Porlamar
18 de julio de 2018





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






"Llegada y despedida"
Compartiendo la poesía del poeta y compositor zuliano: Rafael Ríos
Juan Ortiz

16 May, 2018 |

Llegaste a mí
después de una fuerte tormenta.
Habías perdido el rumbo,
girabas alrededor de la nada.


El mar embravecido
había batido sus olas contra ti.
Estabas llena de múltiples heridas,
tus alas rotas te impedían volar.


Llegaste a mi puerta
y tocaste tan tenue y tan silente
que apenas pude oírte.


Cuando te vi llegar,

te di la bienvenida,

no me importó la forma como estabas caída,
solo te di mi mano,
no me importó saber tu nombre,

me pediste ayuda y te la di.


Me dediqué de lleno a curar tus heridas,
fui bálsamo y ungüento aplicado en tu piel,
tu cuerpo recorrí centímetro a centímetro.


Tú irrumpiste en mi soledad.
Mi vida se volvió solo tú.


Fueron tiempos de entrega total y
absoluta,

fueron años.


Y un día al despertarme
el silbido del viento acarició mi cara,
y cuando abrí mis ojos miré la puerta abierta.


Ni un adiós,

ni una nota de triste despedida.


Te fuiste al igual que llegaste,
silente;

no escuché tu partir.


Y ahora,
¿quién curará mi herida?
si mi elixir y antídoto
te lo llevaste tú;

eres tú.


Te llevaste contigo
todas mis ilusiones.
Es verdad que la ilusión nace con alas
y vuela apenas ha nacido.


Tú has cortado mis alas.
¿Podré vivir sin corazón?
Lo estoy haciendo porque mi corazón
se fue detrás de ti.


¡He puesto cerrojo al amor!

Ruge el mar,

sus fuertes olas baten el muro,

algún día el ir y venir
romperán la fortaleza del muro.


Podrá el ímpetu del viento
avasallar el cogollo de los árboles
y arrancar con su furia su raíz
y fuerte tronco.


Podrá suceder todo.
Algún día mí pecho se abrirá
a un nuevo amor,
por mucho que no quiera, por mucho que resista,

sucumbiré al llamado de una nueva ilusión.

El amor venidero romperá mi coraza,
mi muro y fortaleza

y vendrán nuevos vientos demarcando mi norte
y nuevas ilusiones harán crecer mis alas.


Y un nuevo corazón regresará
a mi pecho.


No digas que no te amé.

No te lamentes hoy.
Ni te arrepientas mañana,

pero…,

¿será la entrega igual?
No lo sé...
Dejemos que el corazón sea quien hable y decida.
Ya lo tengo otra vez.



Poema inédito escrito en la Isla de Margarita.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Juan Griego | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES