Porlamar
22 de febrero de 2018





EL TIEMPO EN MARGARITA 24°C






Bruno Mars no es Michael Jackson
El respeto por los clásicos no debería impedir ver que nuevas generaciones protagonizan, con justicia, el siglo XXI
Redacción | @elsoldmargarita

Foto: CORTESÍA Zimbio.com

Bruno Mars comparado por sus habilidades de canto y baile. / Foto: CORTESÍA Zimbio.com

5 Feb, 2018 | Hay quien vive encarcelado en el “cualquier tiempo pasado fue mejor”. Añorando el tiempo de los Jackson, Prince o la joven Madonna, mientras repiten que nunca más existirán artistas como aquellos, ni canciones tan icónicas como las que se firmaron hace 30 años. Pensar que ya nadie podrá volver a hacer esa magia encima del escenario. Pero mientras, la realidad va por otro sendero.

Sin desmerecer a los clásicos, fuera de toda duda, ya es momento de reivindicar que su recuerdo no debe nublar la realidad. En segundos a uno se le viene a la mente Beyoncé, Adele, Daft Punk, Radiohead o Justin Timberlake. Y viendo el pasado domingo la gala de los Grammys, se unen inevitablemente a esta lista Bruno Mars y Kendrick Lamar. Todos ellos son lo que algunos denominan los “nuevos clásicos”. Artistas talentosos, hijos de una industria basada en la inmediatez de lo digital pero que ha conseguido meterse, para bien o para mal, en la cabeza de todo el mundo, informó laregion.es.

Hay quien ve a Bruno Mars como un simplón vacío de alma, con solo un par de singles divertidos. A Lamar lo tachan de hip hop para modernos, raro y difícil. A Rihanna, una copia barata de Madonna. ¿LCD Soundsystem? “Por Dios, si los buenos eran Depeche Mode”. A The War on Drugs ni los conocen, y se preocupan de destacar que ni Shakira es Gloria Estefan ni Aimee Mann, Emmylou Harris. Pero la realidad es que los “nuevos”, en mayor o menor medida, han sido los triunfadores de los Grammys 2018. Por que sí, toda esa retahíla de nombres, ajenos para algunos, son el presente. Porque al igual que en la vida, lo que vale en la música es vivirla. Y algún día, esta generación será pasado, recuerdo de un momento brillante.

En los premios, Mars se llevó casi todo, desbancado a un Jay-Z que claramente tiene últimamente una relación tortuosa con los Grammys. También se quedó sin gramola “Despacito”, aunque eso no empaña el éxito de Luis Fonsi, cerebro del vídeo más reproducido de la historia de Youtube –a la hora de escribir esto, 4.766.185.090 visualizaciones–.

Seguir bailando a ritmo de “Tainded Love” o “Billy Jean” no supone negarse a saltar a la pista si suena ”That´s what i like”. El tema, ser felices.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Juan Griego | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES