Porlamar
10 de diciembre de 2018





EL TIEMPO EN MARGARITA 26°C






Sanación Energética mental y emocional
Siempre hay que buscar el lado positivo a los individuos y a las situaciones, ampliar el conocimiento de las realidades que las constituyen.
Ricardo Berroterán

7 Ago, 2018 | Continuando la presentación de esta técnica se mencionará al reino madera según los chinos o elemento tatwa fuego según el ayurveda hindú cuya energía-pensamiento está ligada al hígado, la vesícula y al resto de las vías biliares.

Su característica psicopatológica fundamental es la rabia y se asocia al odio, la crítica, la hostilidad encubierta o disimulada y el irrespeto hacia los demás.

Para ello es necesario evitar o no utilizar la crítica, la compañía de personas o ambientes donde predominan estas circunstancias y frecuentar lo contrario a personas y entornos donde se acepten las diferencias y se respete a las personas.

Generalmente estas situaciones se asocian a confusiones, malos entendidos y falta de conocimiento sobre normas, leyes y procedimientos de los procesos que caracterizan los controles de funcionamiento de cualquier sistema en general, sea este grande o pequeño.

Siempre hay que buscar el lado positivo a los individuos y a las situaciones, ampliar el conocimiento de las realidades que las constituyen, describirlas y despojárlas del criterio del juicio generalizado de que es bueno o malo, para poder comprenderlas verdaderamente. Esto conducirá al desarrollo de la paciencia y la tolerancia, lo cual nos hará semejante a los tallos y ramas de los árboles como el bambú que sin partirse se desplazan de un lado al otro según la direccionalidad del viento. Seremos más flexibles y siempre encontraremos respuestas asertivas

Se pasará a describir a continuación al reino fuego de los chinos y al elemento tatwa éter de la tradición ayurveda-hindú y aquí nos encontramos con su comportamiento patológicamente habitual que es la soberbia y el orgullo. Abarca al corazón, al intestino delgado, la circulación y al sistema hormonal.

Su energía pensamiento se expresa en la actitud de considerarse superior o mejor que los demás, la ostentación y la humillación a las personas que lo rodean.

Lamentablemente existen mentes que están programadas para ello y esto dificulta bastante su transformación. Lo mejor para esto es frecuentar grupos de personas y ambientes donde haya diversidad de culturas, religiones y modelos de vida, en los que el reconocer los valores, costumbres y principios de los demás sean una metodología constante.

En estos menesteres es necesario aumentar la comunicación, compartir e intercambiar principios y leyes que conduzcan a comportamientos comunes de supervivencia y terminar de comprender que solamente la conciencia del estar juntos para siempre como familia, grupo, país o humanidad es lo que nos incorporará al camino de la felicidad.

El poder del verbo y la palabra es aquí muy importante. La biblia lo dice en el génesis cuando presenta al verbo creando todas las cosas y cuando dice que lo que sale de la boca es lo que enferma.

Así seremos creadores de lo que no existe, nos reprogramaremos hacia sistemas mejores de vida, llegaremos a la humildad, la sencillez y a la necesaria visión de que somos universales y todos somos uno.

Aquí es necesario sustituir la actitud de individualismos o grupos y entrar en la creación de realidades que sean capaces de resolver todos las limitaciones y sufrimientos de la humanidad.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES