Porlamar
22 de enero de 2018





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






Matrimonio infantil en México afecta a más de 6 millones de niñas entre 12 y 17 años
La Organización de Naciones Unidas considera que el matrimonio infantil -sea formal o informal- es una grave violación a los derechos de la infancia; pero en el país azteca, esta práctica no está penada y en algunas entidades federativas aún es legal.
AVN

Foto: CORTESÍA

Matrimonio de menores de edad preocupa al país norteamericano. / Foto: CORTESÍA

8 Ene, 2018 | Caracas. La organización internacional Save the Children (Salva a los niños), informó que más de 6 millones 800.000 adolescentes mexicanas, entre 12 y 17 años, han contraído matrimonio o viven en concubinato, en oportunidades arreglados por sus padres.

La información la dio a conocer Ivonne Piedras, oficial de Comunicación e Incidencia de la mencionada organización internacional, quien declaró a la Agencia Informativa Latinoamericana, que las parejas de las niñas y adolescentes, generalmente son hombres hasta con 30 años más que ellas.

El capítulo mexicano de Save the Children afirmó que en promedio se casan 60 veces más mujeres menores de 15 años que hombres.

Piedras explicó que la situación de los varones es distinta pues solo 14 por ciento de los niños menores de 15 años se casa con mujeres u hombres cuyas edades oscilan entre los 18 y 29 años. Según los estudios que han realizado, más del 60% de los masculinos de 15 a 17 años se une a personas de su mismo rango de edad, recoge Prensa Latina.

En algunas comunidades indígenas de este país, se pudo confirmar que los padres reciben una generosa dote al obligar a sus hijas a casarse, según publicó el sitio digital Sinembargo.mx

Lo más importante es inhibir y desestimular esta nociva tradición, no solo a través de una norma más estricta, sino también de un cambio cultural, indica Juan Martín Pérez, director de la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim), que junto a Save the Children lucha contra el problema, reseña por su parte Russia Today.

"Las leyes solo son marcos de actuación, por eso es muy importante avanzar en la batalla cultural para reconocer a las niñas como ciudadanas de pleno derecho, que pueden decidir sobre su cuerpo y su vida. Y esto pasa por los derechos sexuales y reproductivos: no solo es frenar las uniones tempranas, sino también reconocer que ellas deben decidir sobre sus cuerpos", señala.

Derechos vulnerados

Las uniones precoces violentan tres derechos fundamentales –a la educación, a la salud y a una vida libre de violencia–, sobre todo en el género femenino.

"Al casarse, muchos menores dejan la escuela. La mayoría de hombres, para incorporarse al mercado laboral en condiciones precarias o informales; y las niñas, para dedicarse a labores del hogar o debido a embarazos prematuros", indica Ivonne Piedras, oficial de Comunicación e Incidencia de Save the Children.

Estar preñadas vulnera su derecho a la salud, además de que, por esa situación, muchas son obligadas a unirse o casarse. "Una niña o adolescente no se encuentra física ni mentalmente preparada para ser madre: está en riesgo de sufrir muerte materna".

Respecto de la tercera vulneración, indica: las mujeres que se casaron antes de los 18 años viven 57% más violencia física, 61% más violencia sexual, 23% más violencia económica y 11% más violencia emocional en comparación con aquellas que lo hicieron después de los 18 años.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Juan Griego | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES