• 05:22pm  Varios heridos en segunda jornada de protestas por nuevo presupuesto en Haití

  • 05:21pm  El real pierde 0,87 % y el dólar se vende a 3,130 reales en Brasil

  • 05:13pm  Los Ángeles acoge a la mayor celebración del arte latinoamericano y latino

  • 05:05pm  Colombia ha erradicado 62 % de 50.000 hectáreas de coca previstas para 2017

  • 05:04pm  Tardes redondas en Albacete, Murcia y Baza, donde cae lesionado El Cordobés

  • 05:03pm  Wall Street cierra con nuevos récords del Dow Jones, el S&P 500 y el Nasdaq

  • 05:01pm  Precios al consumidor en Argentina subieron en agosto pasado un 1,4 %

  • 05:01pm  Venezuela anula 150 puntos de pago con tarjeta por escasez de efectivo

  • 04:42pm  No jugaremos contra Juan de los palotes, dice el técnico del Plaza Amador

  • 04:41pm  Helicóptero con ayuda para víctimas del sismo se desploma en el sur de México

  • 04:34pm  Juez del Supremo brasileño autoriza una nueva investigación contra Temer

  • 04:34pm  Incautan millonarias propiedades y cuentas bancarias a testaferro de las FARC

  • 04:24pm  Huracanes Irma y Harvey podrían superar los costes de Katrina, según estudio

  • 04:23pm  Chavismo perderá elecciones regionales y presidenciales, según analista

  • 04:08pm  Inauguran en el norte de Chile la primera central geotérmica de Suramérica




Porlamar
15 de diciembre de 2017





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






El subdesarrollo fue al banco
Un señor de camisa azul se quejó con el guardia: “¿qué falta de respeto es ésa, si nosotros tenemos casi tres horas haciendo fila?”. La respuesta del guardia fue: “ella es empleada del banco, es más importante que ustedes”. Esas categorizaciones de la nueva Venezuela son en verdad chocantes.
Carolina Jaimes Branger | @cjaimesb

20 Nov, 2017 | Una de las cosas más desagradables de la Venezuela de hoy es ir al banco. La diligencia que antes tomaba media hora, ahora toma tres, cuatro o más horas. El jueves pasado esperaba en una de esas colas. La gente en general se veía conformista –lo que me mata- pero al menos había orden. Hasta que llegó una señorita que caminó al lado de la larguísima fila y escoltada por el guardia de la oficina, se coleó.

Un señor de camisa azul se quejó con el guardia: “¿qué falta de respeto es ésa, si nosotros tenemos casi tres horas haciendo fila?”. La respuesta del guardia fue “ella es empleada del banco, es más importante que ustedes”. Esas categorizaciones de la nueva Venezuela son en verdad chocantes. Si la señorita era empleada del banco ha podido hacer su diligencia por la “parte de atrás”. Yo pensé en mi mamá que odiaba que yo me quejara. Decidí convertir aquella pesadilla en una experiencia antropológica.

El señor de azul se acercó a la coleada: “obviamente usted no está embarazada, ni es discapacitada, ni de tercera edad”. Ella ni lo vio. Otro señor que hablaba con acento portugués también comenzó a quejarse. El de azul dijo en voz alta y clara: “Venezuela es una 'M' (con todas las letras) por gente como ella, sin empatía con sus compatriotas, abusadora y maleducada”. Y allí se armó la sampablera. Salieron a relucir todos los estereotipos de subdesarrollo:

La señorita que había causado el zaperoco: la abusadora. El que estaba delante de mí sentenció “a acostumbrarse que esto es Venezuela”: el conformista. Un muchacho gritó desde atrás al de azul y al portugués que “no le faltaran el respeto a una dama”: el picapleito. La señora que estaba delante de mí repetía que “todos tenían razón”: la incapaz de tomar partido. Otra se vino de más atrás a gritarle al primer señor “tú, blanquito, vete para tu país”: la racista. Varios a coro le gritaban al portugués que para qué estaba en Venezuela, que se fuera de vuelta para Portugal: los xenófobos. La gerente de la sucursal miraba desde las cajas sin tomar partido: la inepta. El guardia sentía que se la había comido: el que no conoce sus obligaciones.

En resumen, una muestra de lo ingobernable que se ha vuelto nuestra sociedad, donde campea el subdesarrollo sin que nadie le ponga coto. ¡Qué difícil va a ser reconstruir esto!














Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Juan Griego | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES