Porlamar
22 de octubre de 2018





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






Niños incursionan en el mundo de la locución
El objetivo principal del taller es desarrollar las habilidades para comunicarse con fluidez, seguridad y efectividad en diferentes aspectos de nuestra cotidianidad.
Raquel Llovera | @rakelloveras

Fotos: OLYANA MARCANO @olymarcano

Niños y adolescentes afirmaron que la locución les permite crecer tanto personal como profesionalmente. / Fotos: OLYANA MARCANO @olymarcano

4 Oct, 2018 | Los planes vacacionales que solo prometen divertir y entretener a los chamos de hoy ya son cosa del pasado. El ingenio y las destrezas que poseen los niños y adolescentes de la actualidad, les permiten lograr resultados inimaginables incluso en actividades que antes se creían eran solo para adultos.

Tal es el caso de “Yo quiero ser locutor”, un curso que se dicta solo durante el periodo vacacional de agosto y que lleva 15 años desarrollando Yolanda López junto a su esposo Luis Arenas y el equipo de locutores de diferentes emisoras de la región insular, que siempre están dispuestos a brindar el apoyo para que los niños conozcan y se desenvuelvan en el medio radial.

López reseñó que el taller cuenta con niños y adolescentes en edades entre 7 y 17 años y el propósito es formar a futuros locutores, brindándoles las herramientas necesarias, por ello llevan a los alumnos a diferentes emisoras de la isla de Margarita, donde tienen la oportunidad de contar con el apoyo de los locutores para la formación de los niños en el área radial.

La receptividad de los niños ha sido buena, según explicó López,n y agregó que al inicio del curso se les da una charla sobre el “bullying” para así fomentar el respeto entre los muchachos ante las variadas dificultades que pudieran tener los niños al expresarse. “La idea es que aprendan y no se burlen de sus compañeros”.

Balbi Romero, de 16 años, dijo que le encantó el curso porque desde muy pequeña le ha gustado el mundo de la comunicación social. Comentó que la experiencia le enseñó muchas cosas maravillosas, la ayuda a tener confianza en ellos mismos y los ejercicios de articulación son muy buenos para mejorar las maneras de expresarse.

Sebastián Ramos, de 13 años, detalló que su experiencia le sirvió para articular las palabras. El joven agregó que desde los 10 años ha querido ser un “youtuber” para conocer a muchas personas, hacer presentaciones de comedia y los seguidores lo disfruten. Le encantó el contacto con el locutor Pepe Vásquez porque les dio palabras de aliento y fue un momento muy bonito.

Marcelo Rodríguez, también de 13 años, resaltó que para él el curso es una herramienta fundamental en su desarrollo personal. Se describe a sí mismo como una persona con miedo escénico, y este proyecto le ha enseñado mucho a soltar ese temor al presentarse en público. Sostuvo que al intervenir en la radioemisora La Mega sintió mucho miedo por ser el primero, pero fue una experiencia muy agradable y no le dio pánico.

Dioreón Aguilera, de 15 años, puntualizó que es una práctica muy bonita porque lo ayudó a desenvolverse mejor en el canto. En su caso está realizando un curso de cuatro y guitarra y con ese recorrido por el mundo de la comunicación ha aprendido a expresarse. Añadió que lleva cuatro años participando en el proyecto de locución para niños con Yolanda López.

Rebecca Soler, de 12 años, dijo que el curso fue un aprendizaje muy bonito, sobre todo las visitas a las emisoras del estado porque es impresionante ver lo que sucede detrás de las consolas digitales y como hacen la parte técnica. Añadió que se siente afortunada de pertenecer al grupo de niños locutores.

Valery Hernández, de 15 años, destacó que cuando entró a “Yo quiero ser locutor” sintió muchos nervios al principio porque no sabía lo que iba a pasar puesto que es muy tímida. Hernández dijo que la gran unión entre sus compañeros los ha llevado a sentirse una familia. Le pareció interesante narrar las noticias deportivas declarando que no es su fuerte pero le encantaría intentarlo algún día.

ORGULLO

Por su parte, los padres y representantes al ver a sus hijos sobre el escenario, expresaron sentirse muy complacidos de que en Nueva Esparta desarrollen actividades que sirven para que los pequeños vayan soltando ese miedo que significa hacer una presentación en público, y maduren en el ámbito personal y profesional.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES