Porlamar
15 de agosto de 2018





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






El carnaval del murciélago
El jefe civil, Isaac Figueroa, un fuerte defensor de la dictadura perezjimenista, y "Cosmito", su secretario, apoyaron el "carnaval del murciélago" y organizaron un desfile que recorrió al pueblo y sus alrededores, encabezado por la camioneta Ford que manejaba "Chiquito", mientras "Tito" el de "Macha" maniobraba un motor antiguo para iluminar el paso de la caravana.
Mélido Estaba Rojas

9 Feb, 2018 | Las dos calles de mi pueblo empezaban a multiplicar su entusiasmo festivo abriéndole brazos y sorpresas al carnaval de 1957, que se acercaba luego de despedir al año viejo. Los jóvenes compraban papeleticas de polvo "Sonrisa" para echárselas en cabello y cara a las muchachas hermosas y pícaras, que han sido por siempre el regalo juicioso de la naturaleza para Altagracia. Los sobrecitos costaban una locha en las bodegas de "Chucho" Cabrera y Nicolás Orta, y se tenían a punto en el bolsillo para asaltar a las muchachonas y vaciarles el contenido oloroso a tentación mundana. Félix, el de Elena Vargas, y el "Ñeco" de Elvira comandaban el equipo que cargaba agua del pozo de Emiliano para llenar tambores y repartir pecorazos del líquido entre los caminantes de Punta Brava.

Un acontecimiento inesperado rompió la regla de nuestras carnestolendas cuando Pedro Ramón -el de Natividad Estaba-, después de barajar posibilidades, se empecinó en disfrazarse de murciélago. Para ello contó con la complicidad creativa de Camilo Narváez, el único sastre que ha tenido la historia jatera, y que administraba un local cercano a La Capilla San Antonio. Para documentarse acerca de la figura, acudieron al primer diccionario que se conoció por aquellos rumbos, propiedad de Renato Marín, hombre de letras. La tarea creadora se inició con la búsqueda de un tapasol (paraguas) para despojarlo de los ganchos y conformar las alas del animal. En la tienda de Carmita Rojas consiguieron tres varas de tafetán negro, de a siete reales, para plasmar el diseño con la habilidad del sastre, que además ideó una máscara especial para rematar la cara del animalito.

El jefe civil, Isaac Figueroa, un fuerte defensor de la dictadura perezjimenista, y "Cosmito", su secretario, apoyaron el "carnaval del murciélago" y organizaron un desfile que recorrió al pueblo y sus alrededores, encabezado por la camioneta Ford que manejaba "Chiquito", mientras "Tito" el de "Macha" maniobraba un motor antiguo para iluminar el paso de la caravana. Frente a la casa de Ramón Quijada, por los lados de Chiguana, unos bellacos intentaron recibirlos a fuerza de agua, pero Figueroa se bajó –peinilla en mano-, amenazando con meter preso al que cometiera tal desatino. La comparsa estuvo además en Santa Ana del Norte, donde el murciélago fue declarado ganador absoluto del premio al mejor disfraz, seguido por "Chemané" con su traje de águila negra. El público pedía que el murciélago se quitara la máscara, y este dijo que aceptaba solo si era la reina del carnaval quien lo hiciera. La soberana actuó, descubriendo que era su compañero de clases en el liceo "Rísquez" de La Asunción. La gritería colmó la plaza nortera, allí muy cerca del "Segundo Frente", el bar más popular de esa población. Hoy, Pedro Ramón Estaba, retirado ya como pediatra después de tantos años de ejercicio, rememora sus tiempos de murciélago y se queda dormido al vaivén del chinchorro en el patio de su casa en Cumaná.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES