Porlamar
22 de mayo de 2018





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






Insulares buscan proteínas más accesibles al bolsillo
Los neoespartanos con un sueldo mínimo no pueden escoger, como era costumbre, la inclusión de proteínas en su plato diario. Pocas son las alternativas para reemplazar a las carnes.
Martha León | @leonmartik

Foto: OLYANA MARCANO @olymarcano

Los neoespartanos encuentran opciones en la pasta de chorizo, sardinas, huevos y verduras. / Foto: OLYANA MARCANO @olymarcano

16 Abr, 2018 | Debido al alto costo de la carne y el pollo, los neoespartanos se han visto en la necesidad de buscar otras alternativas que complementen el consumo alimentario, como las verduras, hortalizas y variados granos.

Renil González, habitante de la 4 de Mayo, expresó que no está comiendo carne ni pollo "porque está prohibida para los venezolanos, lo que aún puedo comprar es sardina, huevos, y verduras. Todo está por las nubes".

Ante esto, María Leblanc, residente de Pampatar, resaltó que para sustituir la carne, consume los granos, los cuales aportan vitaminas y proteínas al organismo. "Proceso también las lentejas y las caraotas junto con trigo y hago croquetas. Mi consumo de proteínas ya no es como antes, ahora es en bajas cantidades".

Luan Carvajal, de la Carnicería "El Padrote", en el Mercado de Conejeros, refirió que debido a que los precios de la carne se sitúan entre 1 millón y 1 millón 200.000 bolívares, las personas buscan lo más accesible al bolsillo.

"Nosotros ofrecemos variedad como la pata de res, chorizo en pasta que normalmente la compran porque la hacen rendir, preparándola con papa, huevo como un perico, también hay personas que buscan asadura porque los costos de estos aún son bajos".

Ismelia Moya, pobladora del sector Doña Elisa, mencionó que las carnes son un lujo. "Están muy caras y lo que gano no me alcanza para comprarlas, mi familia son mis tres hijas y un sobrino, quienes abandonaron la universidad y buscaron trabajo, para aportar en la casa".

"El consumo diario de mi familia está entre las verduras, los carbohidratos, queso y huevo. No hay muchas alternativas, las carnes no se pueden comprar", acotó.

En visita por las carnicerías de la ciudad de Porlamar, se pudo observar que algunas estaban cerradas y las pocas abiertas no contaban con muchos compradores. De igual forma pudimos ver que hay carnicerías que optan por ofrecer al comprador variedad de carnes en combos, que llegan a tener un valor entre 1 millón 400.000 y 2 millones de bolívares, pero la realidad es: ¿quién puede tener esa cantidad para hacerlo?




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Juan Griego | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES