Porlamar
15 de octubre de 2018





EL TIEMPO EN MARGARITA 27°C






Primero como tragedia, después como farsa
Pero allí están los mismos, ignorando la decepción y el desencanto que producen, desperdiciando oportunidades como las elecciones presidenciales del pasado 20 de mayo en las que Nicolás Maduro, resultó reelecto como presidente constitucional de Venezuela y el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y sus aliados del Polo Patriótico obtuvieron la mayoría absoluta en los Consejos Legislativos de todo el país.
José Gregorio Rodríguez jotaerre577@gmail.com

5 Ago, 2018 | Al comienzo de su obra El Dieciocho Brumario de Luis Bonaparte, Carlos Marx señala que: “Hegel dice en alguna parte que la historia se repite dos veces. Le faltó agregar: primero como tragedia y después como farsa”. Apelamos a esta reflexión al buscar una explicación al comportamiento errático de la oposición venezolana de los últimos veinte años.

Sin exigir a fondo nuestra memoria recordamos: el golpe de estado del año 2002, el paro petrolero, la derrota en el referendo revocatorio del año 2004, la derrota de Manuel Rosales en 2006, las derrotas sucesivas de Henrique Capriles, primero de manos de Hugo Chávez en octubre del 2012 y luego de Nicolás Maduro en abril del 2013, la “salida”, el RR contra Maduro, la guarimba, las elecciones de la Asamblea Nacional Constituyente de 2017, las de gobernadores de octubre y de alcaldes en diciembre para completar un desastroso año 2017.

Pero allí están los mismos, ignorando la decepción y el desencanto que producen, desperdiciando oportunidades como las elecciones presidenciales del pasado 20 de mayo en las que Nicolás Maduro, resultó reelecto como presidente constitucional de Venezuela y el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y sus aliados del Polo Patriótico obtuvieron la mayoría absoluta en los Consejos Legislativos de todo el país.

Esa oposición que se debate entre quienes apuestan por una salida constitucional y electoral, los mismos que anuncian su participación en las elecciones de concejales del 9 de diciembre, seguramente con la idea de cantar fraude si los resultados no los favorecen, los que promueven el cerco económico y financiero contra Venezuela buscando un estallido social y los que llegan aún más lejos y convidan a una invasión de tropas extranjeras contra el país y su gente.

¿Qué le pasa a la oposición venezolana? Recurro al mexicano Federico Guzmán Rico, quien escribió unas líneas en relación con otras circunstancias que se me antojan apropiadas para responder esta pregunta: "En la deriva rápida de la historia unas décadas de atraso, una falta de reconocimiento del cambio de las circunstancias, lleva al enmohecimiento y al ridículo. Lo que antes eran prácticas y creencias llenas de vitalidad se convierten en rituales vacíos hablados en un lenguaje muerto.

Lo que nos evocaba horizontes al alcance de la mano, llenos de significado, pasa a ser una árida y deslucida expresión que solo produce incomodidad, falsa emoción o, directamente, risa”. Les toca escuchar a Héctor Lavoe: “Esa risa no es de locos, se están riendo de mi”.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES