de la población y que Macri recordó es "la principal meta" de su Gobierno.
EFE

Foto: EFE

El presidente de Argentina, Mauricio Macri. / Foto: EFE

30 Oct, 2017 |Buenos Aires. El presidente de Argentina, Mauricio Macri, llamó hoy a todos los poderes del Estado, a la oposición y al sector privado a abrir un periodo de "consensos básicos" en torno a una agenda de reformas económicas, políticas y judiciales para impulsar el desarrollo del país y combatir la pobreza.

"Lo que vamos a hacer entre todos es algo que hace muchas décadas no logramos en Argentina", comenzó diciendo el jefe de Estado en una extensa intervención en el Centro Cultural Kirchner, de Buenos Aires, con la asistencia de gobernadores y miembros del Ejecutivo, del Parlamento y del Poder Judicial y representantes de la empresa, los sindicatos y las universidades.

Para Macri, que en diciembre cumplirá dos años en el cargo tras los Gobiernos peronistas de Néstor Kirchner (2003-2007) y Cristina Fernández (2007-2015), si no hay "consensos básicos", no habrá "sustentabilidad pública ni inversiones, ni productividad, ni seguridad jurídica o competencia empresaria", ni tampoco "equidad social ni una verdadera salida a la pobreza y la desigualdad".

"Esto implica una transformación muy grande, mirarnos hacia al futuro, en vez de pelearnos mirando los fracasos del pasado. No hay por qué tenerle miedo a esta idea, no se trata de sacar o de ajustar, sino de poner, de ceder en algo", aseveró.

El acto de este lunes, que llega una semana después de que el oficialismo lograra una contundente victoria en las elecciones legislativas, pretendió acercar posturas sobre las políticas públicas que permitan generar empleo, impulsar la economía, bajar el déficit y la inflación y avanzar contra la desigualdad y la corrupción.

"Tenemos que trazar una línea de austeridad para lo que viene. Las reformas en las que tenemos que avanzar exigen que cada uno tenga que ceder un poco, empezando por los que tienen más privilegios", remarcó el presidente, que pidió a los presentes hacer su "aporte" para "sacar adelante" el país.

Avanzar en la responsabilidad fiscal y en el descenso de la inflación -que de enero a septiembre se ubicó en el 17,6 %-; favorecer el empleo formal y mejorar la "calidad institucional" por la transparencia y contra la corrupción. Estas son las propuestas oficialistas para iniciar el debate.

"No podemos gastar más de lo que recaudamos. Lo digo en todos los niveles del Estado", sentenció Macri, quien para reducir la carga tributaria abogó por diseñar un sistema de impuestos "equitativo y sustentable".

No obstante, anunció el lanzamiento de una propuesta para una reforma tributaria, cuyos detalles desgranará el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, el próximo miércoles, con mira a la "equidad y el largo plazo".

"Durante mucho tiempo los argentinos no hemos podido equilibrar el manejo de nuestras cuentas publicas. Esto no puede seguir así", remarcó Macri, para apostó por impulsar cambios en la política fiscal entre el Ejecutivo nacional y los de las provincias para acercarse "lo más posible" al superávit.

Sin entrar en más detalles, el mandatario emplazó a entablar una conversación "adulta y honesta" sobre el sistema de jubilaciones, ya que "esconde serias inequidades y no es sustentable".

En cuanto al tema laboral, Macri aseveró que se necesitan "más y mejores trabajos" y avanzar "hacia un esquema de reglas de juego que fomenten empleo privado formal".

"Queremos un país donde la corrupción sea intolerable", sentenció al pedir un compromiso a todos los sectores para el "fortalecimiento de la República" y de un Estado "que no esté al servicio de la política, los funcionarios y los gremios", sino de los ciudadanos.

Para ello, abogó por reformas en la Justicia, en el sistema electoral y en iniciar un camino de transparencia para prevenir y castigar las prácticas corruptas.

No obstante, convencido de que hay que erradicar la cultura del "roban pero hacen", Macri argumentó que se pueden ganar elecciones haciendo política pero "con decencia", y destacó que la sociedad "ya no admite la impunidad ni demoras inexplicables".

También al Poder Judicial le pidió que de ejemplo de austeridad, al relatar que, por ejemplo, en el Ministerio Público Fiscal se han contratado 1.100 personas entre 2012 y 2016.

Así y todo, remarcó la sobredimensión de ciertos organismos del Estado, como los 1.700 empleados que se desempeñan en la biblioteca del Congreso. "Es un número escandaloso para una biblioteca, una vergüenza", agregó, para matizar que "este tipo de estafas se tienen que terminar".

"Sé que comparten mi visión, es una esperanza compartida, pero no quieta, es una convicción que nos impulsa a dar nuevos pasos cada vez mas consistentes para acercarnos a una Argentina sin distinciones ni privilegios pero con oportunidades para todos", concluyó.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES