Porlamar
26 de mayo de 2019





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






San Fernando pide reparen incesante mal
Pedro Suárez, vecino afectado, indicó que niños, jóvenes y embarazadas se exponen a enfermedades en la calle Virgen del Fátima.
Martha León | @LeonMartik

Foto: CORTESÍA

La vertiente de agua que se empoza en la calle Virgen de Fátima del sector de San Fernando, afecta las siembras y animales al igual que a los vecinos que deben tolerar los malos olores y malestares al momento de transitar. / Foto: CORTESÍA

18 Oct, 2018 | Vecinos de San Fernando, en Los Robles, municipio Maneiro, se ven constantemente expuestos y amenazados a los malos olores, enfermedades y contaminación producto de las aguas servidas que brotan por dos tuberías hacia la vía principal que comunica las diferentes comunidades de la zona.

José Gómez Jiménez indicó que ese problema tiene alrededor de cuatro meses y ya están cansados de esta situación. Han llamado a la Hidrológica del Caribe (Hidrocaribe), porque la pérdida de agua que hay en el sector es grave y tiene muchos meses sin que los entes competentes tomen acciones al respecto.

“En la zona por donde se encuentra la vertiente de aguas negras, nos vemos obligados a pasar por el terreno para no ser bañados con esa agua insalubre y agarrar una infección”.

Por la zona pasan los carros muy rápido, sin pensar en los transeúntes y los inconvenientes a los que se exponen las personas que caminan cerca de esas aguas.

“Queremos y exigimos que nos ayuden a resolver ese problema de las aguas negras y arreglar las rupturas de las tuberías de agua blanca”, explicó el vecino de la zona.

Francisco Dorante describió como caótica la situación, donde cada vez que hay agua es peor y a su juicio todos los involucrados en resolver el problema “brillan por su ausencia”.

Dorante explicó que el alcalde Morel David Rodríguez ya está al tanto de la situación e incluso ha enviado el camión vactor, pero no ha servido porque tiene que drenar la arenilla que le queda por dentro a las cloacas. A su juicio este problema surge de las tuberías que colocaron en Renacer, que por ser pequeñas y de menor diámetro, colapsan.

Edgar Lunar, habitante de Mundo Nuevo, quien se ve obligado a pasar varias veces por el lugar, mencionó que por cruzar la vertiente, le salieron unas llagas en sus tobillos, “que aún no se han curado”, y por no poseer carro tiene que lavarse al llegar a su casa.
“Son muchas los choferes inconscientes que esperan que uno esté cerca de esas aguas para pasar rápido y bañar a los transeúntes que caminan por el lugar".

Pedro Suárez, líder comunitario de San Fernando, enfatizó que el bote de agua tiene más de un año. Afirmó que habló con José Palazón, director de Hidrocaribe, quien le dijo que no ha visto el bote de agua limpia que está en esa calle, “después me dijo que no hay con que hacer el trabajo y luego que no tienen vehículo que lleve al personal para hacer el trabajo. Esas fueron las tres excusas que me dio, y esas mismas respuestas las recibí de quien estuvo antes en este ente”.

AGUAS NEGRAS

En cuanto a la problemática de las aguas servidas, son cuatro meses fluyendo hacia las aceras. A juicio de Suárez, salen de una tanquilla que está dentro de la casa de Francisco Rosas, quien trabaja en la gobernación. Los habitantes de esa residencia alegan, según Suárez, que esas aguas vienen de las viviendas de arriba, “pero el fin
de semana pasado lo comprobamos, lo tapamos y la tubería de las casas colapsaron”.
“Esta situación es insoportable, yo tengo niños pequeños y esas aguas servidas cruzan por detrás de mi casa, se terminan empozando en una zanja, es intolerable y horrible el olor, debido a que no corre el agua, es un criadero de zancudos muy grande que puede enfermarnos de paludismo o cualquier otra cosa”, exclamó Suárez.

Detalló que el fin de semana, por desesperación, él junto a otros vecinos tomaron la decisión de tapar los tubos y se dieron cuenta que si eso no tiene que ver con ese problema, “¿por qué se les inundó la casa, cuando tapamos los tubos?, me pregunto, y ¿por qué se rebosaron las tuberías de la casa?”.

“Tengo entendido que obras públicas, la alcaldía o la gobernación, al momento de meter las tuberías solo deja el cachimbo al frente de la casa para que los dueños de la vivienda se empalmen, ¿qué les pasó a ellos que no lo hicieron? Si no inventan nada por resolver, vamos a volver a tapar esos tubos, ellos no soportan esos hedores, ¿nosotros si debemos?. Ya basta, ellos no quieren buscar solución”, puntualizó el afectado.

Una vertiente de esa agua llega a 120 metros, por la calle Virgen del Fátima, exponiendo a niños, jóvenes, embarazadas a enfermedades porque en esa calle el agua se empoza y no corre, haciéndose insoportable la fetidez.

Por otra parte Suárez también señaló que sembraba berenjena, tomate, ají entre otros vegetales en una parcela de la familia, y por allí cruza el agua negra y esos productos de la tierra están malos, se pudren por dentro, de igual forma recogieron los patos y pollos que tenían porque ya no saben si pueden consumirlos.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES