Porlamar
19 de noviembre de 2018





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






Prohibido denunciar verdades
Earle, disciplinado militante, destacado por lo dura y clara de su lengua para recordar los errores del liderazgo de la cuarta, comenzó a decirle al liderazgo de la quinta dónde estaban y cuáles eran las troneras del techo oficialista.
Ángel Ciro Guerrero / angelcirog@hotmail.com

7 Sep, 2018 | No tiene por que extrañarnos lo que acaba de ocurrirle al buen amigo, colega periodista y mejor cuentista, Earle Herrera, viejo comunista, de lectura y raciocinio, no de aluvión ni de quince y último.

Hace poco, en declaración pública reconoció que sus camaradas del Psuv enchufados en el gobierno y en la asamblea constituyente cubana que impera en su país, mi país, nuestro país, lo estaban dejando de lado, solo, fané y descangañado, como se retrata en "Cambalache", el tango inmortal.

Todo porque la cúpula oficialista le habría solicitado opinase, a "calzón quitao", sobre las innumerables fallas del gobierno de Maduro, para intentar construirle una imagen de efectividad ante la pésima que se ha ganado en la opinión pública.

Earle, disciplinado militante, destacado por lo dura y clara de su lengua para recordar los errores del liderazgo de la cuarta, comenzó a decirle al liderazgo de la quinta dónde estaban y cuáles eran las troneras del techo oficialista, que ya no aguanta tanta piedra lanzada desde distintas partes, incluyendo alguna bolondrona proveniente de las propias filas pesuvistas.

No pasaron muchos días desde que Earle se las cantó, en privado, a los altos funcionarios recomendándoles, como buen profesor, que también lo es, que se preocuparan primero por entender y luego poner en sana práctica la lección posiblemente aprendida.

Pero, ni lo uno ni lo otro, sino todo lo contarlo, sucedió con tan irresponsables alumnos. Dos de ellos, una que fue ministra, y otro "novel ministro", antes que aceptar tantas verdades, todas dolorosas y ciertas, lo que hicieron fue gritar que con amigos como el que ¿era moderador del Kiosko Veraz, en el Canal 8? la revolución no necesitaba enemigos.

Hasta aquí lo dicho, palabras más, palabras menos, por el desafortunado crítico que, sincero, se ganó el desprecio, la ofensa y el severo pase de factura, que se traduce en ostracismo interno y, cuidadito si no en expulsión y exposición al escarnio público; o que termine involucrado en cualquier acto desestabilizador, calificado de terrorista de derecha, y figurando en la lista de buscados enemigos de la patria.

Esta práctica ocurre a diario en los régimenes que, como el cubano, imitan al ruso, chino, vietnamita o norcoreano.

El disidente, aunque haya sido fiel defensor de la revolución, en el campo de las letras y el periodismo, caso de Earle, que implosiona ante tanto error, horror, corrupción, ineficacia y bolalibrismo en el manejo de la república, tiene marcado su castigo.

Aquí, afortunadamente, no hay paredón, como en La Cabaña de La Habana, donde Raúl Castro y el afamado Che Guevara fusilaban o torturaban in extremis al enemigo ideológico, tan igual que al partidario de la revolución, pero no de sus fallas y atrocidades.

Sobran los casos renombrados: Reinaldo Arenas, el más terrible por su significado, que terminó suicidándose en Nueva York, aunque ya había sido fusilado moralmente en Cuba, desde donde lograra escapar, vía Mariel, hacia los Estados Unidos.

Por tanto, y con mucho respeto hacia Earle y su valiente postura, nos atrevemos a felicitarle porque actúa tal cual debe hacerlo todo buen periodista, cuya misión suprema es descubrir y decir verdades.

Y como en el actual régimen que él ayudó a construir, porque pensó igual que muchos que la revolución llegaría para evolucionar y no involucionar, para construir y no destruir, para formar y no embrutecer, y especialmente para respetar las libertades de pensamiento, expresión e información, lo protagonizado por este buen patriota muestra que aún queda gente seria, responsable y defensora de Venezuela en el cada vez más solitario campo rojo.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES