Porlamar
20 de julio de 2018





EL TIEMPO EN MARGARITA 27°C






Ni aprenden, ni olvidan
En esta última oportunidad, el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y sus aliados del Gran Polo Patriótico Simón Bolívar (GPPSB) se alzaron con 309 de las 335 alcaldías en disputa.
José Gregorio Rodríguez | jotaerre577@gmail.com

5 Ene, 2018 | Muy pocos "analistas políticos" recuerdan en sus escritos semanales en la prensa nacional e internacional, en sus programas de radio y TV, un episodio que ha marcado el rumbo de la política nacional durante más de dos lustros, el abandono de la oposición venezolana de las elecciones parlamentarias para escoger diputados a la Asamblea Nacional del 4 de diciembre del año 2005.

El 29 de noviembre de ese año, Acción Democrática (AD) decidía retirarse de ese proceso electoral alegando falta de confianza en el Consejo Nacional Electoral (CNE). Luego anunciaría su retirada Copei, organización político partidista que primero había solicitado la posposición de esos comicios, lo cual fue rechazado por el CNE.

Inmediatamente se produjo una reacción en cadena y al retiro de AD y Copei se sumaron las organizaciones políticas de centro derecha más importantes de esos tiempos: Primero Justicia, que para ese entonces reunía en sus filas a Julio Borges, Leopoldo López y Henrique Capriles Radonski, y el hoy en proceso de extinción Proyecto Venezuela de la familia Salas de Carabobo. En esa oportunidad, para que la oposición no abandonara, el CNE anunció el retiro de los cuadernos electrónicos y de las máquinas captahuellas y, sin embargo, los líderes de los partidos políticos de oposición ratificaron su decisión de no participar. Las elecciones se realizaron y el resultado le otorgó al chavismo la totalidad de los diputados a la Asamblea Nacional. El pasado 2017, 12 años después la oposición política nacional repite la conducta y decide no participar, primero en las elecciones del 30 de julio donde se eligieron los representantes a una nueva Asamblea Nacional Constituyente (ANC) y luego, las principales agrupaciones partidistas del espectro opositor deciden no participar directamente, en la elección de alcaldes del 10 de diciembre del pasado año. En esta última oportunidad, el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y sus aliados del Gran Polo Patriótico Simón Bolívar (GPPSB), se alzaron con 309 de las 335 alcaldías en disputa. Sin embargo antes, el 15 de octubre de ese año habían participado en las elecciones para elegir gobernadores de estado, las cuales de acuerdo con los pronósticos de las encuestadoras ganarían de manera contundente. En esa ocasión se volvieron a equivocar y logaron la victoria en tan solo cinco de las 23 gobernaciones en disputa y en la "mesa" entregaron quizá la más importante: la del estado Zulia, que representa la entidad con mayor número de electores en Venezuela, obligando a convocar nuevas elecciones en las que el PSUV y sus aliados sumaron la gobernación número 19 a su cuenta electoral. Este zigzagueante comportamiento ha mermado considerablemente la credibilidad de la dirección política de la oposición venezolana y para muchos ha decretado la disolución de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), organización suprapartidista que agrupaba en su seno a la nomenclatura mayoritaria de la oposición venezolana. Cerró el año 2017 con tres importantes victorias políticas del chavismo que ampliaron su respaldo político.

Comienza el año 2018 con tres consultas electorales por realizar: la de parlamentarios regionales, la de concejales en los 335 municipios de la república y la "madre de todas las batallas", las elecciones presidenciales que en justicia deberían ser convocadas a principios del año 2019, tiempo en el cual se vence el mandato constitucional de seis años del presidente Nicolás Maduro Moros. Los jefes de la oposición venezolana, como los borbones, "ni aprenden, ni olvidan".




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES