• 05:22pm  Varios heridos en segunda jornada de protestas por nuevo presupuesto en Haití

  • 05:21pm  El real pierde 0,87 % y el dólar se vende a 3,130 reales en Brasil

  • 05:13pm  Los Ángeles acoge a la mayor celebración del arte latinoamericano y latino

  • 05:05pm  Colombia ha erradicado 62 % de 50.000 hectáreas de coca previstas para 2017

  • 05:04pm  Tardes redondas en Albacete, Murcia y Baza, donde cae lesionado El Cordobés

  • 05:03pm  Wall Street cierra con nuevos récords del Dow Jones, el S&P 500 y el Nasdaq

  • 05:01pm  Precios al consumidor en Argentina subieron en agosto pasado un 1,4 %

  • 05:01pm  Venezuela anula 150 puntos de pago con tarjeta por escasez de efectivo

  • 04:42pm  No jugaremos contra Juan de los palotes, dice el técnico del Plaza Amador

  • 04:41pm  Helicóptero con ayuda para víctimas del sismo se desploma en el sur de México

  • 04:34pm  Juez del Supremo brasileño autoriza una nueva investigación contra Temer

  • 04:34pm  Incautan millonarias propiedades y cuentas bancarias a testaferro de las FARC

  • 04:24pm  Huracanes Irma y Harvey podrían superar los costes de Katrina, según estudio

  • 04:23pm  Chavismo perderá elecciones regionales y presidenciales, según analista

  • 04:08pm  Inauguran en el norte de Chile la primera central geotérmica de Suramérica




Porlamar
24 de noviembre de 2017





EL TIEMPO EN MARGARITA 26°C






Fernando Cervigón disfrutó de las formas y colores que regalan mares venezolanos
Este investigador e ictiólogo fue autor de libros relacionados con los peces marinos de Venezuela, la península de Macanao, la isla de Cubagua y sus perlas, entre otros. Esa vasta bibliografía conforma hoy un gran legado.
Yanet Escalona | @yanetescalona

Foto: ARCHIVO SOL DE MARGARITA

En 2014, Fernando Cervigón presentó el libro "Macanao". Antes, en 1996, había escrito "Paraguachoa", también inspirado en la península de Macanao, tierra que describía llena de calidez humana y biodiversidad, con vegetación xerófila y precipitación escasa. / Foto: ARCHIVO SOL DE MARGARITA

12 Nov, 2017 | Continúa el tic-tac del reloj y caen las hojas del almanaque. Han pasado apenas algunos meses desde su fallecimiento, pero el vacío que dejó Fernando Cervigón solo se llena con lo atesorado por él en una prolífica vida que rebosa de conocimientos sobre materia humanística y científica, tras ser fundador del Museo Marino de Boca del Río, biólogo marino, ictiólogo e investigador.

El que se haya reabierto la institución museística que fundó, con apertura hasta ahora a paso lento, pero seguro, también impregna de esperanza este historial que escribió con esmero.

Para el profesor e investigador Leo Walter González, personajes como Cervigón dejan huellas imborrables. En lo personal, se enorgullece de que haya sido su mentor y guía y entre nítidos recuerdos se remonta a aquellos tiempos compartidos que se arremolinan en memoria y que dejan la satisfacción de lo vivido.

"En los años 80 salgo de la Fundación La Salle, y el doctor me abre las puertas en la Universidad de Oriente núcleo Nueva Esparta, institución donde aún permanezco con trabajo ininterrumpido en el Instituto de Investigaciones Científicas de la UDO, en Boca del Río".

Desde entonces no sólo cultivaron una relación fraterna como colegas, sino que como mentor siente que él lo guió lo suficiente, como capitán de barco, y entre las enseñanzas transmitidas resalta el respeto hacia el pescador artesanal. Fernando Cervigón reiteraba entre los suyos: "Estuve en estrecha convivencia con los pescadores, de los que aprendí profesionalmente lo que todos los libros no pueden enseñar".

-¿Cuál cree que haya sido su mayor aporte a Margarita?

-No sólo al estado Nueva Esparta, sino que su legado es para el mundo entero. Fue un investigador bastante acucioso que ha dado un gran aporte a las ciencias marinas, y nos enseñó a valorar, además, a esos seres humanos que ejercen la pesquería con las diferentes artes desde tiempos ancestrales. Para él todos ellos eran importantes y de cada uno aprendía, desde el más humilde pescador.

Además, en lo científico proporcionó obras de ictiología relevantes. Como docente, el ámbito de acción no tuvo límites y es vasta su bibliografía, tanto en lo que respecta a los peces marinos, como a la biodiversidad de la península de Macanao, su flora y fauna.
"Fue mi amigo y tuvo siempre el consejo oportuno. Como biólogo marino, siempre tuvo gran compromiso".

Nacido en España

Fernando Cervigón fue profesor titular de la UDO e investigador de la Fundación Científica Los Roques. Nació en Valencia, España, en 1930. Realizó los estudios superiores en las universidades de Madrid y Barcelona y obtuvo el título de Doctor en 1964, como lo resume en volúmenes de su colección "Los peces marinos de Venezuela".

Llega a nuestro país en 1960 y aquí sembró su alma y espíritu, con aporte intelectual y científico de grandes dimensiones. En 1990 fue recibido en la Academia de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales como miembro correspondiente, e igual integró la Comisión Nacional de Oceanología. Sin embargo, trabajó más la ictiología.

Mar multicolor

Como lo escribió en una dedicatoria, a propósito de regalarnos el libro "Peces marinos de las costas de Venezuela" (que es de su autoría y con extraordinarias fotografías de Humberto Ramírez Nahim), su deseo siempre fue que "todos podamos disfrutar de las formas y colores que nos regalan los mares venezolanos". Sin dudas, palabras sabias con fuerza y luz nacarada de quien solo irradió saberes.

Impulso real

Carlos Leiros, en nombre del grupo empresarial que representa, aseguró que continuarán dando el impulso y apoyo para que el Museo Marino de Boca del Río, fundado entre otros por Fernando Cervigón, se mantenga abierto y concrete renovados planes. "Más bien nuestra idea es aportar para desarrollar y modernizarlo cada vez más, porque cuando participamos en estas alianzas, para nosotros es como si fueran nuestra familia", recalcó en su rol de benefactor de esta institución museística.














Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Juan Griego | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES