Porlamar
15 de octubre de 2018





EL TIEMPO EN MARGARITA 27°C






De psiquiatra…
Contagiados de esta enfermedad que he descrito está un 10 por ciento de la población, según me manifestó un alto dirigente del Gobierno, quien también señaló que de su lado los enfermos alcanzaban a ser un 4 por ciento. Esto significa que un 14 por ciento de los venezolanos están enfermos de odio. Es una cifra extremadamente grande.
Luis Fuenmayor Toro

7 Ago, 2018 | Lo voy a colocar tal y como lo presentó en la red de Facebook su autor, a quien no identifico no porque sea un secreto, pues lo publicó con su nombre y apellido, sino porque no me interesa el autor sino revelar la existencia de un comportamiento enfermizo en una parte de los venezolanos. Como este ciudadano hay muchos en la red e incluso peores, que llegan a amenazar de muerte a quienes les discutan sus planteamientos.

"Venga la invasión fusil en mano a dar cacería contra jefes comunistas y rebélense los subalternos y apunten y usen su fusil sin miramientos contra el alto mando rojo y en defensa del pueblo, si no lo hicieran deberán ser tenidos como traidores vendidos a Cuba que actúan contra su propio pueblo y merecen ser pasados por las armas. Aquí todos deben pedir la captura, juicio y fusilamiento de los jefes del régimen comunista criminal, esa sí es la salida contra el comunismo. Solo tienen dos opciones: una es la que acaban de leer para obtener la libertad; o la otra es morir como borregos y como cobardes que no quieren pedir en las calles la invasión armada hasta que se logre incluso con la muerte de los verdugos y corruptos comunistas que se opongan".

Lo escribió refiriéndose a Nicaragua, pero lo ha escrito muchas veces refiriéndose a Venezuela. Y de la misma manera se pronuncia contra los cubanos de Fidel, Raúl y del actual presidente; los bolivianos de Evo, a quienes considera consumidores permanentes de cocaína desde que nacen; a los argentinos de Cristina y los brasileños de Lula y Dilma. Extiende esta postura de erradicación total y limpieza, al estilo nazi o israelí en Gaza, a los chinos y a los rusos de hoy, por su historia y por sus relaciones comerciales con los chavecos; a los iraníes, a los sirios que están del lado de Bashar al Asad, es decir la mayoría. Es gente que opina que López Obrador es un discípulo directo y favorito del Che Guevara, al que hay que matar, y que el colombiano Petro era más cercano a Chávez que Rafael Ramírez, por lo que debía perder y deberían, por lo menos, meterlo preso en Colombia. Son seres que ven en Trump a un vacilante, que le da la mano a Putin y que no acaba de invadirnos para sacarnos de la actual pesadilla.

He discutido con este rey del teclado de la red en varias ocasiones y, curiosamente, en las discusiones tenidas no puedo decir que se haya comportado groseramente conmigo, nunca me ha ofendido ni amenazado, más allá de ser muy crudo en sus posiciones. Pero lo presento, porque significa que una parte de los opositores está enferma de odio y cree que la solución pasa por la desaparición del chavecismo del escenario político venezolano. En esto coinciden con algunos de los más radicales líderes opositores, aunque los dirigentes se cuidan más en decir exactamente lo que piensan que quienes no lo son. Consideran al narco expresidente Uribe, hombre con las manos manchadas de sangre de muchos colombianos, como el adalid de las luchas por la democracia y la libertad de los pueblos de América Latina. Contagiados de esta enfermedad que he descrito está un 10 por ciento de la población, según me manifestó un alto dirigente del Gobierno, quien también señaló que de su lado los enfermos alcanzaban a ser un 4 por ciento. Esto significa que un 14 por ciento de los venezolanos están enfermos de odio. Es una cifra extremadamente grande.

Esta gente no razona ni piensa, no se puede hablar con ellos, el odio les sale por los poros y aplauden el peor de los tratos para con los adversarios, que realmente son enemigos a muerte junto con sus familiares. ¡Cuidado! Y nos contagiamos y embarcamos en una lucha fratricida de la que ninguno saldrá ganando y mucho menos Venezuela.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES