Porlamar
17 de octubre de 2018





EL TIEMPO EN MARGARITA 27°C






El magnicidio
Los responsables ejecutaron todo lo que tenían planificado para lograr su objetivo, con tan mala suerte para ellos, que fracasaron, gracias a Dios y a la actuación de los especialistas en nuevas tecnologías, quienes lograron desviar las naves cargadas de explosivos del blanco, nada menos que la tribuna presidencial.
Mireya Mata/ mireyamatanota@gmail.com

8 Ago, 2018 | Ya llegaron a lo último, intentaron matar al presidente Maduro, al alto mando militar y a las cabezas de los poderes públicos. Lo que se dice una masacre contra el Estado. Es exacto el calificativo que se le da a esta acción violenta, que tuvo lugar el pasado sábado 4 de agosto, en la celebración del 81 Aniversario de la Guardia Nacional Bolivariana: Magnicidio en grado de frustración.

Los responsables ejecutaron todo lo que tenían planificado para lograr su objetivo, con tan mala suerte para ellos, que fracasaron, gracias a Dios y a la actuación de los especialistas en nuevas tecnologías, quienes lograron desviar las naves cargadas de explosivos del blanco, nada menos que la tribuna presidencial. Sin embargo, hubo 7 oficiales de la GN heridos y daños materiales, inclusive a un edificio cercano donde estalló uno de los drones. El otro elemento se refiere a los autores materiales, quienes ya están detenidos y los intelectuales identificados, el mayor de ellos, el propio presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, quien no ha ocultado su trabajo, su finalidad y su satisfacción, salió con su cinismo acostumbrado a negar los hechos.

Allí también está metida la ultraderecha venezolana, en alianza con la oligarquía bogotana y los bandidos que se refugiaron en Florida, EEUU, quienes representan la cuota de lacayos del imperio. Están desesperados ante la inminente puesta en práctica del programa de crecimiento y recuperación económica, anunciado por el presidente Maduro el próximo 20 de Agosto. Para evitarlo, estos terroristas pretenden llevar al país a un caos, por la vía de la violencia. No podrán con nosotros.

La despreciable oligarquía colombiana, es la oscura fuerza que nos acosa y cínicamente niega su responsabilidad en los hechos, exigen hasta una satisfacción para la persona de su Presidente. Si el que salió es malo, el que llegó es peor, de manera que nos adherimos a la petición de nuestro camarada y amigo Iván Pérez Rossi: “Ya no hay excusas se la pusieron bombita. Vamos a cerrar definitivamente frontera con el país que secularmente ha sido nuestro enemigo que no pase ni siquiera una hormiga y vamos a romper relaciones diplomáticas con un gobierno que lo que siempre hace es agredirnos”. Y dice uno: ¡No se puede actuar con tanta lenidad ya que se amerita un verdadero rigor de la justicia ante tales situaciones. De lo contrario se estimula la repetición y lo que peligra es el Estado mismo y la Nación toda! Vamos Nico.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES