Porlamar
18 de diciembre de 2018





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






CPI puede condenar a Maduro, pero no a un gringo
Trump sigue amenazando con la intervención militar, alegando que "Todas las opciones están sobre la mesa, las fuertes y las menos fuertes, y ya saben lo que quiero decir con fuertes”.
Reinaldo Silva

2 Oct, 2018 | Los cancilleres de Argentina, Chile, Colombia, Paraguay, Perú y Canadá presentaron ante la ONU una solicitud de intervención de la Corte Penal Internacional (CPI); donde plantean ejecuciones extrajudiciales, torturas y detenciones arbitrarias en Venezuela y señalan a Maduro por haber cometido crímenes de lesa humanidad. Esta demanda permite activar el artículo 14 del Estatuto de Roma referido a crímenes de lesa humanidad perpetrados en terceros países.

Trump sigue amenazando con la intervención militar, alegando que "Todas las opciones están sobre la mesa, las fuertes y las menos fuertes, y ya saben lo que quiero decir con fuertes”.

Por su parte en el procedimiento ante la CPI, en el marco del Estatuto de Roma, el Fiscal de la Corte cumple un rol estelar, toda vez que tanto los Estados parte como el Consejo de Seguridad le pueden remitir por escrito un caso, para que luego de efectuado el examen preliminar, la Fiscalía determine si efectivamente dicho caso amerita activar el mecanismo previsto ante la Corte; situación que consideramos se activaría de inmediato por el interés de dañar a nuestro Presidente; este es el procedimiento a seguir contra “cualquier ciudadano”; pero hay intocables que están excluidos de esta normativa, y es cuando la investigación se trate de un ciudadano norteamericano; estableciéndose que “ningún caso iniciado contra un ciudadano norteamericano que participe en el marco de las misiones de paz, podrá ser tramitado ante la CPI”; Estados Unidos indica que “no va a brindar cooperación militar a ningún Estado que sea parte de la Corte Penal Internacional y, que se reserva el derecho de rescatar a ciudadanos norteamericanos que vayan a ser juzgados en la CPI, término que se utiliza y que puede ser llevado a múltiples interpretaciones, pues conlleva una acción que podría implicar el uso de la fuerza.

Por esta situación los militares que se encuentran en “misiones de paz” en distintas partes del mundo, incluido Colombia, pueden abusar, violar y asesinar a quien les dé la gana, porque cuentan con esa patente de corso; y son múltiples las denuncias que a diario nos llegan desde nuestros hermanos colombianos al respecto.

Pero desde nuestro país, la mayoría de los venezolanos estamos dispuestos a enfrentar cualquier situación que atente contra nuestra estabilidad democrática, aunque nos cueste la vida.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES