Porlamar
18 de octubre de 2018





EL TIEMPO EN MARGARITA 27°C






La conciencia comunitaria
La subjetividad es significativa en la conciencia que el ser tenga de sí mismo, para exteriorizar y manifestar su forma de concebir metas en colectivo en el orden social y comunitario.
José Pino | Tompino65@hotmail.com

16 May, 2018 | La conciencia converge hacia el sujeto, en la existencia temporal y espacial de conocer, comprender y entender no solo al objeto, sino asimilarse a sí mismo desde su misma conciencia. En efecto, la teoría del conocimiento kantiano resalta que el sujeto construye al objeto en un encantamiento mental, por lo que la conciencia del sujeto reclama libertad y respeto a su espacio de vida.

En tal caso, Kant (2010) señala que "producir la conciencia de la libertad" dado que la libertad socialmente es cuestionada, reclama participación y protagonismo, y necesariamente hay que canalizar una emancipación libertaria del ser humano. Libertad del ser que en su desempeño, es significativa en el devenir de sus responsabilidades. Lo complejo de la categoría sobre la conciencia, si se tiene en cuenta el hecho de que debe estar imbricada de libertad para la emancipación del sujeto, se hace presente en Nietzsche (2004), quien afirma: "el placer de ser rebaño es más antiguo que el placer de ser un yo: y mientras la buena conciencia se llame rebaño solo la mala conciencia dice: yo". Nietzsche relaciona la idea de conciencia-libertad, con el ser humano convertido en rebaño que es servil en la sociedad, que pierde su autonomía y es precisamente esa falsa conciencia la que impera.

De hecho, parafraseando a Nietzsche, formamos un gran rebaño que sigue un sendero común cosificado y estandarizado que nos lleva al fracaso colectivo. En el devenir histórico-social en cuanto a la idea de conciencia, Marx y Engels (1999) formulan de manera tajante la siguiente pregunta: "¿hace falta un lince para comprender que al cambiar las condiciones de vida, las relaciones sociales, la existencia social del hombre; se modifican también sus ideas, sus opiniones y sus conceptos, en una palabra, su conciencia?". Verbigracia, en nuestra convivencia instrumental, que es una convivencia impuesta, inhumana, las condiciones de vida y las relaciones sociales de existencia del ser humano, lo llevan a no tener conciencia de sí mismo.

La subjetividad es significativa en la conciencia que el ser tenga de sí mismo, para exteriorizar y manifestar su forma de concebir metas en colectivo en el orden social y comunitario. Por ello, en el proceso social comunitario el sujeto debe estar esperanzado, tener conciencia de sus destrezas, capacidades y valorar su potencial, debe ser responsable ante su familia y comunidad de sus hechos, fruto de decisiones y comportamiento. Debe tener conciencia de su existencia.

La conciencia de sí mismo hace que el sujeto, por su propia voluntad, perciba su realidad y acepte sus desavenencias. Esa es la razón cuando Nietzsche manifiesta: "la voz del rebaño continuará resonando dentro de ti y cuando digas, yo ya no tengo la misma conciencia que vosotros, eso será un lamento y un dolor". Voz del rebaño, representada en lo cosificado, instrumental y estandarizado del positivismo.

Ya que es cierto que, aspirar rupturas desde la acción comunicativa racional, produce ensalzamiento del sujeto acompañado de aislamiento y exclusión para la participación protagónica, y por ende, dispersándose los esfuerzos para la emancipación comunitaria.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES