• 05:22pm  Varios heridos en segunda jornada de protestas por nuevo presupuesto en Haití

  • 05:21pm  El real pierde 0,87 % y el dólar se vende a 3,130 reales en Brasil

  • 05:13pm  Los Ángeles acoge a la mayor celebración del arte latinoamericano y latino

  • 05:05pm  Colombia ha erradicado 62 % de 50.000 hectáreas de coca previstas para 2017

  • 05:04pm  Tardes redondas en Albacete, Murcia y Baza, donde cae lesionado El Cordobés

  • 05:03pm  Wall Street cierra con nuevos récords del Dow Jones, el S&P 500 y el Nasdaq

  • 05:01pm  Precios al consumidor en Argentina subieron en agosto pasado un 1,4 %

  • 05:01pm  Venezuela anula 150 puntos de pago con tarjeta por escasez de efectivo

  • 04:42pm  No jugaremos contra Juan de los palotes, dice el técnico del Plaza Amador

  • 04:41pm  Helicóptero con ayuda para víctimas del sismo se desploma en el sur de México

  • 04:34pm  Juez del Supremo brasileño autoriza una nueva investigación contra Temer

  • 04:34pm  Incautan millonarias propiedades y cuentas bancarias a testaferro de las FARC

  • 04:24pm  Huracanes Irma y Harvey podrían superar los costes de Katrina, según estudio

  • 04:23pm  Chavismo perderá elecciones regionales y presidenciales, según analista

  • 04:08pm  Inauguran en el norte de Chile la primera central geotérmica de Suramérica




Porlamar
24 de noviembre de 2017





EL TIEMPO EN MARGARITA 26°C






Permeabilidad, replanteamiento y reflexión
La creación educativa y pedagógica se ha vuelto anodina; no porque el ser no tenga las potencialidades para lograrlo, sino porque las estructuras teóricas pareciera que se anclaron en un mundo irreal.
Javier Antonio Vivas Santana | @jvivassantana

8 Nov, 2017 | Penetrar la influencia educativa y pedagógica de cualquier investigador desde una geometría que agrupe la teoría sobre la base de un conocimiento replanteado, pero que a su vez se fundamente en la reflexión vigente de ese mismo conocimiento teórico, no es un ejercicio de aprensión simple, sino de aprehensión compleja.

Para que una teoría logre convertirse en parte de un exordio, desarrollo y resumen, tanto en la sincronía como diacronía pedagógica, el investigador debería convertirla en parte del ser educativo (reflexionarla), es decir apropiarse del estudio de esa epistemología (replantearla), y posteriormente, vincularla con su campo de acción fenomenológica (permearla). Una acción de este tipo resulta en esencia un prolegómeno, no porque se pretenda diferir de una posición del conocimiento para reconstruirla o complementarla, sino porque esa debe ser la conducta de quien se motive al hecho de la búsqueda del sentido de la realidad, porque en sintetizadas cuentas, lo que se busca es la transformación de esa realidad.

La creación educativa y pedagógica se ha vuelto anodina; no porque el ser no tenga las potencialidades para lograrlo, sino porque las estructuras teóricas pareciera que se anclaron en un mundo irreal. La ciencia avanza en una permanente fragmentación, esa misma "ciencia" desde el planteamiento teórico se nos presenta en unidad, ignorando las propias disgregaciones y diferencias de los pueblos en sus contextos históricos, geográficos, políticos, económicos, sociales y culturales.

Vemos con medianía, que desde el conocimiento, la producción (vista ésta como capacidad) intelectual es epicentro de la necesaria regeneración del pensar, pero a su vez, nos desmarcamos un tanto de la "producción educativa", porque si bien es cierto esta pudiera producirse en su concepción inicial, la misma no debería ser reproductiva (producción), sino más bien creativa, porque ello diferencia a los seres humanos como absolutos en su razón, en su inteligencia, en su espiritualidad, en sus pensamientos. Una planta puede producir hojas, ramas y frutos, un ave puede producir huevos, la tierra puede producirnos recursos naturales; pero los humanos somos artífices de procrear y dar la vida desde una connotación orgánica y espiritual que trasciende al ser en su propia constitución biológica.

Igualmente, somos del principio que lo educativo no puede estar desvinculado de lo pedagógico. Sus vitrales han sido rotos, razón por la cual, un ejercicio teórico entre la reflexión, el replanteamiento y la permeabilidad desde la teoría hasta la educación pedagógica resultaría en un escotoma epistemológico.

El conocimiento no puede llegar sin el conocimiento y participación de la subconsciencia. Sobre ello surgiría una nueva interrogante: ¿Evade el control político en las instituciones educativas la práctica de semejante ejercicio cognitivo (orgánico), al desvincular éste en su reflexión y replanteamiento para impedir su penetración espiritual, y en consecuencia, transformarla desde la ontología del absoluto en una triada: permeabilidad, replanteamiento y reflexión?

Si eso fuera así, los esfuerzos por reconstruir los vitrales rotos entre educación y pedagogía, entre pedagogía y educación como parte de ese ejercicio creativo permanente, jamás podrían llegar hasta el escenario de nuevos contextos en los (des)aprendizajes, sobre lo cual agregaríamos una perpetua restricción pensativa, derivada en anarquista, y ello explicaría en parte, la etiología de los niveles de violencia activa y pasiva que circundan a la sociedad; verbigracia, los espacios para la creación de educación pedagógica, terminarían convertidos en la consunción del ser.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Juan Griego | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES