• 05:22pm  Varios heridos en segunda jornada de protestas por nuevo presupuesto en Haití

  • 05:21pm  El real pierde 0,87 % y el dólar se vende a 3,130 reales en Brasil

  • 05:13pm  Los Ángeles acoge a la mayor celebración del arte latinoamericano y latino

  • 05:05pm  Colombia ha erradicado 62 % de 50.000 hectáreas de coca previstas para 2017

  • 05:04pm  Tardes redondas en Albacete, Murcia y Baza, donde cae lesionado El Cordobés

  • 05:03pm  Wall Street cierra con nuevos récords del Dow Jones, el S&P 500 y el Nasdaq

  • 05:01pm  Precios al consumidor en Argentina subieron en agosto pasado un 1,4 %

  • 05:01pm  Venezuela anula 150 puntos de pago con tarjeta por escasez de efectivo

  • 04:42pm  No jugaremos contra Juan de los palotes, dice el técnico del Plaza Amador

  • 04:41pm  Helicóptero con ayuda para víctimas del sismo se desploma en el sur de México

  • 04:34pm  Juez del Supremo brasileño autoriza una nueva investigación contra Temer

  • 04:34pm  Incautan millonarias propiedades y cuentas bancarias a testaferro de las FARC

  • 04:24pm  Huracanes Irma y Harvey podrían superar los costes de Katrina, según estudio

  • 04:23pm  Chavismo perderá elecciones regionales y presidenciales, según analista

  • 04:08pm  Inauguran en el norte de Chile la primera central geotérmica de Suramérica




Porlamar
24 de noviembre de 2017





EL TIEMPO EN MARGARITA 26°C






Rajoy cree que separatistas pierden apoyos y tras comicios "llegará la calma"
Al ser preguntado por sondeos que sitúan a los independentistas en los niveles de las últimas elecciones, el mandatario apunta que "las encuestas en tiempos turbulentos no son especialmente fiables" y afirma que no tiene un plan B.
EFE

Foto: EFE

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. / Foto: EFE

13 Nov, 2017 | Berlín. El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, está convencido de que "los separatistas pierden apoyo" en Cataluña y de que tras las elecciones autonómicas del 21 de diciembre "llegará la calma" y se vivirá "una era de buena convivencia".

"Estoy convencido de que los catalanes sacarán sus conclusiones a la hora de las elecciones", señala en una entrevista con el diario económico alemán Handelsblatt al recordar que, frente a las promesas del independentismo, ese movimiento no ha conseguido ningún respaldo en Europa y "más de 2.000 empresas han abandonado Cataluña".

"El único plan que tenemos es velar por que el futuro gobierno catalán cumpla con la ley", recalca el jefe del Ejecutivo. "Cada uno puede defender sus propias convicciones, cualesquiera que sean. Pero todos tenemos que respetar las leyes, de otro modo viviríamos como en el Salvaje Oeste", añade.

Sobre la posibilidad de aplicar nuevas medidas coercitivas al amparo del artículo 155 de la Constitución (que faculta al Gobierno central para tomar el control de una región autónoma desobediente), rechaza ponerse "en el peor de los casos" y subraya que ese precepto se ha aplicado "solo porque el gobierno catalán se lo ha buscado".

Rechaza también "rotundamente" que se pueda hablar de "presos políticos" en España y, cuando se le pregunta si lamenta que esté en prisión parte del último gobierno electo en Cataluña recuerda que España es un Estado de derecho y que él, como jefe del Ejecutivo, debe aceptar las decisiones de los tribunales, "cualesquiera que sean".

Sobre las cargas policiales el 1º de octubre, día del referéndum ilegal, reconoce que "tales imágenes no gustan a nadie" y apunta que "por desgracia, en una democracia no todo funciona siempre a la perfección", recordando que tampoco le gustaron las imágenes de manifestantes que impedían registros policiales en las consejerías catalanas o las imágenes de violencia durante la cumbre del G20 en Hamburgo.

Ante quienes le acusan de usar mano dura con Cataluña y no con la corrupción en su partido, recuerda que él sólo declaró como testigo en el proceso por este asunto, y reconoce que hubo casos de corrupción en el PP, "pero son casos del siglo pasado". Asegura que él tiene "la conciencia tranquila".

Como presidente del PP, avanza que se implicará en la campaña electoral para "devolver la calma al país y estabilizar Cataluña también en lo económico", pero descarta ofrecer a los votantes catalanes una reforma de la Constitución.

"El foco estará puesto en el diálogo y en el respeto a la ley", manifiesta mientras asegura que da la bienvenida "a todos los pasos que ayuden a resolver el problema, en tanto en cuanto no pongan en peligro la unidad de España".

Sobre la posibilidad de ofrecer un nuevo sistema de compensación en la financiación autonómica, recuerda que se está estudiando el modelo, pero dice que "no es el momento de precipitarse" y recalca que el sistema del que disfrutan vascos y navarros tiene base histórica y existía ya en la época del dictador Francisco Franco.

Rajoy elogia el apoyo "fundamental" de la UE a España, ya que la independencia catalana estaba dirigida "contra toda Europa" y sus valores como el Estado de derecho.

Respecto a posibles injerencias rusas, señala que en las cuentas españolas de Twitter sobre el tema catalán había "muchos perfiles falsos: más del 50 por ciento están registrados en Rusia y un 30 por ciento en Venezuela. Tan solo el 3 por ciento de las cuentas eran reales".




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Juan Griego | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES