Porlamar
18 de octubre de 2018





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






La tarea del indio
Con esa amenaza presente, el régimen llama a un proceso electoral bajo peores condiciones que los anteriores, pues con leyes sobrevenidas resultaron inhabilitados dirigentes políticos presidenciables primero, y ahora partidos importantes de la oposición.
Marcos Tineo M. | tineo.marcos@gmail.com

11 Feb, 2018 | "Mientras la situación económica y social de los venezolanos se agrava cada día que pasa, en la materia política el juego se hace más intrincado ya que el régimen del Embustero, consciente de que tiene en su contra a la mayoría de la población, pretende que le den todo en las negociaciones con la oposición, sin ceder ni una ñinga ante ninguno de los planteamientos de su contraparte".

El tío Caballo Rojo habla con tono preocupado porque como bien dice, a su alrededor no sucede nada bueno. "Se están valiendo de todos los trucos y trampas a su alcance para eternizarse en el poder, y si fuera para bien del país no habría mayor inconveniente, pero en el curso de los últimos 19 años han demostrado que sus acciones en materia han sido desastrosas hasta el punto de acabar con la riqueza de un pueblo y, lo que es peor, sin querer rectificar para evitar reconocer su equivocadura fatal, aunque ese orgullo nos esté sepultando en la miseria y el sufrimiento".

Según Caballo, el Embustero achaca a la Muda el fracaso del diálogo, básicamente porque no aceptó reconocer la espuria e ilegítima constituyente, espada de Damocles que cuelga sobre las cabezas de los venezolanos, cuyos integrantes se abrogan el poder de cambiar la Constitución y las leyes o crear unas nuevas según le convenga al régimen, reconocer o destituir gobernantes, inhabilitar, mandar presos o expulsar a quien le dé la gana y hacer cualquier cosa que se les ocurra.

Con esa amenaza presente, el régimen llama a un proceso electoral bajo peores condiciones que los anteriores, pues con leyes sobrevenidas resultaron inhabilitados dirigentes políticos presidenciables primero, y ahora partidos importantes de la oposición.

Ante el llamado a elecciones para el mes de abril, a la oposición se le plantea el escabroso debate de participar o no en ese proceso, decisión que antes de ser tomada debe resolver varias interrogantes, entre las cuales la más sencilla es definir quién será el candidato. ¿En caso de ganar, la ANC y la Fuerza Armada reconocerán el triunfo? ¿La constituyente desaparecerá o seguirá funcionando? ¿Logrará recomponerse la unidad? ¿En caso de no participar, conseguirán impedir mediante la movilización de la ciudadanía que ocurra algo parecido a la elección de la constituyente, donde solo participó el oficialismo?

"El debate se aliña con el desespero de un sector que ve, aún con las actuales condiciones, una pequeña posibilidad de cambiar al régimen participando en los comicios; la resignación de otro sector que espera a un mesías y de otro que clama desde las computadoras por una rebelión popular. Sea cual sea la decisión, debe contar con el apoyo activo de la población. Como puede ver, sobrino, la oposición tiene ante sí la tarea del indio".




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES