Porlamar
22 de enero de 2018





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






El país que viene
Afortunadamente comienzan a ceder los grises y el llanto del cielo que en Margarita han contribuido a acentuar la melancolía de la clausura del ciclo solar 2017.
Manuel Narváez narvaezchacon@gmail.com

4 Ene, 2018 | Cuesta arrancar con este 2018. Cuesta un mundo desear feliz año sin que se desborde el amargo dique de tristeza que mantenemos represado con ayuda del aliviadero de los conductos lacrimales. Cuesta sincronizar cuerpo y espíritu, ajustar expectativas, definir un mapa de ruta. La página en la que consignamos los propósitos de año nuevo, permanece en blanco o está manchada con ininteligibles borrones y tachaduras.

Pero hay que seguir. Afortunadamente comienzan a ceder los grises y el llanto del cielo que en Margarita han contribuido a acentuar la melancolía de la clausura del ciclo solar 2017. También sabemos (aunque fantaseemos con esa posibilidad) que aquella frase irreverente del ya casi cincuentenario Mayo francés: “paren al mundo que me quiero bajar”, no puede entenderse literalmente. La vida siempre sigue.

Por la fuerza de las cosas, tenemos la novedad de que los ratones de fin de año no han sido etílicos sino espirituales. Frente a los primeros tenemos una vasta experiencia; sabemos cómo controlarlos y superarlos. De cara a los segundos nos falta oficio, los venezolanos no estamos acostumbrados a tanta calamidad; por esa razón no sabemos siquiera, que el nombre de ese insidioso ratón es desesperanza.

Para merecer el país que viene, para contribuir a su alumbramiento, tenemos que aferrarnos a la esperanza. Pero no se trata de una esperanza pasiva y en cierto modo bobalicona, de quienes esterilizan la voluntad propia y se entregan mansos a los designios de improbables mesías, o a la lotería de los prodigios del destino. Se trata de una esperanza activa, insumisa y hasta en cierto modo, prometeica. Se trata, como lo expresa Mibelis Acevedo, de conservar “la confianza de que contra todo trance seremos capaces de transformar lo indigno, lo feo, lo ingrato”.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Juan Griego | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES