Porlamar
15 de octubre de 2018





EL TIEMPO EN MARGARITA 27°C






¡Ay Jalisco, no te rajes!
Una de las cosas que condujo a la derrota de Peña Nieto fue haber entregado a las trasnacionales la industria petrolera mexicana, el desmembramiento de PEMEX, el control del Golfo donde existen reservas incalculables de crudos convencionales y gas.
Félix Roque Rivero/roque.felix@gmail.com

9 Ago, 2018 | Andrés Manuel López Obrador (AMLO), acaba de ganar las elecciones presidenciales mexicanas. Obtuvo más de32 millones de votos, para un 53.1%. Es decir, el moreno de Morena, logró una victoria aplastante, lo que le dará mayoría en el Congreso y en las gobernaciones. Pudiera pensarse que gobernará “cómodo”.Sin embargo, la realidad parece evidenciar un panorama bien distinto, más allá del entusiasmo y la alegría que para el sufrido pueblo de México y para América Latina tiene el triunfo de Andrés López Obrador.

Según Informe del Banco Mundial de abril 2018, el crecimiento del PIB mexicano se redujo en un 2% ante las incertidumbres causadas por la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte. Una deuda externa que supera los 182 mil millones de dólares. Para el año 2006, época de Felipe Calderón, existían en México cuatro grandes y poderosos carteles: el de Sinaloa, de Juárez, del Golfo y la Familia Michoacana. A la presente fecha, esos carteles se han reagrupado y, apenas dos (Sinaloa y los Zetas) controlan el 80% del mercado de la droga.

El narcotráfico le genera a México ingresos de 320.000 millones de dólares por año según la Oficina de la ONU. Tarea nada fácil lidiar con este poderoso ejército de delincuentes.

Según el Registro Nacional de Personas Extraviadas y Desaparecidas, en los gobiernos de Felipe Calderón y Peña Nieto, en México hubo 234.996 desapariciones y asesinatos de personas. El ejemplo más trágico tal vez sea el de los 43 estudiantes desaparecidos hace ya cuatro años en Ayotzinapa y cuyas madres deambulan por las calles reclamando justicia, asunto que AMLO tendrá que afrontar.Otro de los temas que Andrés López tendrá que manejar y responderle a su pueblo, es la política que seguirá ante el Gobierno de Donald Trump, la construcción del muro en la frontera, la política migratoria, la separación vergonzante y criminal de miles de niños de sus padres, el empleo de braceros mexicanos y las remesas en dólares.

Una de las cosas que condujo a la derrota de Peña Nieto fue haber entregado a las trasnacionales la industria petrolera mexicana, el desmembramiento de PEMEX, el control del Golfo donde existen reservas incalculables de crudos convencionales y gas.

No conforme con lo anterior, Peña Nieto entregó al capital privado mexicano y extranjero la generación y venta de energía eléctrica, pudiendo estas utilizar para ello, la red pública nacional. Extrañamente, AMLO ha declarado que “él no va a tocar la Reforma Energética”. Eso lo puede alejar de su “México lindo y querido”. A todo esto agreguémosle los elevados índices de corrupción. Como pude verse, no es concha de ajo con lo que tendrá que lidiar el compañero presidente que en diciembre próximo asume la primera Magistratura de México. Por eso, ante lo complejo de las tareas futuras, solo resta pedirle al carismático AMLO, como dice la canción de Manuel Esperón: ¡Ay Jalisco, No te Rajes!




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES